menstruación Tag

Conectarte con tu ciclo menstrual comienza con un trabajo interior. Nuestra maravillosa naturaleza cíclica es una fuente inigualable de sabiduría, poder y energía.

Tenemos para ello a nuestro alcance muchísimas herramientas que nos permiten dejar fluir nuestra feminidad, ampliando nuestro nivel de autoconocimiento y permitiéndonos adentrarnos en nosotras a través de la serenidad.

Martha Japinder, Yoguini con 18 años de experiencia personal en el Yoga, bailarina, Doula y trabajadora social. Imparte Seminarios Formativos de Yoga Danza. Formada en Shakti Dance ofrece también talleres de esta disciplina, así como de Yoga IntegralYoga Danza DoulaDanza Fusión Oriental y Danza Giro Meditativa. Acompaña como Doula a familias gestantes durante el embarazo, parto y posparto, y trabaja con mujeres en el camino de reconexión con nuestra naturaleza cíclica. Puedes encontrarla en su página de Facebook o contactarla por email

Martha nos ha preparado este artículo en la que nos habla de la conexión de nuestro cuerpo femenino con nuestra alma.

Os dejo con ella.


Como mujeres, así como en la luna, la naturaleza cíclica que rige nuestros cuerpos es evidente. Ser consciente de ello nos ofrece la posibilidad de navegar las olas del cuerpo femenino con la sabiduría que la naturaleza nos ha regalado.

Conocer los condicionamientos sobre los cuales hemos construido nuestra identidad como mujeres nos abre la puerta a liberarnos de ellos. Esos mensajes que recibimos desde niñas y que aún hoy quizá reproducimos. Todo eso que nos aleja de expresar lo natural en nosotras.

Nadie debería enseñarnos a ser mujer. Pues ya somos completas, perfectas y rebosantes de sabiduría. Así como nadie enseña al río a ser río, ni a navegar las diferentes aguas que lo habitan. Como hijas de la naturaleza, tenemos ese poder en nuestros cuerpos. Una fuerza invisible que guía más allá de los condicionamientos del plano mental.

¿Y qué nos ocurre, mujeres? ¿Qué sucede en nuestros cuerpos en los que muchas veces el dolor y sufrimiento es parte imborrable de este ciclo? Donde los pensamientos de pesadumbre ante la sangre que cae entre las piernas es común. Un mundo donde hay niñas que preferirían ser niños. Donde la menarquia es escondida y no celebrada. Donde miramos el calendario a ver donde cae la mancha roja, “rezando” para que sea otro día, y no ese donde teníamos planeado el día perfecto.

Quizá nadie nos habló de que la riqueza de la naturaleza cíclica que albergamos en nuestros cuerpos está llena de diferentes colores, sabores y aromas. Que cada día será diferente. Nuestras necesidades irán cambiando. Que la escucha afinada y sincera será parte fundamental del camino. Que cada experiencia en nuestros cuerpos, por pequeña que parezca, será parte fundamental en nuestra madurez. Y que nuestro cuerpo en sí es un mapa que nos irá guiado a lo largo del camino en la experiencia humana.

Quizá, simplemente, hemos olvidado todo esto y más.

Ahora estás leyendo estas palabras con ojos y corazón de mujer. Y te pregunto: ¿estás dispuesta a abrazar cada una de las facetas por las que transita tu cuerpo? Sonreírle internamente a tu primavera, llena de colores y flores, y sonreírle a lo sórdido de tu invierno interno… Transitar con calma los momentos donde tu energía, como el sol del verano, está alta y radiante, y abrazar con la misma delicadeza cuando tus hojas caen, como la sangre que se desliza en tus muslos.

Ese es el poder que nos ofrece la naturaleza. La conexión con los ciclos de la vida en nosotras es la fuente de sabiduría que guía nuestros pasos. Una vida en sintonía con los ciclos naturales es una vida feliz y en paz.

No puedo decirte que el camino será fácil. O sí… Pero sí puedo asegurarte que será muy rico. Para ello cuentas con otras mujeres que viven lo mismo que tú. Visibilizarnos como tribu, unidas.

Y desde aquí llegarán a ti valiosas herramientas. A mi camino llegó el Yoga Danza, que es poesía en movimiento, y nos recuerda esa poesía que somos. Ambas disciplinas unidas son fuente de nutrición para nuestro cuerpo y alma, y nos ofrecen un lugar seguro donde cultivar la escucha profunda e ir ampliando nuestro nivel de conciencia. Esta conciencia que va limpiando los condicionamientos, y abriendo nuevos caminos y espacios en nuestro cuerpo y en nuestras vidas.

A través de asanas dinámicas y danzas yóguicas, meditaciones danzadas, conciencia uterina, el cultivo de la musculatura del suelo pélvico, así como de la energía creativa-sexual… vamos descubriendo cómo se mueven los ciclos en nuestro cuerpo y tenemos la posibilidad de experimentar y vivir qué necesito en cada momento del ciclo.

Yoga es Unión, y nos ofrece la posibilidad de re-unirnos con nuestra naturaleza cíclica, danzando y abrazando esa chispa de vida que somos, en todo nuestro esplendor. A través de diferentes técnicas de Yoga y meditación danzadas, simplemente recuperamos lo orgánico y natural en nosotras.

Pues nadie puede enseñarnos a ser mujeres. Tan solo podemos acompañarnos en el camino de recordarlo.

Y en este camino tienes oportunidades como el Retiro “Mi ciclo y mi alimentación”, en el que podrás conectarte con tus ciclos. Serán unos días de relax, en los que hablaremos de nuestras menstruaciones, la alimentación que mejor cuida de nosotras y el potencial que nuestro ciclo tiene.

El ciclo menstrual puede ser una maravillosa fuerza positiva en nuestra vida como mujeres” – Miranda Gray – Luna Roja.

Descubre un mundo de nuevas posibilidades en las que disfrutar de tu feminidad gracias a lo que aprenderás en este retiro.

 

Regula tus estrógenos con este delicioso batido natural

 

Hoy en día un gran número de mujeres tienen exceso de estrógenos y, a menudo, esta condición empieza temprano en su ciclo de vida.

Cada vez es más frecuente ver que las mujeres comienzan con su ciclo menstrual muy jóvenes e incluso algunas empiezan a tomar anticonceptivos para “regular” la frecuencia y para disminuir la severidad de sus períodos.

¿Hasta cuando vamos a ver esto como algo normal?

Desafortunadamente, esto no es más que el principio de un viaje muy largo y desalentador en el camino del desequilibrio hormonal.

Hoy te quiero hablar de los efectos que un exceso de estrógenos tiene en nuestro cuerpo y cómo ayudar a su equilibrio con un batido que además está delicioso.

¿Tienes un exceso de estrógenos?

El exceso de estrógenos es una de las consecuencias de tomar anticonceptivos hormonales. Como te decía, cada vez es más frecuente que las chicas jóvenes empiecen a tomarlos como solución a sus transtornos menstruales.

Pero el desarrollo de estrógenos en exceso puede aparecer más tarde. Muchas mujeres lo desarrollan años después, como resultado de sus malos hábitos: exceso de proteína animal en sus dietas, elevado consumo de productos hiperprocesados, un mal funcionamiento del hígado e incluso factores medioambientales. E incluso puede ser resultado de ciclos sin ovulación.

Si no hay ovulación durante el ciclo, la cantidad de progesterona producida es mucho menor que si la hubiera, generando de esta manera un desequilibrio en el estrógeno.

Con todo esto, un exceso de estrógenos puede causar:

  • Sobrepeso
  • Pecho fibroquístico
  • Síndrome Premestrual
  • Migrañas
  • Sangrado abundante e irregular
  • Endometriosis
  • Ovario poliquístico
  • Cáncer de mama

 

Otro factor determinante que conduce directamente al exceso de estrógenos es el sobrepeso. Los estrógenos se producen en los ovarios, pero también en el tejido adiposo (las células grasas). Esto puede hacerte entrar en un círculo vicioso: cuanto más estrógenos tengas, más grasa en las caderas y en los muslos se acumulará, que a su vez producirán más estrógenos.

Y ojo con el agua que bebes! No me cansaré de aconsejarte que dejes de beber agua embotellada en botellas de plástico. El plástico de las botellas está recubierto de BPA (Bisfenol A) un xenoestrógeno que metemos constantemente en nuestro cuerpo y que nuestro organismo no puede diferenciar del estrógeno natural. Considera muy seriamente invertir en un buen filtro de agua para tu grifo.

¿Cómo puedes reducir el exceso de estrógenos?

Mantener una correcta salud hormonal es más sencillo de lo que puede parecer, aunque se tienen que tener en cuenta factores que puedes pasar por alto muchas veces.

En primer lugar, es necesario que tomes responsabilidad con tu cuerpo y lo que ocurre en él. Es probable que lo que te esté pidiendo casi a gritos es que le prestes atención, lo cuides y lo mimes como se merece. Al fin y al cabo, es el vehículo que te permite experimentar los milagros de la vida.

Para cuidarlo, comienza por unos buenos hábitos: descansar las horas suficientes, mantenerte activa haciendo un poco de ejercicio y cuidar de tu alimentación.

Para reducir el exceso de estrógenos de forma natural, es necesario estimular la limpieza y el trabajo del hígado. Para esto es muy importante hacer algunas modificaciones en tu dieta, empezando con eliminar los lácteos, aumentar la fibra y priorizar las verduras y las legumbres.

Por otra parte, puedes incluir alimentos que te ayuden con la esta tarea, como por ejemplo los arándanos. Esta fruta contiene la fibra perfecta para envolver todos los estrógenos que se encuentran de más en tu cuerpo y eliminarlos a través de las heces.

Los higos, al igual que los arándanos, tienen efectos antiestrogénicos en el cuerpo gracias a su contenido de fibra y además, si los juntas, te enamorarás de su sabor. Hacen una combinación perfecta.

Otro ingrediente que es interesante a la hora de equilibrar el nivel de estrógenos en tu cuerpo es la maca. Esta es una raíz que actúa como reguladora endocrina y que contiene además propiedades antioxidantes.

La maca proviene de los Andes y los estudios demuestran que es capaz de regular los niveles hormonales, ya que actúa en el hipotálamo y las glándulas suprarrenales. Además, incluyéndola en nuestra dieta, estaremos aportando una gran cantidad de vitaminas (sobre todo las del grupo B), minerales, proteínas y aminoácidos.

Si quieres empezar a tomarla, puedes incluir 1 cucharadita de maca diariamente, mezclada en batidos, licuados, con la fruta o incluso en ensaladas.

El té verde también es considerado como un reductor eficiente de los estrógenos, gracias a los fitoquímicos que ayudan a reducir su producción.

Y ahora, ¿qué te parece si mezclamos todos estos poderosos ingredientes para hacer un batido delicioso?

Batido pro-equilibrio hormonal de arándanos, higos y té verde

Este batido, además de ayudarte en el proceso de eliminación, está riquísimo.

Ingredientes

1 vaso de arándanos frescos o congelados

1 vaso de zumo de naranja

1 cucharadita de maca

3 higos frescos o secos

1/2 vaso de té verde

1/2 vaso de cubitos de hielo

 

Para prepararlo, solo tienes que batir bien y servir. Puedes tomártelo para el desayuno, la comida o la merienda 🙂 Pruébalo y verás como te encanta.

Los desajustes hormonales son el día a día de muchas de nosotras. Nos encontramos fatal cuando nos baja la regla, sufrimos cambios de humor y nos cuesta disfrutar de nuestro cuerpo y de nuestra relación con él.

Pero eso puede cambiar. Te quiero invitar a una escapada en la que poder regalarte un respiro y conectar con tus ciclos para poder regularlos.

En este retiro podrás volver a casa con tu conciencia menstrual activa, sabiendo todo el potencial que vivir conectadas de nuestros ciclos tiene.

Además, hablaremos de la alimentación que mejor cuida de nosotras y de los secretos para mejorar nuestras menstruaciones.

¿Te vienes? Solo tienes que hacer clic aquí abajo para ver toda la información.

 

Cuida de ti misma, desde el interior hacia el exterior, sabiendo cuidar de la diosa que habita dentro de ti.

 

Espero que disfrutes del batido y que me cuentes en los comentarios si te ha enamorado tu sabor tanto como a mí.

 

Las mujeres tenemos un cuerpo maravillosamente cíclico en el que albergamos una diosa interior.  Para que nuestra diosa florezca y brille, debemos cuidar especialmente del templo en el que vive: nuestro cuerpo.

Durante las etapas del ciclo, las necesidades de nuestro cuerpo cambian, desajustando nuestro equilibrio si no las tenemos en cuenta.

Para lograr vivir en perfecta armonía con el ciclo femenino, es necesario que prestemos atención a los alimentos que necesitas para antes, durante y después del período.

 

Antes de tu período: alimentación ligera

Los días anteriores a nuestra menstruación, nuestro cuerpo puede generar una cantidad excesiva de estrógeno. Esto hará que nos sintamos con más tensión, fatiga, irritabilidad, insomnio… es decir, lo que conocemos como síndrome premenstrual

Durante este tiempo, existen alimentos que pueden ayudar a tu cuerpo a procesar mejor los estrógenos y a reducir los síntomas del síndrome premenstrual.
Para conseguirlo, durante aproximadamente los 10 días anteriores a tu período:.

1. Toma alimentos muy ligeros, que sean fáciles de digerir, nutritivos y equilibrados. No te olvides de incluir legumbres, verduras de hojas verdes y frutas frescas.

2. Bebe mucha agua. Mantenerte hidratada conseguirá que el estancamiento intestinal se reduzca, ayudándote a reducir la sensación de hinchazón en tu abdomen.

3. Evita los alimentos picantes y estimulantes,como pimienta de cayena, jengibre, ajo, etc. Si no te es posible eliminarlos, úsalos con moderación.

4. Reduce el consumo de grasa para así evitar la acumulación de toxinas en tu sistema digestivo. Esto será lo que te ayude a mantener la regularidad de tus ciclos menstruales. Lo creas o no, nuestra salud digestiva tiene mucho que ver con nuestra salud menstrual.

5. Reduce la cantidad de sal. La sal de mesa afecta el funcionamiento de los vasos sanguíneos y los riñones, lo que puede causar dolor de cabeza, irritabilidad y una acumulación de líquidos en el cuerpo. Siempre utiliza sal de mar, y durante estos días hazlo lo mínimo posible.

 

Durante tu período: mantenlo cálido y equilibrado

Comienza la menstruación y con ella los cambios en nuestro cuerpo. Durante estos días, lo más importante es mantener la calidez de tu cuerpo, intentando no destemplarse. Los alimentos fríos son más difíciles de digerir y consumen la energía yang cálida de nuestro cuerpo. Esta temperatura fría puede estancar el flujo sanguíneo normal y afectar la circulación.

Para mantener tu cuerpo cálido, los días que estés con el período:


1. Evita los alimentos fríos.Consume alimentos y bebidas calientes (o a temperatura ambiente) como un caldo remineralizante y reconfortante con miso.

2. Continúa con la alimentación ligera, al igual que haces en los días anteriores de tu período.

3. Cuida de tu hierro. Normalmente las mujeres pierden alrededor de 30-80 ml de sangre y 15-25 ml de hierro durante cada menstruación. Es por esto que es importante que repongamos nuestra sangre y hierro durante este tiempo.

Los alimentos ricos en hierro como las espinacas, acelgas, ciruelas pasas, pasas, frijoles, lentejas, garbanzos y alcachofas son opciones que debes incluir durante estos días.

También puedes considerar tomar un suplemento de hierro orgánico que sea suave y respetuoso con tu cuerpo.

4. Evita beber té fuerte. El ácido tánico contenido en el té puede afectar la correcta absorción de proteínas y hierro en los alimentos. Sustitúyelo por té de hierbas o infusiones relajantes, que te ayudarán a encontrarte mejor estos días.

 

Después de tu período: nutre tu sangre


El momento perfecto para nutrir tu sangre es desde el día 1 al 5 después de que dejes de sangrar.

Para poder reponer tu cuerpo después de estos días:

1.Consume alimentos con alto contenido de fibra, como verduras, frutas y granos enteros. La fibra puede ayudar a eliminar el exceso de estrógeno de tu cuerpo, por lo tanto, regula tus períodos, reduce el síndrome premenstrual y calma tu estado de ánimo.

2. Incluye alimentos ricos en vitamina B, como las nueces y anacardos. Puedes hacerlo por la tarde en tu merienda o incluirla en tus comidas principales en ensaladas, por ejemplo.

3. Asegúrate de obtener suficientes proteínas en tus comidas, ya que será esencial para la recuperación de tu cuerpo. Legumbres, frutos secos y cereales o alimentos como el temphe tienen una buena proporción de proteínas.

4. No te olvides de consumir alimentos ricos en calcio: sardinas, vegetales de hoja verde como espinacas, col rizada, nabos, col rizada o soja orgánica, por ejemplo.

 

Aprender a llevar una alimentación acorde al momento del ciclo en el que se encuentra nuestro cuerpo no solo te ayudará a reconciliarte con tu ciclo menstrual, si no que te ayudará a conocer tus necesidades de cada momento, entendiéndote y queriéndote más.

Por ello, es necesario conocer cuál es el ritmo de tu cuerpo, el tipo de ciclo menstrual que tiene y con eso, encontrar los alimentos que consigan armonía y equilibrio.

Si te gustaría descubrir el potencial de vivir conectada a tus ciclos, despertando tu capacidad creativa y satisfacción interior, te invito a regalarte un respiro esta primavera y venir a descubrir la importancia de la alimentación para conectarte con tu diosa interior.

En Abril, Natalie Idoeta y yo organizaremos el retiro: “Mi ciclo y mi alimentación”. Si quieres que te informe en primicia, solo tienes que hacer clic aquí.

 

Porque ser una mujer cíclica es un privilegio que muchas veces pasamos por alto. Activar tu conciencia menstrual y adaptar nuestra alimentación serán un paso definitivo hacia el redescubrimiento de la auténtica mujer que eres.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies