Revuelto de espárragos sin huevo

Revuelto de espárragos sin huevo

revuelto

Todavía como huevos de vez en cuando, siempre ecológicos eso sí. Los huevos tienen un nutriente esencial, la colina. Si has decidido no comer huevos es importante que tomes suplementos con colina (la encontrarás por ejemplo en la lecitina de soja). La colina es la molécula precursora de la acetilcolina, un neurotransmisor que está involucrado en muchas funciones, entre las cuales se incluye la memoria y el control del músculo. La colina se usa en la síntesis de componentes que forman parte de las membranas celulares del cuerpo.Es crítico para un crecimiento saludable, por eso es importante que los niños coman huevos. La deficiencia de colina puede originar síndrome metabólico, hígado graso, pérdida de memoria, daños en el ADN, enfermedades cardiovasculares entre otros trastornos.

Pero hoy he decidido hacer mis “huevos revueltos sin huevo” y he utilizado tofu ecológico en su lugar.

El tofu es una proteina vegetal, derivado de la soja amarilla, tiene un sabor neutro y una textura cremosa y ligera. Tiene aspecto de queso fresco pero no debe tomarse sin cocinar, a no ser que esté ahumado. Es rico en minerales y vitaminas. Sólo tiene un 4.3% de grasas, de las que un 80% son no saturadas. Tiene más calcio que la leche de vaca y no contiene colesterol. Compra siempre tofu ecológico y de soja no modificada genéticamente (no GMO) para asegurarte de que estás comiendo un alimento sano.

Y estos espárragos tan ricos también han ido a parar a la sartén

espárragos

La virtud curativa de los espárragos es conocida desde muy antiguo, especialmente su efecto sobre los riñones. A través del incremento de la actividad celular de los riñones se llega a la mayor expulsión de agua  y conseguida sin provocar irritación alguna.Un efecto indirecto se consigue con los espárragos como medicina de uso interno en los eczemas crónicos, ya que todos los remedios vegetales de uso interno para el tratamiento de eczemas actúan mediante el incremento de la actividad renal y una excitación de las funciones glandulares.

Y la receta es:

1 manojo de espárragos ecológicos troceados

1/2 calabacín ecológico troceado

1 manojo de ajos tiernos ecológicos

3 o 4 tomates secos puestos a remojo

1 paquete de tofu no GMO

piñones (opcional)

1 cucharadita de cúrcuma o curry

un poco de sal

1 cucharada de aceite de oliva o agua para rehogar

 

Ponemos en la sartén las verduras y los tomates troceados con un poco de aceite y con un chorro de agua. Rehogar con agua es muy sano y mantiene el sabor de los alimentos. Cuando estén las verduras tiernas añadir el tofu desmigado con las manos y la curcuma (o el curry) para darle color. Seguir rehogando 3 ó 4 minutos, removiendo para que se mezclen los sabores.

Se puede servir dentro de una pita con un poco de salsa de mostaza o con una tostada de pan de espelta integral. ¡Y está riquísimo!

 

Love

Eva

 

 

 

Soy Eva Bargues, te ayudo a recuperar tu energía y tu vitalidad, a mejorar tu aspecto y tu salud a través del Coaching Nutricional y de Salud. Pon FIN a tus problemas de ansiedad con la comida, a tu lucha con tu peso y a tu cansancio crónico. Me encantará ayudarte.

More Posts - Website

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies