Ensalada de alubias y trigo sarraceno con pesto

Ensalada de alubias y trigo sarraceno con pesto

ensalada equilibrada

Llega el calor y apetece comer más ligero. En verano comemos más ensaladas, más fruta de temporada fresquita… pero también más comida rápida, tapas, cervezas, tinto de verano… Nos pasamos toda la primavera con la ineludible cita anual con la Operación Bikini para después echarlo todo por la borda en el mes de vacaciones.

No descuides tu alimentación durante los meses de verano, te encontrarás más ligero y de mejor humor.

Una forma de hacer platos rápidos y equilibrados adecuados para esta estación es construir ensaladas frescas con un cereal integral hervido (quinoa, cebada perlada, mijo, arroz integral o trigo sarraceno), una legumbre hervida (alubias blancas, frijoles negros, garbanzos, azukis, soja verde o lentejas), un montón de hojas verdes (lechugas de todo tipo, rúcula, hoja de mostaza, canónigos, berros y espinacas baby) verduras crudas troceadas o al vapor y una buena vinagreta compuesta de grasas saludables (aguacate, semillas o frutos secos).

En la receta de hoy he elegido el trigo sarraceno. Es un pseudo-cereal (como el amaranto y la quinoa). En realidad, se trata de una semilla que no contiene gluten, por lo que resulta un alimento perfecto para celíacos o intolerantes al gluten.

Nutricionalmente hablando, es un alimento muy completo:

  • Fuente de proteínas de alto valor biológico: posee todos los aminoácidos esenciales en buenas cantidades (aproximadamente 13 g de proteínas por cada 100 g de trigo sarraceno).
  • Contribuye a mantener los niveles de glucosa estables.
  • Contribuye a recoger las grasas ingeridas y facilitar su expulsión, lo que lo hace idóneo en dietas cardio-protectoras y de adelgazamiento. Además contiene fagomina, que nos ayuda a regular el apetito.
  • Contiene colina, la cual ayuda a la regeneración de las membranas celulares.
  • Es una buena fuente de Omega-3 (78 mg por cada 100 g aprox.) y de Omega-6 (961 mg por cada 100 g aprox.)..
  • Contiene Rutina, un flavonoide con efecto antiinflamatorio y antiplaquetario, que puede contribuir al normal funcionamiento de la circulación sanguínea

Y la receta deliciosa, que incluso está mejor al día siguiente así que si sobra nos alegramos mucho, es:

1 taza de trigo sarraceno ecológico

2 tazas de agua

Sal de calidad

8/9 aceitunas negras

3 tomates de pera

2 taza de alubias cocidas ecológicas

1 puñado de albahaca fresca bien picada

2 cucharadas de pesto (batir 1 puñado de anacardos remojados 2 horas, 2 cucharada de piñones, 1 chorrito de zumo de limón, un puñado de hojas frescas de albahaca, un chorro de agua, pimienta para sazonar, sal una cucharada de levadura nutricional o de cerveza si tienes)

Enjuagar el trigo sarraceno. Hervirlo a fuego medio-bajo tapado con el doble de agua y un poquito de sal. Cuando se haya secado pásar a un cuenco y dejar que se enfríe. Separar con un tenedor para que no se apelmace. Añadir las dos cucharadas soperas de pesto y mezclar bien. Añadir las alubias, el tomate troceado, la albahaca picada y las aceitunas. Mezclar y dejar reposar en la nevera para que se incorporen los sabores.

Servir encima de un buen puñado brotes de ensalada.

Está riquísimo.

Que lo disfrutéis.

Love

Eva

Soy Eva Bargues, te ayudo a recuperar tu energía y tu vitalidad, a mejorar tu aspecto y tu salud a través del Coaching Nutricional y de Salud. Pon FIN a tus problemas de ansiedad con la comida, a tu lucha con tu peso y a tu cansancio crónico. Me encantará ayudarte.

More Posts - Website

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies