Blog Tag

Hola, soy Eva Bargues, te podría contar algunas de las cosas que hago para comer con atención plena, conectar con mi cuerpo, no comer más de lo que necesito y mantener mi peso saludable. Sin embargo creo que es mucho mejor que os lo cuente una experta en Mindfulness y Mindful Eating, Olaya Acebal. Os dejo con ella, y por favor no os perdáis el ejercicio de audio que Olaya ha grabado especialmente para todas vosotras, ¡es fantástico!

 

olaya-menendez-acebal

 

Olaya Acebal es actriz y consultora en Mindfulness Transpersonal; desde su blog Menteencalma.com ayuda a personas con ansiedad a través de la meditación, prácticas de atención plena y otras técnicas de autoconocimiento y expresión.

 

 

¿Comes por gula, ansiedad o aburrimiento? ¿Estás harta de pelearte con la comida? ¿te gustaría dejar de sentirte culpable por comer más de la cuenta? Prueba a comer con atención plena y lleva tu relación con tu alimentación a otro nivel.

 

Siempre he disfrutado mucho comiendo. De pequeña mi plato favorito era el huevo frito con patatas redonditas. Sin chorizo. Recuerdo que tenía un pequeño ritual: empezaba recortando cuidadosamente la clara con el tenedor y me la comía reparando en esa suavidad tan peculiar; luego, las patatas -de una en una- y, finalmente, la yema.

Disfrutaba cada bocado como la enana que era, saboreaba cada trocito de pan untado en ese divino pringue naranja (eran huevos de verdad) como si fuera el último y ponía empeño en comer todo lo despacio que podía para que el placer durara más… Con mi actitud, convertía un sencillo huevo frito en toda una experiencia.

El Mindful Eating tiene que ver precisamente con eso: con conectarnos en profundidad con la experiencia de comer y romper con el automatismo. El objetivo de comer con atención plena es aunar disfrute y nutrición atendiendo a las sabias señales de nuestro cuerpo que nos indican con exactitud cuándo, cuánto y qué comer.

 

Comemos en piloto automático

Todos a lo largo de nuestra vida hemos comido por gula, ansiedad, aburrimiento o porque, simplemente, era la hora de comer, ¡Qué motivos tan alejados del hambre verdadera!

Es frecuente el hábito de comer delante de la tele, del ordenador, de un libro o del móvil. Hoy en día nos distraemos de cualquier forma posible para no prestar atención ni a lo que comemos, ni al acto en sí mismo ni a cómo nuestro cuerpo recibe el alimento. Comer ha pasado a ser algo que hacemos en piloto automático.

Esta desatención nos lleva -entre otras cosas- a comer más de lo que necesitamos, ¿cómo vamos a percibir las señales de saciedad que emite nuestro cuerpo si estamos absortos en una serie, repasando nuestro correo electrónico o leyendo el periódico?

Esta inconsciencia cotidiana es la responsable de que cada vez nos cueste más percibir los matices de sabor de los alimentos y sintamos la necesidad de añadir más sal e intensificar el gusto de casi todo. En vez de perseguir un sabor imaginario, ¡concentrémonos en apreciar el verdadero sabor de lo que tenemos en el plato!

La desatención arrebata intensidad a la experiencia y convierte el comer en un acto mecánico, muy lejos de ese viaje lleno de matices capaz de satisfacernos plenamente por sí mismo.

 

¿De dónde viene el Mindful Eating (ME)?

El Mindful Eating se encuadra dentro del Mindfulness o Atención Plena, una corriente que defiende vivir desde la observación sin juicio y la consciencia.

 

Mindfulness es prestar atención deliberadamente a lo que está sucediendo en el momento presente sin juzgar.

John Kabat-Zinn

 

Cuando uno practica Mindfulness presta atención tanto a lo que percibe del exterior a través de sus sentidos como a su mundo interior (emociones, pensamientos y sensaciones físicas internas) y trabaja aceptarlo tal cual es porque ya está aquí y de nada nos sirve pelearnos con ello.

La práctica continuada nos permite conocernos y detectar el filtro mental a través del cual vemos el mundo, lo que nos abre a la posibilidad de liberarnos de patrones automáticos de reacción, comportamiento y pensamiento (que también afectan a la comida, por supuesto). En resumen, empezamos a ser capaces de elegir nuestras respuestas.

Mindfulness nos aporta equilibrio, serenidad y autoconocimiento pero, ante todo, libertad.

 

¿Qué es el Mindful Eating?

El ME es Mindfulness aplicado a la ingesta de alimentos. Consiste, por tanto, en pararnos y observar con curiosidad y sin juicio todo lo que sucede alrededor del acto de comer. Se trata de conectar con las sensaciones del instante: ¿qué me dice mi cuerpo? ¿qué emociones surgen? ¿cómo es este sabor?

Contrariamente a lo que pueda parecer, el ME no tiene que ver ni con dietas, ni con estilos de alimentación ni con la cantidad que se come. Se trata de poner atención en cómo se come. Es una invitación a la pausa y al silencio para poder observarnos en un ámbito muy concreto: en la selección y preparación de los alimentos, y en el acto mismo de comer.

Además de intensificar el disfrute, este despertar al acto de nutrirnos nos permite conectar con aspectos emocionales, físicos y psicológicos que pueden condicionar nuestras decisiones respecto a la comida.

Por ejemplo, es frecuente confundir el hambre con la ansiedad como bien nos explica Eva Bargues en su artículo “¿Tienes hambre emocional?”. Un poco de atención y de consciencia nos permitirá darnos cuenta de que no es comida lo que esa sensación de vacío nos empuja a buscar y que atiborrándonos no solo nos estamos haciendo un flaco favor, sino que estamos dejando de atender correctamente una necesidad.

 

El Mindful Eating apela a nuestra sabiduría interior como guía en las decisiones que tomamos respecto a la comida. Conectar con esta intuición profunda nos conducirá sin duda hacia un mayor bienestar.                                                   

 

¿Cuáles son los beneficios de Comer con Atención Plena?

La práctica del Mindful Eating eleva tus hábitos alimentarios a otro nivel y de ello se beneficia no solo tu cuerpo y tu salud, sino también tu estado de ánimo.

En mis Programas de Mindfulness y Autoconocimiento para la Ansiedad explico que cuando una se reconcilia con el acto de comer y deja de pelearse consigo misma, nutrirse se convierte en un momento de intimidad y cariño para con uno mismo que puede contribuir a, entre otras cosas, reducir los niveles de ansiedad y estrés…

Comer con Atención Plena te permite…

  • Conocerte y atenderte mejor: conectar con tus necesidades verdaderas y aprender a distinguirlas del hambre.
  • Establecer una relación más íntima, respetuosa y profunda contigo misma.
  • Experimentasr que es posible alimentar cuerpo y alma al mismo tiempo.
  • Cobrar conciencia de cuál es tu relación con la comida.
  • Aumentar tu consciencia corporal; entrenas tu mente para vivir en presente.
  • Conectar con tu intuición y sabiduría interior.
  • Elegir con consciencia optar por lo saludable.

 

El ME también implica darse cuenta del impacto que tienen nuestras opciones de alimentación en los demás seres vivos, en la Tierra y en la sociedad. Los “comedores conscientes” se preguntan dónde y cómo son producidos los alimentos y no se conforman con cualquier cosa.

 

¡Apúntate al Mindful Eating!

Lo ideal sería que pudieras organizarte para hacerlo al menos una vez a la semana, pero si tu ritmo de vida no te lo permite más adelante te doy otras ideas.

 

  1. Planifica para que sea posible

 

Organízate con antelación para poder comer o cenar contigo -sí, no digo sola, digo contigo- y sin distracciones (ni móvil ni tele ni libro): solo tu comida y tú.

 

  1. Prepara el escenario

 

Este momento es un acto de respeto y amor hacia ti: viste el ritual con mimo. Desde la selección de los alimentos a la preparación, presta atención a los movimientos que realizas y las sensaciones asociadas: el olor de las verduras cortadas, el sonido del aceite al calentarse, la sensación de trocear… no te pierdas nada. Prepárate un plato que te guste con cariño y ponte la mesa bonita.

 

  1. Haz una breve pausa Mindfulness

 

No te pongas a comer directamente, tómate unos instantes para darte cuenta de que el momento anterior terminó. Prepárate para la experiencia.

 

Siente la silla en la que estás sentada, respira y observa tu postura corporal. Cierra los ojos un momento y permítete contactar con tu cuerpo: ¿qué se siente estando hoy en tu cuerpo? ¿percibes algún estado emocional determinado?

Cobra conciencia de qué nivel de hambre tienes.

 

  1. Despierta tus sentidos

 

Observa

Abre los ojos y observa con detalle los colores, las formas y las texturas de los alimentos que tienes delante de ti en el plato.

Siente

Lleva ahora tu atención a tu boca, ¿estás salivando? ¿cómo es esa sensación? Coge un poco de comida prestando atención a los movimientos que tu cuerpo realiza para que ese primer bocado llegue a la boca: el movimiento del brazo, del codo, el peso del tenedor…etc.

Huele

Déjate impregnar por los aromas y observa cómo varía tu nivel de salivación.

Saborea

Cierra los ojos y sumérgete en todos los matices de sabor; observa qué hace tu lengua. Mastica bien y, cuando te apetezca, traga observando con detalle lo que sucede en el proceso. Observa tu reacción ante ese sabor y no la juzgues, simplemente obsérvala.

 

Y lo mismo con el segundo bocado. Ten en cuenta que tu mente se dispersará. No pasa nada, cuando te des cuenta vuelve de nuevo al aquí y al ahora y continúa con la experiencia. No se trata de ser perfectos.

Entre bocado y bocado comprueba cómo está recibiendo tu cuerpo el alimento y estate preparada para advertir la sensación de saciedad cuando surja. Percibe, también, las emociones y sensaciones que vayan surgiendo durante la experiencia sin juzgarlas.

 

Y, sobre todo, adáptalo a ti

Es imprescindible que se ajuste a tu estilo de vida; si no, no lo harás. Quizás no te sea posible comer sola y en silencio muy a menudo. No pasa nada. Sé creativa y adapta el ME a ti. Si tienes niños y coméis en familia puedes plantear unos minutos de atención plena como un juego. Si comes y cenas acompañada siempre, aprovecha las pausas en la conversación para conectar con tu cuerpo y prestar atención al bocado…

Lo importante es comprometerse con una misma a apreciar, respetar y disfrutar la comida que comemos cada día. Se trata de devolverle el valor y el sentido al hecho de nutrirnos; responsabilizarnos de nuestro bienestar y aprender a conocernos para saber qué necesitamos en cada momento y dárnoslo.

 

Te he preparado un audio a modo de guía para animarte a vivir tu primera experiencia de Mindful Eating. La próxima vez que te sientes a la mesa, dale al play y disfruta con atención plena ¡ya no hay excusa! 😉

Espero que te guste, un fuerte abrazo,

 

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!.

Con Amor,

Olaya y Eva

Todos queremos vivir bien. Hoy te voy a contar porqué comer de forma saludable puede mejorar tu vida considerablemente.

¿Qué significa para ti vivir bien? Párate unos segundos, piénsalo y escríbelo en un papel antes de seguir leyendo…

Ayer cumplí 48 años y es cierto que las prioridades cambian con los años. Para mí, hoy, vivir bien significa tener salud, no sentir dolor, estar a gusto en mi cuerpo, disponer de tiempo para estar con mis seres queridos, trabajar en lo que me gusta, aprender siempre cosas nuevas, recargarme con el sol y la naturaleza a menudo, poder visitar sitios nuevos y volver a mis sitios favoritos. Y tener energía suficiente para hacer todo eso y más y disfrutándolo todo.

Muchas de mis amigas dicen que no entienden cómo tengo fuerzas para hacer todo lo que hago. Y yo les digo que es gracias a mi alimentación. Muchas de mis clientas me cuentan que se sienten cansadas todo el día, que no tienen energía, que se levantan cansadas,  y yo les contesto que yo también he estado ahí, hace unos años, siendo bastante más joven que ahora, llegaban las seis de la tarde y ya no iba cara al aire. Y esto cambió radicalmente gracias a un cambio en mi alimentación.

 

Estas son las mejoras que puedes experimentar con una alimentación saludable y que harán que tu vida sea más plena:

 

  • Disminución de los dolores y la inflamación: si tienes inflamación en alguna parte de tu cuerpo  o dolores crónicos te aconsejo que pruebes eliminar el gluten, el azúcar, todos los alimentos procesados, incluidas las harinas, el alcohol, los lácteos, las grasas trans, los aceites procesados, las carnes procesadas y las carnes no ecológicas. El cambio que experimentarás en sólo una semana será espectacular. Tu cuerpo volverá a responder como antes.

 

  • Claridad mental: las toxinas que ingerimos diariamente a través de los alimentos inflaman nuestro intestino y sobrecargan todos nuestros órganos. Cuando comes “limpio” y saludable, tu cuerpo empieza a nutrirse y a funcionar a un alto rendimiento. El cerebro es uno de los órganos que más agradece una buena alimentación, y el intestino (nuestro segundo cerebro) también. Esto se traduce en una claridad y agilidad mental que te ayudará a tomar mejores decisiones en tu vida y a fijarte y alcanzar tus objetivos.

 

  • Aumento espectacular de tu energía: las verduras y las frutas (ecológicas) están llenas de nutrientes y enzimas que te aportan energía y fuerza vital, especialmente si las comes crudas. Puedes incorporarlas en forma de licuados, batidos, ensaladas o sopas frías. Las hojas verdes son las verduras más ricas en nutrientes. Tomarlas a diario es el primer cambio que aconsejo a las personas que se han planteado mejorar su alimentación. Son cruciales. Y la energía que aportan es increíble. Ya no volverás a sentirte agotada a media tarde y tendrás fuerza para disfrutar de tu vida minuto a  minuto.

 

  • Rejuvenecimiento general: ¿a quién no le gusta sentirse y parecer más joven? El secreto de la eterna juventud es comer moderadamente, dejar que el cuerpo descanse practicando el ayuno intermitente y comer (o beber en forma de licuados) alimentos que te aporten nutrientes para que tu cuerpo se regenere continuamente. Podrás ver como se alisa tu piel y se suavizan las arrugas, como te brillarán más los ojos y como tu pelos crece más vigoroso. Asegurado.

 

  • Re-conexión con tu cuerpo: la relación con tu cuerpo mejora rápidamente cuando lo nutres adecuadamente. Cuando disminuye la toxicidad de los alimentos que comes vuelves a notar las señales que tu cuerpo te envía. Te sientes más conectada. Vuelves a aprovechar la sabiduría natural de la máquina más perfecta que existe. Renace el amor por tu cuerpo. Vale la pena.

 

  • Regulación del peso y sensación de ligereza: adiós a las digestiones pesadas, adiós a la hinchazón, adiós a las reacciones alérgicas, adiós a subir y bajar de peso cada verano y cada Navidad. Adiós a la pesadez, a los empachos. La alimentación saludable supone una liberación y un volver a estar en paz con la comida. Esto sin duda es una mejora sustancial.

 

  • Prevención de enfermedades y longevidad: la alimentación tiene un impacto directo en tu salud. Los alimentos frescos, las verduras, las frutas, las semillas, los frutos secos y las legumbres, contienen sustancias que previenen todo tipo de enfermedades y promueven la longevidad. La alimentación saludable es la forma más rápida en la que TÚ mismo puedes mejorar tu salud.

 

  • Mejor estado de ánimo, adiós a la depresión: lo que comes tiene un impacto directo en tu cerebro, también en las zonas que regulan tu estado de ánimo. Hay alimentos que contienen triptofano, como el plátano y los anacardos, que disminuyen el riesgo de caer en depresión. El comer alimentos que mantienen estable los niveles de azúcar y de insulina también promueven un mejor estado de ánimo. El verte mejor y más lleno de fuerza y energía es el mejor antidepresivo que existe.

 

  • Menos estrés: cuando tu cuerpo está bien nutrido se relaja de forma natural. Tu organismo ya no tiene que estar luchando continuamente para encontrar algún nutriente en los alimentos vacíos de nutrientes que habitualmente comes. Con alimentos de verdad, frescos y naturales ya puede hacer su trabajo de nutrición y regeneración celular. De repente te sientes más tranquilo y con una sensación de bienestar constante.

 

  • Menos antojos: es otra de las consecuencias de estar bien nutrido, no tienes antojos, tu cuerpo no te pide más, está satisfecho y tranquilo.

 

¿Crees que vale la pena intentarlo? Yo te lo aconsejo con todas mis células :-).

 

La alimentación es uno de los pilares de una vida más plena y está en tus manos empezar a construirlo.

 

Con Amor,

Eva

 

Es alucinante cómo te conectas con tu cuerpo cuando empiezas a comer de forma limpia y saludable. De repente descubres la sabiduría innata de tu cuerpo que empieza a enviarte señales muy evidentes cuando algo que entra en él no es beneficioso.

 

La semana pasada estuve de vacaciones en un sitio donde era difícil comer como yo como habitualmente (sigo una alimentación basada en verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas y cereales integrales), así que tomé la decisión de comer moderadamente lo que había, de no sentirme culpable y de agradecer todo los alimentos que estaban a mi alcance. Mi conciencia estaba en PAZ, pero… después de 4 días mi cuerpo empezó a enviarme señales y a los 7 días los efectos eran visibles… 

 

Estas son las 7 señales que tu cuerpo te envía cuando no te estás alimentando bien

1.VIENTRE HINCHADO Y SENSACIÓN DE INFLAMACIÓN: especialmente si abusas de alimentos con gluten como el pan, la pasta, las pizzas, los rebozados, la bollería, el azúcar refinado y los dulces.

2. SOMNOLENCIA Y FALTA DE ENERGÍA: si dejas de comer verduras frescas y frutas tu energía baja en picado. También si abusas de los excitantes, refrescos azucarados carbohidratos refinados y del alcohol.

3.MAL HUMOR, ESTRÉSNEBLINA MENTAL: el cuerpo se esfuerza por encontrar nutrientes en lo que comes pero no los encuentra y se estresa automáticamente, tu rendimiento baja y tu humor empeora.

4.PIEL MATE: al aumentar las toxinas y la inflamación y disminuir el aporte vitamínico el aspecto de la piel empeora notablemente.

5.CARA HINCHADA y ABOTARGAMIENTO: el alcohol y los hidratos de carbono refinados hacen que empieces a retener líquidos y a sentirte hinchada y abotargada, la cara es un indicador de esta hinchazón.

6.ACNÉ: tu sistema endocrino, tus hormonas empiezan a desequilibrarse y aparecen síntomas como el acné, el síndrome premestrual, el cansancio crónico…

7.ANSIEDAD POR COMER HIDRATOS Y DULCES: al comer alimentos que disparan tu insulina, como las harinas y los azúcares refinados mezclados con grasas, entras en un bucle peligroso de subidas y bajadas de energía,  tu cerebro te pida más alimentos ricos en grasas y azúcares y tienes hambre más pronto después de haber comido, aparecen los antojos y el comer con ansiedad.

 

¿Te has sentido así alguna vez? ¿identificas estos síntomas en tu día a día? Cuéntamelo en los comentarios, seguro que puedo ayudarte.

 

Y no olvides que todos estos síntomas son muy fáciles de contrarrestar con una alimentación saludable. Te aseguro que en menos de dos semanas notarás un cambio alucinante que te sorprenderá.

 

Si quieres probar los beneficios de mi método de alimentación FIN (flexible, inteligente y nutritiva) yo te acompañaré y guiaré encantada.

Con amor,

Eva

 

¡Hola! Cuando hace 5 años intenté cambiar mi alimentación, fue un fracaso rotundo. Quise pasar de comer carne y pescado a diario, lácteos y muchas harinas refinadas (pastas, pan, galletas…), a ser prácticamente crudivegana de la noche a la mañana. Y claro, lo de los cambios extremos no suele funcionar. Un mes después estaba de nuevo comiendo harinas refinadas, quesos y proteína animal.

Hoy te cuento qué puedes empezar a cambiar para que tu alimentación vaya enriqueciéndose poco a poco y para que, de forma natural, elijas incorporar más alimentos nutritivos y saludables a tu día a día, sin estresaros, ni tú ni tu organismo. Así lo conseguí yo hace 3 años, sin cambios extremos, con flexibilidad, poco a poco, re-educándome, escuchando las reacciones de mi cuerpo y sobre todo experimentando los beneficios de una alimentación inteligente y nutritiva.

Aquí van los primeros  pasos:

  1. DESEMPOLVA TU LICUADORA O COMPRA UNA NUEVA. No necesitas la más cara del mercado. La mejor licuadora es la que utilizas a diario. Una licuadora convencional de unos 80 euros ya es una buenísima inversión en tu salud. Si tienes más presupuesto disponible puedes comprar una de rotación lenta que cuesta sobre los 350 euros…. pero lo dicho, lo importante es tenerla y utilizarla, no tener la mejor ni la más cara.
  2. TOMA UN LICUADO VERDE AL DÍA, PREFERENTEMENTE EN AYUNAS. Los licuados verdes son una forma sencilla y deliciosa de tomar varias de las raciones necesarias de fruta y verdura diaria. Te proporcionan un montón de nutrientes sin necesidad de hacer la digestión, con lo que al mismo tiempo te aportan y te ahorran energía. Como dice alguna de mis clientas: ¡Son lo MÁS!
  3. TOMA LA FRUTA ENTRE HORAS, NO DE POSTRE. La fruta es gasolina de la mejor calidad para nuestro cuerpo. Come entre 3 y 4 piezas al día, te ayudarán a depurar tu cuerpo y son la mejor fuente de vitaminas. Intenta no comerla de postre, tendrás mejores digestiones y maximizarás la absorción de nutrientes.
  4. EMPIEZA LAS COMIDAS CON UN PLATO DE ENSALADA. Además ahora con el buen tiempo apetece un montón. Las hojas verdes son los alimentos más nutritivos que existen, te alcalinizan y te ayudan a perder peso. Y NO las riegues en aceite de oliva o las convertirás en un plato poco saludable con un solo gesto. Prueba a aliñar con una mezcla de tahín, zumo de naranja, un ajo, levadura nutricional, miso blanco y un poco de sirope de arce.
  5. COMPRA BOTES DE LEGUMBRES YA COCIDAS. Son el mejor comodín para tus platos diarios. Puedes convertir una ensalada en un plato principal añadiéndole un vaso de garbanzos, o alubias o azukis o lentejas hervidas. Ten siempre varios en la despensa, preferentemente ecológicos. ¡Dan mucho juego!
  6. PRUEBA NUEVOS INGREDIENTES. Si compras los mismos ingredientes de siempre, cocinarás los mismo platos de siempre. ¡Hay muchísimos ingredientes nuevos y apetecibles en el mundo de la alimentación inteligente y nutritiva! No tengas miedo de probar. ¿Has probado el tahín, el miso blanco, la levadura nutricional, los azukis, el sirope de arce, los dátiles salomon, la quinoa, la espelta, el cacao crudo en polvo, la kale, las semillas de chia…? Experimenta y diviértete.
  7. PRUEBA EL COACHING NUTRICIONAL.  Yo lo hice y cambió mi vida. Fue la mejor decisión que he tomado en años. Resolvió mis dudas, me enseñó, me asesoró, me empoderó, me ayudó a conseguir mi objetivo y mucho más. Me acompañó al principio de un viaje que todavía continua.

 

Ya sabes por dónde empezar. Ahora ¡manos a la obra!, disfrutando de cada descubrimiento y de cada nuevo paso, es el secreto del éxito.

Love

 

Durante muchos años mi relación con la comida fue problemática: estaba siempre a dieta, me sentía culpable si comía algún dulce, me daba atracones y luego me mataba a pasar hambre para compensarlos. Subía y bajaba de peso constantemente. Mi mala nutrición me causó problemas de salud, algunos con consecuencias tristes y graves. Hasta que llegó el día en que me di cuenta que me estaba maltratando y que no podía seguir así.

La nutrición es uno de los pilares base del bienestar. En mis consejos semanales te regalaré mucha información y herramientas prácticas para que consigas cambiar tu alimentación y tu relación con la comida… y sobre todo contigo misma. Porque sí lo que comes es importante, pero mucho más lo son tus creencias, tus pensamientos, tus emociones y tus hábitos.

Hoy te regalo 7 formas de incorporar fácilmente a alimentación esos cambios que te harán sentir más vital, aumentarán tu energía y mejorará tu aspecto y tu salud.

1ª CAMBIA TUS CREENCIAS SOBRE TU ALIMENTACIÓN

  • La comida nos mantiene vivos, elige alimentos frescos, nutritivos, limpios y llenos de vida
  • No todo lo “comestible” te nutre. Identifica los tóxicos en los alimentos procesados, lee las etiquetas, los tóxicos generan enfermedad.
  • Piensa en tu equilibrio y tu energía, las verduras, los cereales completos, las legumbres y las frutas te aportarán ambos
  • Piensa en salud y flexibilidad. Si tu salud es tu objetivo es más fácil identificar lo que funciona, sin culpas
  • Piensa en amor hacia tu cuerpo y hacia tus seres queridos

 

2ª COME AL MENOS 3 PIEZAS DE FRUTA AL DÍA

  • Comer una dieta rica en frutas disminuye la probabilidad de padecer diabetes tipo 2, derrames cerebrales y otras enfermedades cardiovasculares
  • Una dieta rica en frutas te protege contra ciertos tipos de cánceres
  • La fruta te ayuda a mantener una salud óptima gracias a los fito-químicos que contiene
  • Es el snack perfecto entre horas, reducirá tus antojos de comer dulces ¡Y no engorda!

 

COME VERDURAS DE HOJA VERDE TODOS LOS DÍAS

  • Espinacas, acelgas, lechuga romana, berros, col rizada, repollo, rúcula, canónigos… las hojas verdes crudas o ligeramente cocinadas son las verduras más nutritivas que existen
  • Apoyan al hígado en su función de limpieza y desintoxicación
  • Reducen el colesterol, ricas en antioxidantes, vitaminas K, C, A, calcio, magnesio, hierro, potasio y manganeso
  • ¡Potencian tu sistema inmunológico y tu SALUD!

 

4ª COME MÁS VEGETALES CRUDOS

  • Es el secreto de la juventud y la energía por el aporte enzimático de las verduras y las frutas crudas
  • Haz de la ensalada tu plato principal al menos en una de las comidas diarias
  • Puedes añadir legumbres y semillas a tus ensaladas y vinagretas sin aceites refinados, preparadas a base de frutos secos y especias
  • También puedes tomarlos en forma de licuados y batidos verdes

 

 REDUCE EL CONSUMO DE PROTEÍNA ANIMAL

  • Estudios hechos por investigadores de la Universidad de California encontraron que las personas que comen dietas ricas en proteína animal tiene 4 veces más probabilidades de desarrollar cáncer que aquellos que comen una dieta baja en proteína
  • Una dieta rica en proteína animal es acidificante, des-mineralizante (genera osteoporosis), produce piedras en el riñón y está directamente relacionada con la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares
  • ¡Vuelve a las legumbres de toda la vida!

 

6ª PÁSATE A LAS GRASAS SALUDABLES

  • El consumo de grasas trans y grasas saturadas (de origen animal) puede doblar el riesgo de padecer Alzheimer
  • Dietas altas en grasas procedentes de los huevos, mantequillas, carnes grasas y natas elevan considerablemente el nivel de azúcar en sangre, debido a que entorpecen la labor de la insulina y aumentan el riesgo de diabetes tipo 2
  • Necesitamos grasas saludables que podemos encontrar en los aguacates y los frutos secos
  • Consúmelos moderadamente

 

7ª OLVÍDATE DE CONTAR CALORÍAS

  • Las dietas bajas en calorías son un desastre a largo plazo: El peso se recupera siempre
  • Generan piedras en la vesícula
  • Desequilibran las tiroides
  • Aumentan el riesgo de depresión
  • Aumentan el riesgo de diabetes tipo 2
  • Disminuyen la libido
  • Conducen a malnutrición y futuras enfermedades

 

Puedes plantearte un cambio a la semana, sin prisa, queriéndote y notando poco a poco los beneficios. Siempre con mucho AMOR.

Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo para que los beneficios de una alimentación FIN (Flexible, Inteligente y Nutritiva) lleguen a mucha gente. ¡Gracias!

Por cierto puedes dejar tu comentario, estaré encantada de leer nuevas opiniones y aportaciones.

Love

Eva

 

 

 

Se acerca el fin de año, otra vez. De nuevo enumeraremos nuestros nuevos propósitos para el año nuevo. Y qué mejor que proponerse una alimentación sana, saludable, vibrante y energética para el año que comienza. Sea cual sea tu intención: bajar de peso, sentirte mejor, mejorar tu salud, tener más energía, sentirte y verte (y que te vean) más joven, cargarte de fuerza para conseguir tus sueños… la alimentación es el primer paso, es la fuente de la vida y los nutrientes que te ayudarán a conseguir lo que te propongas.

Tenemos que intentar volver a los orígenes en lo que concierne a la alimentación. Antes se comía por supervivencia, o para celebrar algo y para mantenerse arraigado a la tierra y a la naturaleza.  Se comía para vivir mientras que ahora parece que vivimos para comer. La comida del día a día debería ser sencilla y nutritiva, sin dejar de ser sabrosa. Las celebraciones deberían ser momentos puntuales y llenos de significación. Si todos los días se come como en una celebración al final éstas pierden su valor y su sentido. Y en la parte espiritual nos encontramos con el arraigo a la naturaleza, que con tanta comida preparada, elaborada y desnaturalizada, se está perdiendo completamente. Es necesario comprar alimentos frescos, con la menor manipulación posible y locales, para que nos reconecten con la tierra.

Hoy te voy a contar MI LISTA DE LA COMPRA, para orientarte si quieres dar el gran paso hacia la generación de SALUD y la comida ANTIEDAD, si quieres utilizar esta poderosa herramienta que es la alimentación para reforzarte y vibrar de energía de nuevo. Puedes ir comprando estos alimentos poco a poco e ir sustituyendo los que tengas cuando se te vayan terminando, no hace falta comprarlos todos a la vez. De un tiempo a esta parte compro todo ecológico. Sé que es algo más caro pero la inversión en la salud para mí no tiene precio y al final sale más barato. Además si todos apoyamos la producción ecológica los productos se abaratarán poco a poco y facilitaremos el que todos podamos consumirlos sin problemas. Si no puedes comprar ecológico elige siempre que puedas productos locales y fíjate en la lista de ingredientes, si ves algo que no sabes lo que es, si llevan azúcar, aceites hidrogenados o edulcorantes artificiales, mejor no comprarlo.

Esta es la maravillosa lista:

VERDURAS

En principio todas las que encuentre en cada estación:

Acelgas, espinacas, todas las lechugas, escarolas, hinojo, col, repollo, berenjenas, alcachofas, espárragos, setas y champiñones, pimientos, boniatos, chirivías, nabos, zanahorias, patatas, coliflor, brócoli, cebollas, judías verdes, ajos, yuca, puerros, rábanos…

frutas y verduras

FRUTAS

En principio todas las que encuentre en cada estación:

Manzanas, peras, caquis, granadas, persimones, chirimoyas, aguacates, tomates, mandarinas, naranjas, pomelos, melocotones, melones, sandías, fresas, frambuesas, arándanos (se me hace la boca agua haciendo la lista je, je), plátanos

mango, papaya, coco, uvas, ciruelos, cerezas, higos, sandía, piña…

LEGUMBRES

Reconozco que las compro ya cocidas, en bote de cristal y ecológicas (es una de mis concesiones a la practicidad):

Garbanzos, lentejas, alubias blancas, frijoles negros, azuki, habas, guisantes y soja verde

 

CEREALES INTEGRALES ENTEROS

No estoy hablando de los Special K eh? Hablo de cereal en grano, sin refinar y sin procesar:

Mijo, quinoa, arroz integral, amaranto, trigo sarraceno, espelta (estos son los que más utilizo), cebada y avena.

La pasta la compro de arroz integral o de espelta integral, aunque como muchísima menos pasta que hace unos años.

 

FRUTOS SECOS Y SEMILLAS

Menos los cacahuetes, todos los frutos secos y semillas los compro crudos:

Anacardos, nueces, almendras, nueces de Brasil, avellanas, cacahuetes, pistachos, nueces de macadamia, piñones, pipas de calabaza, pipas de girasol, semillas de cáñamo, semillas de sésamo, gomasio (semillas de sésamo molidas con sal y algas), semillas de lino, semillas chía, pasas, dátiles, higos secos.

También me encantan los purés de semillas y de frutos secos como el tahín, el puré de anacardos, de almendras…

frutos secos

ESPECIAS

Me gusta mucho especiar la comida, darle un toque italiano, mejicano, hindú, thai… con los mismos ingredientes puedes tener un plato completamente diferente y las especias son curativas, en su justa medida, le hacen mucho bien al organismo:

Jengibre, en polvo y en raíz, cúrcuma, curry, cayena en polvo, en polvo y en raíz, orégano, alcaparras, tomillo, albahaca, cominos, cilantro, perejil, hierbabuena, cebollino,

 

BEBIDAS

Lo que más bebo después del agua son licuados de verdura y fruta que preparo yo misma en casa:

Agua mineral, leches vegetales (de avena, de arroz, de quinoa, de alpiste), agua de coco, té verde, infusiones relajantes (siempre ecológicas), infusión yogui, te kukicha

 

EDULCORANTES

Para endulzar utilizo principalmente los siropes y los dátiles o las pasas:

Dátiles salomón (los gorditos y carnosos), sirope de arce (mi favorito), sirope de ágave, azúcar de coco, sirope de dátil y melaza de arroz

 

SUPERALIMENTOS

Aunque todos los alimentos de esta lista son superalimentos hay algunos en particular que se conocen con esta denominación:

Semillas de chía, bayas goji, maca, levadura nutricional, leche de coco en polvo, semillas de cáñamo, te verde matcha en polvo, cacao puro crudo en polvo, nibs de cacao

OTROS

Aceite intento utilizar poco. Para cocinar utilizo el de coco y el de aceite de oliva, ambos virgen extra y de presión en frío.

Vinagre de manzana, soja, miso blanco y miso normal.

Harinas sólo utilizo de arroz integral y de garbanzo

Pan compro poco, normalmente de espelta integral o galletas de arroz inflado.

Sal del Himalaya o Sal Marina ecológica

Compro 1 docena de huevos ecológicos (los que tienen la numeración que empiez por 0) una vez al mes. Yo me suelo comer 2-3 huevos al mes.

Como TOFU un par de veces a la semana, lo compro natural o especiado con albahaca o con tomate.

Chocolate 100% cacao

Vanilla en polvo

Estoy empezando con las algas (poquito a poquito)

 

Normalmente tengo de casi todo esto en casa. La verdura la compro dos veces a la semana. EL resto de productos cuando se me van agotando.

 

Anímate, pasito a pasito se llega muy lejos.

 

¡Ah! y el ingrediente principal que nunca falte: ¡¡¡¡¡EL AMOR!!!!!

 

Eva

 

Bruce-Lipton

 

Uno de los libros que más me ha impresionado últimamente es “La biología de la creencia” escrito por Bruce H. Lipton, biólogo celular, que está sacando a la luz nuevas realidades a través de sus estudios en la ciencia llamada Epigenética.

bruceLipton

 

Os aconsejo que leáis el libro y os dejo aquí algunas de las ideas que más me gustan:

  • Nuestros pensamientos no están contenidos dentro de nuestra cabeza. Cuando tenemos un pensamiento negativo, no es sólo un pensamiento negativo rebotando en nuestra cabeza. Es una emisión. En el mundo de la física cuántica es un impulso que devolverá una respuesta similar. ¿Y cuál es la importancia de esto? Podría haber diez personas por ahí – nueve en un estado de ánimo positivo, uno en un negativo. Si enviamos una emisión negativa ¿quién va a recogerlo ? No las nueve personas positivas – que no están sintonizados con esa frecuencia. Quién va a recogerlo es la persona negativa. ¿Qué sucede si activamos una persona negativa con nuestra transmisión negativo? Los atraemos a nuestra vida!”

Cuando somos conscientes de esto podemos cazarnos a nosotros mismos y darnos cuenta de que tenemos una opción positiva y atraer así a nuestra vida otras posibilidades, otras personas y otras experiencias.

Y entonces ¿porqué nos quedamos “enganchados” a los pensamientos negativos”? Porque la mayoría de estos pensamientos vienen de programas aprendidos durante los primeros 7 años de nuestra vida y fijados en nuestro subconsciente. Cuando pensamos abandonamos el AHORA y funcionamos con programas establecidos, y este es el mayor desafío que tenemos, cazarnos a nosotros mismos funcionando con estos programas. Según Bruce Lipton el 95% de nuestras vidas funcionando según estos programas que nos sabotean, nos auto limitan y nos desempoderan.

  • ” Los pensamientos repetitivos nos avisan de inmediato que estamos siguiendo un programa una y otra vez. Esa debe ser la alarma que dice: “Estoy siguiendo el programa”. Esto es una llamada de atención si lo detectas. Cuando notes que estás teniendo pensamientos repetitivos, estás siguiendo una grabación. Y en el momento que te des cuenta de eso puedes dejar de seguirla. Ahora habrás tomado el poder de nuevo. Y así podrás elegir hacer otra cosa. Pero si no haces algo en ese momento para recuperar el poder, entonces vas a caer de nuevo y continuarás siguiendo la grabación por defecto una y otra vez … y créeme, ¡no va a mejorar aunque la sigas mil veces !”

El primer paso es interrumpir el patrón. Pero con 50.000 pensamientos al día parece una misión imposible identificar estos patrones y pararlos. Y según B. Lipton esto es imposible si le dejamos la tarea únicamente al cerebro. 

  • “Afortunadamente hay un jugador más potente en cada uno de nuestros cuerpos , que tiene una capacidad de difusión muchas veces más poderoso que el de nuestro cerebro … Se llama el corazón. ¿Qué hay de diferente en el corazón? : la diferencia es que el corazón no hace cálculos. El corazón lee energía.  Y es un idioma al alcance de todos nosotros”

El corazón es un órgano sensorial y actúa como un sofisticado decodificador de información y como un centro de procesamiento que nos permite aprender, recordar y tomar decisiones funcionales independientes. El corazón además genera el campo electromagnético más grande del cuerpo – alrededor de 60 veces mayor en amplitud que el del cerebro.

  • La primera lengua de comunicación es la energía. Vibración. Hay toda una gama de energías que los humanos sentimos, pero esencialmente hay dos tipos de vibraciones . Hay “buen rollo” y malas vibraciones. Las malas vibraciones  te quitan tu energía y las buenas vibraciones mejoran tu energía. Las vibraciones no nos dicen las palabras,  no nos dicen los detalles o el pensamiento racional. Simplemente nos dicen si esta energía es buena para nosotros o si es mala. Cuando un animal  siente malas energías ¿qué crees que hace ? Se aleja. ¿Cómo lo sabe? Debido a que su vida se basa en la energía. Si tienes  energía, tienes vida. Si pierdes energía, se pierde la vida. Esta es la forma de comunicación primordial de todo, desde las bacterias a los seres humanos

Según Bruce sólo nosotros, los humanos, renunciamos a  seguir esta energía. En cambio, a menudo nos colocamos en nuestras cabezas y racionalizamos lo que pensamos que debemos hacer sobre la base de nuestro análisis mental de los hechos, a menudo a expensas de lo que nuestro corazón conoce  y nos está diciendo. Puedes pensar todo lo que quieras pero al tomar la decisión final escoge lo que se sienta mejor en tu corazón.

  • Lo mejor es mantener la mente y la energía en el momento presente, en lugar de realizar todo el pensamiento, que al instante nos saca del momento presente y nos lleva de nuevo a nuestros programas. Cuando estamos en el ahora estamos en el corazón. Esto no significa que todo funciona a la perfección, pero significa que no estamos aterrorizando a nuestro yo, porque ahí es donde los verdaderos problemas vienen. Cuando brutalizamos nuestro propio sistema por tener miedo y sentirnos víctimas, que es cuando sabemos que el subconsciente está en marcha, y no estamos dirigiendo el espectáculo conscientemente”

Según Bruce, uno de los momentos en los que vivimos plenamente el presente es cuando nos enamoramos. “Es el único momento en el que, naturalmente, dejamos de seguir los programas y empezamos a vivir de nuestra mente creativa consciente. Si has estado soñando con esta relación toda tu vida y, de repente, lleg , ¿por qué vas a querer estar en cualquier lugar que en el momento presente?”

  • Cuando estamos teniendo esa experiencia de amor la mente consciente está al frente y ese es el momento de poder. En el momento en que comiences a pensar entonces irás en piloto automático y entonces ya no estarás conduciendo el vehículo. Puedes sentirlo en tu corazón . Si estás en un buen lugar y está en armonía y feliz puedes sentir que es algo realmente maravilloso. Pero en el momento que te empieza a entrar  la duda, la desconfianza y el miedo, se puede sentir que el amor y el placer comienza a desaparecer de tu corazón. Puedes sentirlo. Te sientes diferente.  Así que durante el día la pregunta básica es ¿estás viviendo en un estado con problemas en la mente (lo que significa que estás realmente sólo calculando a partir de programas) o estás presente, inmerso en el momento y por lo tanto en la alegría de la vida?”

Enamoremonos de la vida. No necesitamos luchar contra las antiguas historias de lo que no funciona a nuestro alrededor. Simplemente sal de esa historia y crea una nueva. Por cada uno de nosotros que cambie su historia se cambiará la vibración del ambiente que nos rodea.

  • “La mayoría de la gente cree que al morir, si ha sido bueno, vas a un lugar llamado cielo . Me gustaría sugerir una comprensión alternativa , que hemos nacido en el cielo, y en este momento presente es el lugar donde somos más creativos. Aquí es donde manifestamos nuestros sueños. La mayor parte de nuestras ideas de los cielos están realmente basadas en la vida en la tierra por lo que buscar en otro lugar es una tontería. Todas las visiones y sueños son factible aquí
Enamorarse de la vida

Enamorarse de la vida

Love

Eva

Referencias: La fotografía y las contestaciones de Bruce Lipton son de una entrevista encontrada en la página http://upliftconnect.com/

Yo sé lo que es un dolor crónico de espalda y cuello. Lo padecí muchos, muchos años y todavía vuelve… si le dejo… Como Health Coach, mi aproximación a la salud no sólo es desde la nutrición, un pilar básico, sino también desde la salud mental y emocional, es decir desde un enfoque holístico.

Acabo de leer el libro “The Mindbody Prescription” del Dr. John E, Sarno, sobre la relación de los dolores crónicos con las emociones reprimidas. En español están editados “Curar el cuerpo, eliminar el dolor”  y ” La mente dividida” del mismo doctor.

Os copio una reseña del libro: ” Los estudios clínicos realizados durante mas de treinta años por el Dr. John E Sarno en el Instituto Rusk de Rehabilitación de la Universidad de Nueva York, han demostrado que una muy elevada proporción de casos de dolores musculo-esqueléticos tienen un origen psicofisiológico y no son debidos a las posibles alteraciones estructurales. Estos libros, deberían ser de lectura y seria consideración obligada para médicos de atención primaria, reumatología, ortopedia y rehabilitación. En cuanto a los pacientes con dolores musculo-esqueléticos en manos, brazos, hombros, espalda, caderas, piernas, o pies, la lectura del libro y seguimiento del programa terapéutico basado en los hallazgos del Dr. Sarno puede ser un hecho verdaderamente providencial en sus vidas”

Cuando yo tenía dolor en la espalda, crónico, permanente, TODOS LOS DÍAS, si encima me decían que era psicosomático, a la persona que me lo decía la ponía en la lista negra. No nos gusta nada que nos digan “que ese dolor es mental, que es psicosomático” porque la palabra psicosomático se relaciona con “inventado” o “imaginario” cuando lo que realmente significa es que el verdadero origen del dolor hay que buscarlo en la mente no en nuestra fisiología. Yo sentía dolor, era un dolor real, pero el origen no estaba en el músculo, el hueso o el ligamento, sino en mis emociones, y más concretamente en las emociones reprimidas o anuladas.

EL PODER DEL CONOCIMIENTO ES IMPRESIONANTE

¿Cuál es el proceso que origina el dolor? Durante nuestra vida vamos enterrando emociones, sentimientos, traumas, rabias y presiones diarias en el subconsciente, lo hacemos como forma de supervivencia. Ocurre que en algún momento estas emociones “amenazan” con salir a la consciencia  y a nuestro cerebro le aterra que esto pueda ocurrir. Nuestro cerebro teme el drama,  así que idea una estratagema para desviar nuestra atención lejos de esa ira del inconsciente. Ésta es una reacción automática de nuestra mente, que no está basada en ninguna lógica. El cerebro, que sabe perfectamente en qué estado están todas las partes de nuestro cuerpo, elige una parte con un pequeño desgaste y deja de enviarle oxígeno. Esta falta de oxígeno genera el dolor. Y cuando vamos a una revisión, el médico nos hace una radiografía, ve el desgaste o pequeño defecto y le atribuye el dolor. Su diagnóstico reafirma nuestro dolor y el cerebro ha conseguido engañarnos totalmente, haciendo que olvidemos nuestra rabia y nos centremos en el dolor.

Puede ocurrir incluso que debido a algún tratamiento de choque deje de dolernos, por ejemplo la rodilla derecha, y que al día siguiente de repente nos duela la izquierda con la misma intensidad. El cerebro no se da por vencido tan fácilmente y contra ataca dejando de enviar oxígeno a otra parte del cuerpo.

El Dr. Sarno llama a estos procesos Síndrome de Miositis Tensional (SMT) y según él, para mitigar el dolor es importante saber :

  • Que el SMT no es dañino, a pesar de que la severidad que pueden alcanzar los síntomas lo hagan difícil de creer
  • Que estos síntomas son universales en la sociedad Occidental, no implican ninguna enfermedad emocional ni mental
  • Que somos mucho más fuertes de lo que creemos y que tenemos una capacidad importante para influenciar todo lo que ocurre en nuestro cuerpo y debemos aprender cómo
  • Que el conocimiento del proceso cómo se origina el dolor es esencial
  • Que nuestros mayores enemigos son el miedo y la mala información
  • Que la mente y el cuerpo son una unidad indivisible en constante interacción, un organismo magnífico de infinita maravilla y complejidad

Y la terapia que el Dr. Sarno propone para la recuperación es la siguiente:

1. Reconoce y acepta el origen psicológico del dolor. Si tu cerebro se da cuenta de que ya no te engaña volverá a enviar oxígeno a los tejidos entumecidos

2. Repudia el diagnóstico fisiológico y abandona las terapias tradicionales y medicaciones, céntrate en las emociones y retoma tus actividades físicas

3. Dile a tu cerebro que lo has desenmascarado, grítaselo si es necesario

4. Haz una lista con todas las presiones que hay en tu vida, todo lo que contribuye a tu rabia interna. Pueden ser presiones impuestas por ti mismo si eres un perfeccionista o una persona que nunca dice no. Pueden ser cosas en principio positivas como el criar a tus hijos o la vida en matrimonio. O pueden ser traumas infantiles. Escribe la lista para ayudarte a ser consciente de cuáles son los causantes de tu dolor.

5. Clasifica las líneas de la lista en dos categoría: aquellas en las que puedes influir y aquellas que no dependen de ti. Empieza a tomar acciones sobre las primeras para modificarlas. Sobre aquellas que no dependen de ti, acéptalas y sobre todo dite a ti mismo que no vas a dejar que te causen más dolor.

5. Reflexiona en silencio sobre este proceso, medita 10 minutos al día

6. Lee y relee el libro del Dr. Sarno, reflexiona y piensa sobre lo que dice

7. Todos los cambios llevan su tiempo, si el dolor reaparece no te desanimes y persevera

EL Dr. Sarno cura el dolor crónico al 90% de los pacientes que le visitan, incluso pacientes que han pasado por varias cirujías de hernia discal sin mejoría alguna.

¿Porqué no abrir la mente y dejar entrar nuevas perspectivas y posibilidades de mejora?

 

Love

 

Eva

 

 

 

 

 

 

Los que saben del estado de las energías en el Universo aseguran que esta es un semana magnífica para liberarnos de las cargas que nos paralizan y bloquean. Siempre es un buen momento para dejar ir lo que ya no nos sirve, pero hasta finales de agosto, además, el Universo nos echará una manita y nos facilitará la tarea 😉

Os puedo contar mi propia experiencia… A principios de este año decidí que era el momento de dejar ir antiguas cargas que sentía como una mochila en la espalda y que sólo yo creaba y sentía. Siguiendo el consejo de una persona sabia, hice una pequeña ceremonia simbólica para escenificar mi propósito: escribí varias cartas, volqué en ellas todo lo que sentía y luego las quemé, liberando la energía para que el Universo hiciera con ella lo que considerase apropiado. Fue increíble. Al día siguiente ya no sentía la mochila, aunque la buscase, y a partir de entonces el despegue fue, y sigue siendo, maravilloso. Por fin pude canalizar y concentrar toda mi atención y energía en lo que realmente me apasiona, la divulgación de la nutrición saludable. Creé mi propia página web, mi blog, y la página en Facebook de Begreenchica, terminé mis estudios como Health Coach, abrí mi propia consulta, hice mis primeros talleres de comida viva, empecé un proyecto de negocio que haré público antes de que acabe este año… ¡Alucinante! Tras varios años paralizada, por fin arranqué y ¡de qué forma!

¿Sientes que hay cosas en tu vida que te impiden avanzar? En tu casa, en el trabajo, en tus relaciones… Este es un buen momento para realizar una buena limpieza.

  • Tienes ropa que ya no utilizas por cualquier motivo? Regálala
  • Bolsos, zapatos, colgantes, complementos que no utilizas? Regálalos
  • Tienes tu casa llena de libros que nunca vas a volver a leer y con los que ya no te identificas? Regálalos
  • Tienes los armarios desordenados y llenos de cosas que ni recuerdas? Ordénalos
  • Tienes el escritorio lleno de facturas y papeles desorganizados? Organízalos
  • Tienes patrones mentales que aprendiste hace un montón de años y que todavía te dirigen inconscientemente aunque en realidad ya no los compartes? Descártalos
  • Tienes la despensa llena de comida precocinada, refrescos, azúcares, bollos, alcohol… Selecciona lo saludable y limpia aquello con lo que ya no te identificas

El objetivo es que la energía no se estanque, que fluya y llene nuestras vidas con los aires de cambio que se viven en todo nuestro planeta.

Limpia y crea tu propia visión de tu mejor yo. No vivas como la persona que otros crearon. Decide lo que te sirve y lo que no. En nuestra vida sólo crece y se desarrolla aquello a lo que le dedicamos tiempo y atención. Si te pasas el día pensando en lo mal que estás, estarás cada día peor porque el malestar crecerá. Concentra tu atención en lo que quieres conseguir y tu visión crecerá y se materializará. No seas una miniatura de ti mismo.

Para dejar entrar lo nuevo hay que dejar ir lo que ya no nos sirve. Para pasar al siguiente nivel hay que entrar en el flujo. Ahora es el momento.

Love

Eva

 

 

 

 

 

Todos queremos tener una piel bonita. Podemos gastar cientos de euros en cremas y otros productos de belleza y aun así no conseguir nuestro objetivo. Sigue estos consejos. La piel bella es un reflejo de un interior cuidado y sano. Prueba y verás, especialmente si tienes problemas de acné:

1. Empieza el día ALCALINIZANDO tu cuerpo. Tras levantarte toma un vaso de agua y un probiótico con el estómago vacío. A los 15 minutos toma un vaso de agua con limón. Si quieres profundizar más tómate un licuado verde (espinacas o acelgas, pepino, apio, manzana), además de alcalinizar más, las fibras y los antioxidantes en el licuado te ayudarán a eliminar las toxinas que envejecen tu piel. La piel es el órgano mayor de nuestro cuerpo y una de sus funciones más importantes es la eliminación de toxinas.

2. BEBE AGUA a lo largo del día, unos 8 vasos. Puedes añadir unas gotas de limón, para seguir eliminando grasas y toxinas

3. EXFOLIA tu piel. Tanto la de la cara como la del cuerpo. Puedes utilizar un cepillo de crin natural y realizar un cepillado en seco para eliminar las células muertas y activar el sistema linfático.

4. LÁVATE siempre la cara después del ejercicio para evitar que la grasa se quede en los poros, con agua caliente o con un algodón y aceite esencial de arbol del té

5. Si tienes un GRANO y necesitas que desaparezca rápido, coge un cubito de hielo. Las bacterias odian el frío. Pasa ligeramente el cubito por la zona del grano. Esto matará las bacterias y reducirá consideráblemente la inflamación.

6. COME LIMPIO: No comas comida procesada ni comida basura. Come sobre todo frutas y verduras que te nutrirán y te aportarán los antioxidantes que tu piel necesita. Come ensaladas con nueces y semillas, que te aportarán omega 3 que hidrata la piel desde dentro. Come lentejas, garbanzos y almendras. Necesitas tener un colon saludable. Asegúrate de ir regularmente al baño, es la base de una piel radiante.

7. El AZÚCAR ES UNA DROGA, elimínala de tu dieta. Cuanta más azúcar comes más envejeces al dificultarse la creación de colágeno. Nuestros intestinos también empeoran su condición con el consumo de azúcar ya que este es el alimento fundamental de las cándidas, bacterias y hongos que producen hinchazón, sarpullidos, debilidad, acné y candidiasis en la zona vaginal.

8. DUERME! entre 6 y 8 horas diarias.

9. Si tu piel está SECA necesita AGUA no aceite, pero algunos aceites esenciales como el de rosas pueden mejorar el aspecto de tu piel

10. REDUCE el ESTRÉS. Medita, inténtalo por lo menos una vez a la semana. Todo tu cuerpo te lo agradecerá.

Love

Eva

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies