Desayuno con semillas chia y fresas

Desayuno con semillas chia y fresas

 

¿Y si no desayuno café con leche y tostadas qué desayuno? Esta es la pregunta que me hace prácticamente toooodo el mundo, clientes, amigos, familiares, todos. Es impresionante como algunos patrones se fijan tan férreamente en nuestro día a día.

El desayuno es una comida importante, como todas las demás. Se sale del ayuno nocturno y lo mejor es aportar alimentos alcalinizantes y nutritivos. El café acidifica, la leche también y provoca osteoporosis, el plan blanco no nutre y acidifica y el gluten genera inflamación, el azúcar y las mermeladas también roban el calcio de los huesos… El típico y adorado café con leche y tostadas no es el mejor desayuno, ¡qué le vamos a hacer!

Algunos ejemplos de desayunos sanos y completos son:

  • Medio litro de licuado verde que incluya hojas verdes (por su aporte proteínico) como la acelga, el repollo, las espinacas, la lechuga romana etc
  • Un cuenco grande de frutas troceadas con una cucharada grande de semillas de lino recién molidas
  • Gachas de copos de avena o de trigo sarraceno o arroz integral o quinoa con frutas y frutos secos y leche vegetal
  • Batido verde
  • Pudding de semillas Chia

Estos son mis desayunos favoritos. Hoy os voy a presentar a un diamante del mundo de las semillas que se está volviendo muy popular: las semillas Chia. Estas semillas  son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 de origen vegetal. Cuando las semillas de chía se combinan con líquido (como agua, zumo o leches vegetales), forman un gel debido a la fibra soluble que contienen, lo que nos ayuda a sentirnos llenos por más tiempo y también a retrasar el aumento azúcar en la sangre.

A las semillas de chía se le atribuyen 2 veces la proteína de cualquier otra semilla, 5 veces el calcio de la leche entera, además del boro, mineral que ayuda a la absorción del calcio en los huesos, 2 veces la cantidad de potasio de los plátanos, 3 veces más antioxidantes que los arándanos, y 3 veces más hierro que las espinacas, a parte de grandes cantidades de ácidos grasos esenciales omega 3. También es fuente de magnesio, manganeso, cobre, niacina, zinc y otras vitaminas.

Y el pudding que he desayunado esta mañana no puede ser más sencillo

3 cucharadas soperas de semillas de chía

1 taza de zumo de naranja recién exprimido (puede ser leche de almendra o de avena, quinoa o avellana…)

5 fresas

1 cucharadita de sirope de arce

Mezclar las semillas y el zumo. Dejar reposar unos 10-15 minutos. Remover de vez en cuando. Se va formando la consistencia gelatinosa que le hace parecer un pudding. Cuando haya espesado añadir las fresas y la cucharadita de sirope.

Y ¡el desayuno está servido!

Que lo disfrutéis

Love

Eva

 

 

Soy Eva Bargues, te ayudo a recuperar tu energía y tu vitalidad, a mejorar tu aspecto y tu salud a través del Coaching Nutricional y de Salud. Pon FIN a tus problemas de ansiedad con la comida, a tu lucha con tu peso y a tu cansancio crónico. Me encantará ayudarte.

More Posts - Website

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies