Blog Tag

 

 

Poco a poco voy descubriendo los beneficios de la meditación. Me ayuda a relajarme, a estar en paz conmigo y con los demás, a conocerme mejor, a cargarme de energía y, creo que, a ser mejor persona. Además, estar en PAZ es uno de los pilares de la salud. No importa si tu alimentación es perfecta y comes sólo verduras y frutas si estás constantemente enfadado, si eres negativo, si juzgas constantemente… La compasión, la aceptación de las realidades de los demás y el estar seguro de que estás en Tu Camino te darán la Paz y consolidarán tu salud.

Hoy he leído en este post de Liana Shanti, mi maestra, un mantra para realizar durante la meditación “metta”. Es el siguiente:

“Cuando inspiro, inspiro el dolor del mundo

cuando expiro, le mando AMOR sanador

Que todos los seres sean felices

Que todos los seres estén en PAZ

Que todos los seres sean amables

Que todos los seres sean LIBRES”

Lo primero que me ha llamado la atención es lo de inspirar el dolor del mundo y devolver AMOR. En otras meditaciones guiadas que he realizado el mensaje era el contrario, inspirar lo positivo y expirar lo negativo. Me ha parecido TAN GENEROSO que enseguida me he puesto a investigar sobre la meditación metta (soy realmente una principiante en estos temas).

Podéis obtener más información en esta entrada del Centro Budista de Valencia. Os resumo aquí lo que dice, a mí me ha encantado, me he sentido realmente en conexión con todo lo que dice:

“Metta se puede traducir por amor universal, es una respuesta emocional positiva y creativa que conlleva calma, solidaridad, tolerancia, alegría, afecto, reconocimiento, respeto, comprensión y compasión.

Como practicar meditación Metta

La práctica tiene una estructura para ayudarnos, consta de cinco partes cada una de las cuales podemos hacer durar 5 o 10 minutos.

  • 1º Desarrollamos metta hacia nosotros mismos

Si no somos capaces de sentir metta hacia nosotros, de valorarnos y tratarnos adecuadamente, si simplemente tenemos una experiencia negativa de nuestro ser y no paramos de juzgarnos y darnos caña, difícilmente podremos ser tolerantes y amables con nadie mas. Este comienzo lejos de ser egoísta es sano y necesario, hemos de cultivar respeto hacia nosotros mismos, un sano deseo de bienestar, felicidad y desarrollo, la culpa y el auto castigo no nos llevarán a mejorar ni mucho menos, y por supuesto esto no significa ignorar nuestras tendencias torpes y trabajar con ellas pero siempre con una actitud de metta

  • 2º Metta hacia un buen amigo

Disfrutar del hecho de sentir amistad, desear que nuestro amigo encuentre su camino, lo que sea que necesite, que sea feliz.

  • 3º Metta hacia una persona indiferente

En esta etapa intentamos reconocer al otro como lo que es un ser humano igual que nosotros, probablemente sufrimos por cosas muy parecidas y también la alegría y el bienestar surgen de fuentes similares. No reconocer a otro ser humano, no valorarlo nos sitúa muy por debajo de tal condición, nos impide alinearnos con la realidad y por lo tanto es un serio obstáculo en nuestro desarrollo y ni que decir tiene, que lo es en la mejora del mundo

  • 4º Metta hacia una persona difícil

Hay muchas personas que no nos gustan por que se visten así o asá, hablan de tal o cual manera, son pijos, hipíes, gitanos, burgueses, tontos listos etc. Ahí es un buen sitio para empezar, en todos esos rechazos un tanto irracionales llenos de prejuicios y de puntos de vista inconscientes y desde ahí podremos progresar paulatinamente.

  • 5º Metta hacia todos los seres.

En esta etapa es muy adecuado usar la imaginación y extender nuestros sentimientos de solidaridad, reconocimiento, tolerancia, es decir metta, hacia todos los seres humanos, hasta el último rincón de la tierra, hacia todos los animales de todas las especies, hacia el planeta mismos sus ríos, sus valles, sus montañas, sus bosques, quizás hacia otros mundos.  Allí en donde la existencia se exprese sin importarnos la forma, sin discriminaciones.

En conclusión

La meditación Metta no consiste en auto-engañarnos , ni fingir ni en disfrazar nuestras emociones, si al conectar con ellas surge algo que no resulta muy positivo y vemos claro nuestro sentimiento de indiferencia o enfado, no es cuestión de taparlo haciendo resonar muy alto la frase o algo así. Reconocer lo que sentimos es imprescindible para poder transformarlo y tal vez lo normal sea que durante bastante tiempo solo podremos ir un poco mas allá de la emoción no muy positiva que tenemos.

Metta esta relacionada con una visión de la realidad de la existencia que dice que nada existe independientemente de lo otro, que toda la existencia es una basta red de fenómenos interconectados e interdependientes, formando los unos las condiciones para la existencia de los otros, esto atañe a todo desde una tormenta hasta por supuesto un ser humano. Si esto es así cómo responder con odio, con negación, con violencia, sin que acabe volviendo hacia nosotros mismos, si esto es así cómo entonces ser felices, o estar tranquilos si algo o alguien más no puede estarlo”.

Esto es una preciosidad, y sin duda cuanta más gente lo practiquemos más rápido sanará nuestro mundo.

Love

Eva

 

Esta ensalada es una de mis favoritas. ¡Está rica, rica de verdad! Muy fácil de hacer, deliciosa y perfecta para, por ejemplo, llevártela al trabajo.

Voy a hablar un poco (sólo un poco porque el tema da para extenderse muchísimo) de porqué utilizo sólo recipientes de vidrio para llevarme la comida al trabajo. El plástico es tóxico, y mucho más si se calienta. Calentar el tupper de plástico en el microondas aumenta la toxicidad de la comida, principalmente por el bisfenol a que pasa del plástico a la comida.

Pocas sustancias han sido tan estudiadas acerca de sus posibles efectos sanitarios. Estudios sobre animales han asociado  el bisfenol A con menor producción de esperma, anomalías en genitales masculinos, cambios de conducta que entrañan cosas como mayor agresividad o peor cuidado de las crías, alteraciones en el tejido mamario que pueden propiciar el desarrollo de tumores… Una investigación estadounidense publicada en la Revista de la Asociación Médica Americana, basada en el seguimiento de centenares de personas adultas a las que se midió su nivel de concentración de bisfenol A en orina , encontró que existía una clara relación con la diabetes tipo 2, con problemas con los enzimas hepáticos y con problemas cardiovasculares. El bisfenol A ha sido asociado también a alteraciones inmunológicas, efectos tiroideos, obesidad, problemas de fertilidad femeninos, poliquistosis ovárica, anomalías cromosómicas en los fetos, adelanto de la pubertad en niñas, alteraciones prostáticas, malformaciones genitourinarias

Creo que hay suficientes razones para pasarse al vidrio…

Y ahora la receta de hoy. Los ingredientes son:

1/2 lechuga romana

1 bote pequeño de garbanzos cocidos eco

2 dientes de ajo grandes laminados

2 cucharadas de aceite de coco eco

1 cucharada de sirope de arce

Parmesano Vegano (receta abajo)

Salsa César Vegana (receta abajo)

Cortar la lechuga, lavar y reservar. Poner el aceite de coco y los ajos en una sartén, rehogar unos minutos, añadir los garbanzos, rehogar hasta que estén un poco dorados, añadir el sirope y rehogar unos minutos más. Añadir los garbanzos a la ensalada, la salsa y el parmesano vegano

Parmesano Vegano

1 cucharada de levadura nutricional (o de cerveza)

2 coquitos de Brasil (o varias almendras crudas)

Rayar los coquitos y mezclar con la levadura nutricional

Salsa César

1 cucharada grande rebosante de tahín

1 cucharada de miso blanco (o tamari o soja)

1 cucharada de vinagre de manzana (o balsámico o limón)

1 cucharada de sirope de arce (o de manzana o melaza)

1 cucharada de agua

sal

Para hacer la salsa poner todos los ingredientes en un recipiente y batir con las varillas de batir hasta que esté cremoso.

Esta receta está inspirada en la de mi maestra Liana Shanti que encontrarás aquí.

Te vas a chupar los dedos 🙂

Love

Eva

 

Raw significa crudo. El movimento Raw Food  o comida crudivegana o comida viva  promueve el consumo de alimentos en su estado natural, o sea, crudo. Se basa principalmente en frutas, verduras, hortalizas, algas, nueces, semillas, brotes o germinados y todos los productos derivados directamente de estos ingredientes tal como las mantequillas de frutos secos etc. Es una forma de vida que además de fomentar la salud, participa y respeta el ciclo de la naturaleza y el ciclo de cada individuo.

Os recomiendo encarecidamente que consumáis más alimentos veganos crudos. Notaréis un subidón de energía considerable gracias a la gran cantidad de nutrientes y enzimas que estos alimentos aportan.

Hoy, en mi día 100% RAW  he comido este plato de pasta al pesto. ¿Pasta cruda? ¿Pasta sin pasta? ¿pasta sin cerales? Sí, es posible, esta pasta se hace con calabacín crudo y un spiralizer, un tipo de mandolina que corta la verdura dándole forma de espaguetis.

spiralizer

Para este plato he utilizado

1 calabacín ecológico

1 puñado de anacardos remojados 2 horas

1 buen puñado de albahaca fresca

pimienta molida

1 diente de ajo

3 cucharadas de aceite de oliva de presión en frío

sal

1 cucharada de levadura nutricional

1 chorro de agua mineral

5 tomatitos cherry

piñones

hojitas de albahaca

El calabacín se convierte directamente en espaguetis gracias a la mandolina.

Para hacer el pesto mezclar con la batidora los anacardos, la albahaca, el aceite, la pimienta, la levadura nutricional, el ajo y el agua. Añadir la salsa a los espagueti. Decorar con tomates cherry, hojitas de albahaca y piñones.

Están de rechupete 😉

Love

Eva

 

Hoy voy a hablar un poquito sobre el tofu. Y qué mejor que apoyarme en esta receta tan rica que ha preparado mi madre, mi maestra en la cocina, la que me enseñó desde pequeñita a cocinar y que ahora también se apunta a la corriente green, con su maestría y su buena mano habitual.

El tofu es una de las grandes fuentes de proteína vegetal, junto con el seitán y el tempeh. El tofu se obtiene a partir de la leche cuajada  que se obtiene a partir de la semillas de soja cocidas. Compra siempre tofu ecológico y que no contenga soja modificada genéticamente. EL tofu es un alimento vegetal libre de las toxinas que presenta la carne (hormonas, conservantes, antibióticos etc). Posee un alto contenido en proteínas y aminoácidos altamente digeribles. No tiene nada de colesterol, fluidifica la sangre y ayuda a eliminar el colesterol presente en ella, muy adecuado en la alimentación de personas con enfermedades coronarias o circulatorias. Es rico en calcio, vitamina E, potasio, hierro, fósforo y magnesio. Y sí, está insípido, a pesar de todas sus propiedades . Así que hay que prepararlo bien para que esté rico. Se puede filetear, desmigar, cortar a tacos o utilizar para hacer salsas y vinagretas, pero siempre hay que cocinarlo antes de comerlo y preferiblemente marinarlo también.

El marinado que más me gusta se obtiene combinando:

Soja

Orégano y tomillo

Miel o sirope o melaza

1 ajo

Pimienta al gusto

Este marinado le da un sabor parecido a la carne, y desmigado pasa perfectametne por carne picada.

Puedes marinar el tofu fileteado, en bloque, desmigado o a taquitos. En la receta de hoy lo hemos marinado desmigado. Un par de horitas es suficiente, para que absorba todo el sabor del marinado. Si tienes prisa también funciona dejarlo unos minutos e incorporar el marinado al propio plato.

Y la receta rica rica es:

4 calabacines

1 cebolla mediana

1 bloque de tofu natural, desmigado y marinado como indicado anteriormente

2 puerros

1 pimiento verde

1 zanahoria

2 cucharada de salsa de tomate

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Sal marina

1 ajo

Orégano

3 nueces de Brasil rayadas (es mi parmesano vegano, si lo mezclas con un poco de levadura nutricional da el pego total 🙂

Cortar los calabacines por la mitad y escaldarlos unos minutos en agua hirviendo. Dejar enfriar. Sacar la pulpa con un cuchillo. En una sartén rehogar en el aceite la cebolla y el ajo bien troceados. Añadir la pulpa del calabacín y el resto de ingredientes troceados pequeñitos y rehogar añadiendo un poco de agua si es necesario.  Cuando el relleno esté listo se rellenan los calabacines y se espolvorean con nueces de Brasil rayadas. Meter al horno para gratinar.

SI sobra mezcla se puede reservar para acompañar brócoli al vapor o espagueti de arroz integral.

Están para chuparse los dedos. No lo dudéis y preparadlos. Os encantarán

Love

Eva

Existen alimentos que provocan inflamación y existen alimentos que la reducen. La inflamación es una reacción del organismo que tiene lugar para eliminar toxinas que se encuentran alojadas en las células y tejidos entorpeciendo el funcionamiento del metabolismo. Una dieta antiinflamatoria favorece los mecanismos normales a los que el cuerpo humano recurre en momentos de crisis inflamatoria. Si la dieta no favorece estos mecanismos cualquier otro remedio que utilicemos va a resultar mucho menos eficaz.

Alimentos que provocan inflamación: Grasas trans (en bollería industrial y alimentos procesados), azúcar, pan blanco y pastas de harina refinada, grasas saturadas de origen animal en lácteos, quesos y carne, alcohol, alimentos ricos en omega 6 y gluten.

Las verduras solanáceas pueden provocar inflamación a ciertas personas. Evita comer solanáceas si tienes dolor de articulaciones o padeces alguna enfermedad autoinmune. Intenta estar un mes sin probarlas en absoluto y observa cómo te encuentras, después introdúcelas de nuevo en tu dieta y podrás decidir si eres o no sensible a las solanáceas. Son los tomates, pimientos, berenjenas, patatas, bayas goji, ashwagandha, y especias como el curry, la cayena y el pimentón.

Alimentos que reducen la inflamación: las verduras de hoja verde ligeramente cocinadas o licuadas, las semillas de lino, el aceite de lino, salmón salvaje y otros pescados azules pequeños que no sean de piscifactoría, cereales integrales, frutos secos, soja no transgénica, remolachas, jengibre, ajo, cebolla, frutos rojos, cerezas y piña.

El licuado de hoy tiene piña y jengibre. Comer o licuar piña es muy beneficioso para mitigar dolores de articulaciones por su contenido en bromelaína. Pruébalo en ayunas y experimenta sus beneficios:

ingredientes antiinflamatorio

1/2 piña

4 tallos de apio

1/4 de un bulbo de hinojo

1/4 de limón

1 trozo de raíz de jengibre

 

Licuar todo y disfrutar.

Love

Eva

 

 

¡Esta hamburguesa está  riquísima! A los niños les encanta, y a mí también 🙂 . Es perfecta para las noches de verano y se pueden preparar un montón de golpe y guardar para otro día o dar de comer a mucha gente. Si le pones mostaza, tomate, aguacate, lechuga y un poco de ketchup casero no tienen nada que envidiarle a las hamburguesas clásicas y esta es muchísimo más nutritiva y no tienen grasas saturadas ni todos los inconvenientes de las hamburguesas de carne. Se puede servir en una pita integral o emplatada acompañada de una gran ensalada.

Aquí tenéis la receta

2 tazas de frijoles negros cocidos (o azukis o judías pintas)

2 tazas de quinoa (1 taza de quinoa hervida en 2 tazas de agua durante 20 minutos)

2 cucharadas de aceite de coco

1 cebolla picadita

2 ajos picaditos

1 pimiento rojo mediano

¼ de cucharadita de Comino molido

½ cucharadita pimentón rojo

Sal del Himalaya

½ taza de harina de arroz integral

1 taza de cilantro fresco (o una cucharadita de cilantro molido)

Pitas de harina integral o tortitas de maíz (opción sin gluten)

Saltear el pimiento rojo, el comino y la cebolla en con dos cucharada de aceite de coco unos minutos. Añadir los ajos y la sal. Saltear unos minutos más. Apagar el fuego y dejar enfriar. Mezclar en el robot de cocina los frijoles ya cocidos, el salteado de verduras y el pimentón rojo. Poner la mezcla en un cuenco. Añadir la quinoa, la harina y el cilantro. Mezclar con una cuchara hasta tener una masa homogénea.  Formar las hamburguesas con la mano o con ayuda de un molde redondo y ponerlas en un recipiente de horno pintado con aceite. Pintar también las hamburguesas con aceite de coco. Meter en el horno 30 minutos, girandolas después de 20 minutos para que se tuesten por los dos lados. Servir en una pita integral con kétchup crudo, mostaza, tomate, cebolla, lechuga y aguacate. Para la opción sin gluten servir en una tortita de maiz.

Ketchup crudo casero

1 taza de tomate fresco troceado

2 cucharadas de vinagre de manzana

1 dátil si hueso

Sal

¼ taza de tomates secos

Añadir en el procesador y mezclar hasta que esté cremoso.

Ñam, ñam 😉

Love

Eva

 

Esta fue una de mis primeras ensaladas “diferentes”. Antes para mí una ensalada era la típica combinación de lechuga romana, tomate, un poco de cebolla, aceitunas, pepino… la ensalada valenciana de toda la vida. En el mundo raw (crudivegano) y vegano las combinaciones a la hora de hacer una ensalada son infinitas. El límite lo pone tu imaginación. Puedes combinar todas las verduras y frutas que tengas en casa, frescas o marinadas,  hacer vinagretas deliciosas con frutos secos, semillas  y siropes, añadir brotes y germinados de todo tipo, añadir legumbres germinadas o cocidas, cereales integrales, especias y semillas.

Aquí te dejo algunas razones de por qué es importante incluir las ensaladas en tu dieta diaria:

Dan vitalidad y son una fuente rica en vitaminas, enzimas y minerales.

Protegen la piel y retrasan la aparición de las manchas de envejecimiento.

Regulan la función intestinal. Al contener mucha fibra previenen y ayudan a controlar el estreñimiento.

Previenen la anemia. La clorofila de las hojas verdes (berros, lechuga, espinacas, escarola, etc.) consiguen evitar la aparición de anemia.

Depuran al organismo al actuar como un diurético debido a su alto contenido en agua.

Hidrata al cuerpo. Entre un 70 y un 90% de la composición de las hortalizas es agua.

Cuidan el corazón, ya que contienen abundantes antioxidantes.

Y están riquísimas!!!!! <3

Aquí te dejo la receta de la ensalada arcoiris:

1 pimiento rojo

1 zanahoria

1 calabacín

1 remolacha

2 cucharadas soperas de nueces a trozos

1 manzana

2 hojas de lechuga de roble

Cortar en juliana (a tiras no muy finas) y mezclar todo en un cuenco y servir encima de hojas de lechuga de roble. Añadir la vinagreta:

2 cucharadas soperas de mostaza Dijon

2 cucharadas de miel o de sirope de arce (o melaza o sirope de ágave)

1 cucharada sopera de vinagre balsámico

1 cucharada sopera de aceite de oliva

 

Mezclar todo con la batidora y añadir a la ensalada.

Te chuparás los dedos!

Love

Eva

Estos son los maravillosos ingredientes del licuado que me he tomado esta mañana para desayunar. Qué rico! Qué chute de vida y energía! Me he tomado casi un litro 😉

Tomar licuados así en ayunas es una bendición para el cuerpo. Es una forma perfecta de des-ayunar, o sea de romper el ayuno nocturno, aportando un montón de nutrientes alcalinizantes que no necesitan digestión, con lo que el organismo sigue descansando durante unas horitas más.

Hoy os cuento cosas muy interesantes de dos de los ingredientes del licuado: el pomelo y la granada.

El pomelo: La composición nutricional del pomelo destaca por su contenido en vitamina C y ácido fólico, en carotenoides antioxidantes y en minerales de potasio y magnesio, además de sus abundantes ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico. El pomelo actúa como diurético, de manera que ayuda mucho a la eliminación de toxinas, también activa las funciones renales, las digestivas y las hepáticas. Otra acción del pomelo es la de activar las glándulas suprarrenales (esto resulta imprescindible a la hora de obtener niveles de energía durante el día funcionales). Es antihemorrágico  y además mejora la evolución de las inflamaciones de la próstata. Por su acción digestiva, ayuda a la eliminación de muchos de los parásitos intestinales y estimula la génesis de los glóbulos blancos. Es refrescante, y además el pomelo tiene un efecto positivo sobre la hipertensión, ya que disminuye este rango cuando se encuentra alta. ATENCIÓN: si estás tomando algún medicamento no deberías tomar zumo de pomelo sin consultarlo antes con tu médico ya que puede darse una interacción que lleve a un estado de toxicidad.

La granada: La granada hace honor a la frase de Hipócrates “que el alimento sea tu medicina”. Ayuda a neutralizar los radicales libres previniendo la oxidación, purifica la sangre, evita la formación de placas, alivia la acidez estomacal, ayuda a hacer la digestión, regula la presión sanguínea, tonifica el organismo, refuerza el sistema inmune y ayuda a prevenir numerosas enfermedades. Contiene vitaminas A, B1, B2, B3, B9, C y E, fósforo, zinc, manganeso, cloro, silicio, calcio, magnesio, cobre y hierro. Sus abundantes flavonoides, taninos y vitaminas la convierten en una de las frutas con mayores propiedades antioxidantes de la naturaleza. Es muy buena para el hígado ya que la depura y la fortalece… Antiinflamatoria, antiséptica, cardioprotectora…Vamos que por lo menos una al día! Y en licuado mejor!

Y el licuado de hoy llevaba

Bombazo antioxidante

Bombazo antioxidante

1 Pomelo

5 zanahorias

2 granadas

2 remolachas

1 trozo de raíz de jengibre

Licuar todo en la licuadora y ¡A disfrutar!

 

Love

Eva

 

 

verduras marinadas

Este es uno de los platos más prácticos que aprendí en mi primer curso de comida crudivegana. Es muy rápido, fácil, le puedes dar muchos usos y es una de las formas más deliciosas de comer verduras crudas, especialmente en verano.

¿Porqué es conveniente aumentar el porcentaje de comida cruda que comemos diariamente? Hay varias razones. La más conocida es que al cocinar los alimentos éstos pierden gran cantidad de agua, vitaminas y minerales, con lo que disminuye su potencia nutritiva. Otra razón no tan conocida es que por encima de aproximadamente 45 grados, todos los enzimas que existan en el vegetal desaparecen. Todos. Y esto ¿cómo nos influye a nosotros y a nuestra salud? Los enzimas son unas proteínas que actúan como catalizadores en todos los procesos de nuestro organismo. Cuando nacemos tenemos un potencial limitado de generar enzimas. Si no reponemos enzimas alimentándonos con verdura y frutas crudas (que están llenos de enzimas), los nuestros se van agotando con las digestiones y muchos otros procesos metabólicos diarios, y aceleramos nuestro envejecimiento. Al consumir vegetales y frutas crudos ralentizamos nuestro envejecimiento y nos sentimos más vitales y llenos de energía.

Sólo necesitas varios botes de cristal, todas las verduras que tengas a mano y 1/4 de taza de vinagreta al gusto. Os cuento cómo hice yo mis botes para que tengáis una orientación. Aquí está la receta:

1 zanahoria grande por bote

2 champiñones por bote

2 “arbolitos” de brócoli por bote

1/2 calabacín por bote

1/2 pimiento rojo por bote

1/4 de cebolla por bote (opcional)

Cortamos todas las verduras finitas, ya sea con cuchillo o con ayuda de una mandolina. El brócoli lo “desmigamos” en arbolitos pequeñitos. Empezamos a llenar los botes hciendo capas con las diferentes verduras. Primero el calabacín, luego la cebolla, luego el champiñón, la zanahoria el pimiento el brócoli, otra de calabacín… así hasta llenar el bote bien lleno.

Entonces hacemos las vinagretas:

Vinagreta 1: Italiana

2 cucharadas de aceite de oliva,

1 cucharada de vinagre de Módena

1 ajito chafado (opcional)

4 hojas de albahaca fresca (o 1/2 cucharadita de seca)

1/2 cucharadita de orégano seco

Mezclar todo bien y añadir a uno de los botes. Tienen que llenar más o menos un dedo del fondo del bote.

Vinagreta 2: Curry Indú

2 cucharadas de zumo de naranja

1 cucharada de aceite de coco (o de oliva)

1 cucharadita de curry en polvo

1 cucharadita  de vinagre de manzana

1 cucharadita de sirope de manzana (o media de ágave)

Sal

Mezclar todo bien y añadir a uno de los botes. Tienen que llenar más o menos un dedo del fondo del bote

Vinagreta 3: Oriental

3 cucharadas de soja

1 cucharada de aceite de sésamo

1 cucharadita de jengibre molido

1 cucharadita de sirope

1 ajo chafado

1 cucharadita de cilantro picado

Mezclar todo bien y añadir a uno de los botes. Tienen que llenar más o menos un dedo del fondo del bote

Después de añadir las vinagretas tapar los botes y darles la vuelta varias veces para que las verduras se impregnen bien. Hay que esperar 24 horas y girar los botes varias veces durante este periodo de tiempo.

Podemos comer estas verduras con algún cereal o legumbre hervidos o encima de unas hojas de lechuga y acompañadas de queso crudo de nueces de macadamia o frutos secos troceados (piñones, anacardos, cocos de Brasil rayados por encima…).

Está delicioso.

Love

Eva

 

 

 

 

 

ensalada equilibrada

Llega el calor y apetece comer más ligero. En verano comemos más ensaladas, más fruta de temporada fresquita… pero también más comida rápida, tapas, cervezas, tinto de verano… Nos pasamos toda la primavera con la ineludible cita anual con la Operación Bikini para después echarlo todo por la borda en el mes de vacaciones.

No descuides tu alimentación durante los meses de verano, te encontrarás más ligero y de mejor humor.

Una forma de hacer platos rápidos y equilibrados adecuados para esta estación es construir ensaladas frescas con un cereal integral hervido (quinoa, cebada perlada, mijo, arroz integral o trigo sarraceno), una legumbre hervida (alubias blancas, frijoles negros, garbanzos, azukis, soja verde o lentejas), un montón de hojas verdes (lechugas de todo tipo, rúcula, hoja de mostaza, canónigos, berros y espinacas baby) verduras crudas troceadas o al vapor y una buena vinagreta compuesta de grasas saludables (aguacate, semillas o frutos secos).

En la receta de hoy he elegido el trigo sarraceno. Es un pseudo-cereal (como el amaranto y la quinoa). En realidad, se trata de una semilla que no contiene gluten, por lo que resulta un alimento perfecto para celíacos o intolerantes al gluten.

Nutricionalmente hablando, es un alimento muy completo:

  • Fuente de proteínas de alto valor biológico: posee todos los aminoácidos esenciales en buenas cantidades (aproximadamente 13 g de proteínas por cada 100 g de trigo sarraceno).
  • Contribuye a mantener los niveles de glucosa estables.
  • Contribuye a recoger las grasas ingeridas y facilitar su expulsión, lo que lo hace idóneo en dietas cardio-protectoras y de adelgazamiento. Además contiene fagomina, que nos ayuda a regular el apetito.
  • Contiene colina, la cual ayuda a la regeneración de las membranas celulares.
  • Es una buena fuente de Omega-3 (78 mg por cada 100 g aprox.) y de Omega-6 (961 mg por cada 100 g aprox.)..
  • Contiene Rutina, un flavonoide con efecto antiinflamatorio y antiplaquetario, que puede contribuir al normal funcionamiento de la circulación sanguínea

Y la receta deliciosa, que incluso está mejor al día siguiente así que si sobra nos alegramos mucho, es:

1 taza de trigo sarraceno ecológico

2 tazas de agua

Sal de calidad

8/9 aceitunas negras

3 tomates de pera

2 taza de alubias cocidas ecológicas

1 puñado de albahaca fresca bien picada

2 cucharadas de pesto (batir 1 puñado de anacardos remojados 2 horas, 2 cucharada de piñones, 1 chorrito de zumo de limón, un puñado de hojas frescas de albahaca, un chorro de agua, pimienta para sazonar, sal una cucharada de levadura nutricional o de cerveza si tienes)

Enjuagar el trigo sarraceno. Hervirlo a fuego medio-bajo tapado con el doble de agua y un poquito de sal. Cuando se haya secado pásar a un cuenco y dejar que se enfríe. Separar con un tenedor para que no se apelmace. Añadir las dos cucharadas soperas de pesto y mezclar bien. Añadir las alubias, el tomate troceado, la albahaca picada y las aceitunas. Mezclar y dejar reposar en la nevera para que se incorporen los sabores.

Servir encima de un buen puñado brotes de ensalada.

Está riquísimo.

Que lo disfrutéis.

Love

Eva

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies