¿Te apuntas a la dieta proteínica para conseguir adelgazar? 5 razones para que cambies de opinión

dieta proteínica

¿Te apuntas a la dieta proteínica para conseguir adelgazar? 5 razones para que cambies de opinión

Has cogido algo de peso y te planteas hacer una dieta para perder los kilos que has cogido. Buscas en internet, preguntas a una amiga y tras valorar todas las opiniones, tomas una decisión: harás una dieta proteínica.

Y es que esta dieta es capaz de hacerte perder peso en poco tiempo y sin mucho esfuerzo. O eso promete. O eso es lo que parece porque ¡Ojo! las dietas proteínicas y restrictivas tienen consecuencias catastróficas para tu cuerpo y tu salud.

Para ayudarte a tomar la mejor decisión en cuanto al camino más efectivo para perder peso, quiero que aprendas las consecuencias de este tipo de dietas para que puedas tomar la mejor decisión para ti misma.

5 Consecuencias de la dieta proteínica y restrictiva

La dieta proteínica es aquella en las que se priorizan las proteínas cada día (osea carne de todo tipo, pescado y huevos. y en el peor de los casos polvos proteínicos en sobre de diferentes marcas), dejando como secundarios, e incluso eliminando, el resto de nutrientes necesarios en nuestra dieta (frutas e hidratos de carbono).

Este tipo de alimentación se aleja, y mucho, del tipo de alimentación equilibrada que necesitas. Además, si en el plan que te propongas seguir tienes que reducir al máximo (o incluso eliminar) algún tipo de alimento natural, lo único que estarás consiguiendo es alterar a tu cuerpo y lo que necesita.

Si aún así sigues planteándote la posibilidad de seguir una de estas dietas, aquí tienes los riesgos y consecuencias a los que te estarás exponiendo.

1. Falta de nutrientes

Si no le das a tu cuerpo lo que necesita, este dejará de funcionar correctamente. Es así de sencillo.

El principal problema de las dietas restrictivas es que pueden llegar a modificar el funcionamiento de nuestro cuerpo. Y esto, se manifiesta con síntomas que muestran que existe una enfermedad o dolencia, que a veces llega para quedarse.

La escasez de frutas, verduras o legumbres ocasionará una deficiencia de nutrientes.

Te lo digo yo que estuve a punto de perder todo el cabello (se me cayó la mitad) por desnutrición después de una de estas dietas)

2. Pérdida de masa muscular

Con este tipo de dietas, aunque creas lo contrario, terminarás perdiendo masa muscular. ¿Por qué ocurre esto? Sencillo: si restringimos los hidratos de carbono, nuestro cuerpo no podrá contar con ellos para obtener energía. Entonces, activará un mecanismo por el cual el cuerpo destruirá parte de la masa muscular para obtenerla.

Es por esto que, en cuanto dejes la dieta, además de volver a coger los kilos que has perdido rápidamente en forma de grasa, tendrás menos fuerza y te sentirás más fatigada.

3. Cambios en el metabolismo

Unido con la anterior consecuencia, este tipo de dietas lo único que conseguirá es que tu metabolismo se ralentice.

Si desequilibramos nuestro cuerpo con subidas y bajadas bruscas de determinados nutrientes, restringiendo calorías y aumentando el esfuerzo que tu cuerpo tiene que realizar, lo primero que hará es descolocarse.

Tu cuerpo no está preparado para este tipo de “sorpresas”, por lo que intentará protegerse de todos estos altercados ralentizando tu metabolismo.

De esta manera, se asegurará que tiene la suficiente grasa para sobrevivir a lo que pueda estar ocurriendo en el exterior.

Lo peor de esto es que los cambios en el metabolismo pueden mantenerse incluso mucho después de terminar tu dieta, por lo que en cuanto vuelvas a tu alimentación normal, comenzarás a coger mucho más peso que antes.

4. Sobreesfuerzo orgánico

Un excesivo consumo de proteína hará que tu cuerpo entre en un estado de sobreesfuerzo alimentario. Tu organismo no será capaz de asimilar toda la proteína que pretendes consumir, por lo que optará por deshacerse de todo lo que pueda. Y esto, tiene unos efectos secundarios para ti: aumento de ardor y reflujo en tu estómago y sobrecarga de tu hígado y riñones al tener que eliminar una cantidad elevada de metabolitos.

Si el aumento de proteínas es prolongado en el tiempo, conseguirá que tu cuerpo se acidifique y comience a afectar en tu bienestar global.

5. Malestar emocional

Las consecuencias físicas de las dietas proteínicas y restrictivas no son las únicas que conocerás al seguir este tipo de alimentación.

Las consecuencias mentales y emocionales se harán evidente a los pocos días de comenzar. A las carencias y demás desequilibrios físicos que te afectarán a tu control mental, hay que sumarle la ansiedad.

Ya conoces la importancia de una mentalidad adecuada cuando queremos adoptar un estilo de vida saludable. Y si dentro de esta mentalidad, nos prohibimos por completo alimentos que, en muchas ocasiones, son necesarios para ti (como los carbohidratos), tu ansiedad será incontrolable.

Eso es absolutamente normal. Tu cerebro te está enviando señales para ayudarte a elegir lo que necesitas, y no lo que tú quieres elegir por él.

Además, si categorizamos algunos alimentos como “prohibidos”, solo un pequeño pensamiento que pase fugaz por tu mente puede desencadenar un desequilibrio emocional que te dure días.

Si cambias tu idea de “dieta restrictiva” por la de “elecciones saludables”, sabrás que lo que eliges para ti es lo que tú quieres, no lo que tú tienes que hacer por obligación.

En esta vida todo son decisiones. Elige lo que es mejor para ti.

Todas estas razones son más que suficientes para que cambies de una vez por todas tu enfoque: que tu objetivo sea el de cambiar de estilo de vida, no el de bajar X kilos.

Si aprendes más sobre ti misma y lo que tú necesitas, podrás empezar un proceso de aprendizaje que es fascinante. Y es que alimentándote desde el amor conseguirás, además de estar en tu peso ideal, sentirte llena de energía para comerte el mundo.

Recuerda que tu cuerpo no funciona en relación a las calorías que recibe, si no de los nutrientes que tú le das. Si le brindas alimentos llenos de vitaminas, minerales y otros nutrientes, te responderá funcionando perfecto para ti.

¿Cuál es la mejor opción para conseguir perder peso?

dieta

Si quieres adelgazar y quitarte esos kilos de más, te voy a dar el secreto que nunca falla. Es tan sencillo que te sorprenderá. La mejor opción es alimentarte desde el amor.

Cuando consigues amarte a ti misma, cambia por completo tu relación con todo lo que te rodea. Y por supuesto, tu concepto de la comida. Este proceso de aprendizaje y de autoamor es un camino seguro para sentirte bien con tu cuerpo y con tu alma.

Si te has propuesto comenzar este nuevo año sintiéndote bien, tengo algo que te puede ayudar. Mi programa estrella “Come Sano y Quiérete”, conseguirá que que en 4 semanas hagas la transición a una alimentación saludable para dejar de sobrevivir y empezar a vivir plenamente desde el amor hacia ti misma.

Si crees que esto es para ti, estate atenta. En breve te enviaré más información.

 

Soy Eva Bargues, te ayudo a recuperar tu energía y tu vitalidad, a mejorar tu aspecto y tu salud a través del Coaching Nutricional y de Salud. Pon FIN a tus problemas de ansiedad con la comida, a tu lucha con tu peso y a tu cansancio crónico. Me encantará ayudarte.

More Posts - Website

2 Comments
  • Núria Jorba
    Escrito por 08:25h, 19 enero Responder

    La verdad es que yo la hice y terminé contenta porque conseguí bajar el peso que neesitaba, pero no sabía nada de todo esto.. da que pensar, aunque ya sea demasiado tarde! Gracias!

    • Eva Bargues
      Escrito por 18:32h, 26 enero Responder

      Gracias a ti. Yo también bajé de peso cuando la hice. No es eso lo que se cuestiona si no el impacto en nuestra salud.
      Un abrazo
      Eva

Escribe un comentario

*He leído y acepto la Política de privacidad: * Muchas gracias por querer comentar en mi blog :) Todos los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Eva Bargues Giménez, como responsable de esta web. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de ONE (proveedor de hosting) dentro de la UE. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en eva@begreenchica.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies