¿Está tu cuerpo inflamado? Alimentación antiinflamatoria

¿Está tu cuerpo inflamado? Alimentación antiinflamatoria

Muchos de los dolores y molestias asociadas a enfermedades crónicas no son más que una señal de que tu cuerpo está inflamado. Y ante esto, lo mejor es contrarrestarlo con una alimentación antiinflamatoria.

Tu alimentación es tu mejor medicina, o tu peor veneno. Y solo de ti depende que las decisiones que tomes a la hora de alimentarte sean buenas o perjudiciales para tu cuerpo y salud.

Quiero comenzar haciéndote una pregunta: ¿qué porcentaje de lo que comiste ayer está en esta lista?

  • Alimentos procesados
  • Pan blanco
  • Productos lácteos
  • Refrescos azucarados
  • Fritos
  • Derivados del trigo
  • Snacks como patatas fritas
  • Alimentos con azúcares refinados
  • Embutidos o carnes procesadas

Estos son los alimentos que más inflamación le producen a tu cuerpo. Si el porcentaje de lo que comiste es elevado, no es de extrañar que tengas inflamación en alguna parte de tu cuerpo.

Tu cuerpo te está hablando

Cuando tu cuerpo se inflama, se intenta comunicar contigo. Los medios de los que dispone son limitados y muchas veces los ignoramos. Sin embargo, estos son los síntomas con los que tu cuerpo te está tratando de avisar:

Piel seca o eczemas

Si tu piel está seca, si tienes algunas alteraciones como los eczemas (o incluso psoriasis).

Fatiga y estado de ánimo

¿Te falta la energía? ¿Sientes que estás más apática de lo normal?

Sistema inmune débil

Si te resfrías con frecuencia, si no resistes a los virus, si sueles tener cistitis…

Gastrointestinal

Si te cuesta ir al baño, tienes problemas de gases o se te hincha el vientre después de comer, por ejemplo.

Desajustes hormonales

Si tus ciclos son irregulares, tienes síndrome premenstrual o tus reglas son muy dolorosas. También si notas que desde que ha llegado la menopausia los síntomas no te dejan hacer vida normal.

Descanso y estrés

Si te cuesta conciliar el sueño, o si te despiertas por las mañanas cansadas. También si padeces de estrés o ansiedad.

¿Te sientes identificada con alguno de estos mensajes? Como ves, tu cuerpo es sabio y te intenta avisar para que pongas remedio a lo que no le hace bien. Ahora es el momento de empezar a actuar desde el amor, sabiendo escucharlo, y ponerle solución.

Claves de una alimentación antiinflamatoria

Una manera sencilla de comenzar una alimentación antiinflamatoria sería eliminar los alimentos que te enumeraba en la lista del principio de este artículo. Pero puedes hacer mucho más.

1.Hidrátate

Beber agua es la base de todo. Te ayudará a eliminar toxinas, tu metabolismo funcionará mucho mejor y cuidarás de la salud de tu hígado. Pero no vale beber cualquier agua. Las sustancias que contiene el agua del grifo y también la embotellada pueden estar causándole estragos a tu cuerpo. Lo mejor es beber agua pura, limpia y depurativa.  

2.Cuida tu flora intestinal

No solo evitando el estreñimiento consumiendo más fibra. También es recomendable prestarle atención a tu microbiota.

La flora intestinal es capaz de regular la inflamación celular. Sin embargo, si las paredes de tus intestinos están dañadas no podrás asimilar bien los nutrientes.

3. Equilibra tus hormonas

Ya os he hablado alguna vez de lo dañino que resulta el exceso de estrógenos. Si cuidas tu equilibrio hormonal, podrás reducir considerablemente los efectos de la inflamación. En este otro artículo puedes ver más información y encontrar la receta de un batido de-li-cio-so.

4. No te olvides del Omega-3

Está demostrado que el dolor y el omega-3 están relacionados. Incluye Omega-3 a través de nueces, chía, semillas de linaza o con un suplemento natural.

5. Incluye antioxidantes

Y por último, una alimentación antiinflamatoria debe ser rica en alimentos antioxidantes. Los encontrarás en los frutos rojos, en las zanahorias (y en los vegetales de color naranja, como calabaza y boniatos), brócoli, vegetales de hoja verde e incluyendo licuados como el que te traigo hoy.

 

Receta de licuado antiinflamatorio

licuado antiinflamatorio

Incorpora en tu alimentación un licuado como este y verás como tu cuerpo te lo agradece. Recuerda, pon todos los ingredientes en la licuadora y disfrútalo, preferiblemente en ayunas:

1/4 de piña

La piña es una de las mejores frutas antiinflamatorias que podemos encontrar. ¿Sabes cuál es su secreto? La bromelina. Esta es una enzima digestiva que contiene azufre y que nos ayuda a hacer la digestión. Esto permitirá a nuestro cuerpo desarrollar el proceso antiinflamatorio.

2 pepinos

El pepino ayuda a reducir la inflamación no deseada ya que inhibe la actividad de las enzimas pro-inflamatorias. Además, contienen un flavonol antinflamatorio llamado fisetina y polifenoles llamados lignanos. Su combinación puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de mama, útero, ovario y próstata.

3 ramas de Apio

El apio tiene el poder de desinflamar y relajar tejidos, ya que contiene poliacetileno. Este nos ayuda a eliminar toxinas y alivia los síntomas en los procesos de asma, bronquitis, artritis reumática, osteoartritis y gota.

1 limón eco con piel

La piel, la pulpa y la parte blanca del limón son ricas en bioflavonoides. Esto hace que, además de ser valiosos para reducir inflamaciones, sea un poderoso antibiótico.

1 trozo de raíz de Jengibre

El jengibre interviene como calmante de la inflamación y del dolor. Además su sabor picantito es genial 🙂

 

Con estas recomendaciones y esta receta ya estás preparada para empezar a desinflamar tu organismo y notar los beneficios de hacerlo.

 

Recuerda que si quieres mejorar tu alimentación, no tienes que caminar sola. Yo te acompaño.

 

Y tú, ¿sabes interpretar las señales de tu cuerpo? Me encantará leerte en los comentarios.

 

Con amor,

 

Eva.

 

Soy Eva Bargues, te ayudo a recuperar tu energía y tu vitalidad, a mejorar tu aspecto y tu salud a través del Coaching Nutricional y de Salud. Pon FIN a tus problemas de ansiedad con la comida, a tu lucha con tu peso y a tu cansancio crónico. Me encantará ayudarte.

More Posts - Website

2 Comments
  • Amaia
    Escrito por 22:09h, 28 mayo Responder

    Gracias por este artículo que tan bien me viene Eva. ?

    • Eva Bargues
      Escrito por 04:54h, 29 mayo Responder

      Gracias a ti. El poder curativo de la alimentación es enorme. Un abrazo 🙂

Escribe un comentario

*He leído y acepto la Política de privacidad: * Muchas gracias por querer comentar en mi blog :) Todos los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Eva Bargues Giménez, como responsable de esta web. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de ONE (proveedor de hosting) dentro de la UE. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en eva@begreenchica.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies