Zumos Tag

Hola! Cómo va tu verano? Yo estoy de vacaciones en Cádiz, dejando que el fuerte levante limpie todo lo que tenga que limpiar. Y aunque estoy en estado desconexión de dispositivos electrónicos y redes sociales, hoy me conecto para colaborar con Victoria Pérez, Naturópata y fundadora de Planeta Vital, una completa escuela de terapias naturales, en la que te puedes formar tanto online como de forma presencial.

Hoy quiero recalcar la importancia de los riñones en tu salud y sobre todo facilitarte 3 recetas que pueden ayudarte a potenciar su buen funcionamiento:

1. Para evitar piedras en el riñón es crucial mantener unos niveles óptimos de potasio. Este mineral es un electrolito cargado positivamente que determina la forma en que ciertos sistemas de nuestro cuerpo reaccionan con otros electrolitos como el sodio y el calcio. Si tus niveles de potasio son bajos es probable que tus riñones tengan que excretar niveles altos de calcio, lo que conlleva a la aparición de piedras en el riñón. Como tomar suplementos de potasio no es aconsejable, la mejor forma de aprovisionar tu cuerpo es a través de los alimentos frescos y naturales que lo contengan. Te aconsejo este delicioso batido para cargarte de potasio biodisponible:

2 plátanos congelados

1 kiwi

1 puñado de espinacas

1 cucharada de espinacas baby

1 cucharada de semillas de lino recién molidas

1 vaso de leche de almendras

Batir, servir y disfrutar!

2. Si quieres eliminar piedras muy pequeñitas y darle a tus riñones una superlimpieza, prueba este batido refrescante de sandía:

2 vasos de sandía

2 cubitos de hielo

1 lima pelada

Batir, servir y disfrutar!

3. Y si quieres ayudar a tus riñones a eliminar ácido úrico y el exceso de toxinas con el que tiene que lidiar a diario, prueba este potente duo en licuado. Notarás el efecto en tu piel que volverá a brillar

5 zanahorias

1 pepino grande

Lavar bien, trocear, licuar, servir y disfrutar!

Y tú? Tienes en cuenta el bienestar de tus riñones? Cómo los cuidas?

Con Amor

Eva

Recuerdo mi primer zumo verde, hace 6 años, cuando intenté hacer un DETOX de 14 días crudiveganos, que se quedó en 11 días y que fue el primer paso hacia mi alimentación actual: fácil, flexible, inteligente y nutritiva. Mi primer zumo verde llevaba un pepino, una lima, 2 ramas de apio, una manzana Granny Smith y un trozo de raíz de jengibre. Me encantó. Me sentí saludable y vital nada más tomármelo. Desde entonces he hecho varios ayunos de licuados, uno de 21 días, tomo licuados a diario e intento enriquecer, equilibrar mi nutrición y depurarme haciendo un ayuno de licuados un día a la semana.

Los zumos verdes hechos con verduras y frutas ecológicas, son tan ricos en nutrientes que son capaces de curarte desde dentro. Tu cuerpo recibe una gran dosis de nutrientes biodisponibles en un vaso, que pueden ser utilizados rápidamente por tu organismo.

Los beneficios de tomar zumos verdes son innumerables. Los que más me gustan son:

  • Subidón de energía. Por el aporte enzimático y nutritivo.
  • Sensación de serenidad. Tu cuerpo se nutre y se relaja instantáneamente.
  • Ligereza y deshinchamiento: Desayuna zumos verdes durante una semana. Y almuerza frutas. Notarás la diferencia.
  • Piel brillante y lisa: Tras unos días tomando zumos verdes empiezas a notar la piel más suave. Si haces un día de DETOX bebiendo sólo zumos verdes (un mínimo de 4 litros), al día siguiente te ves más fresca y rejuvenecida.
  • Sensación de “me cuido y me quiero“: Mejora tu relación contigo misma, tu cuerpo te agradece que lo cuides y lo nutras y empieza a sentirse mucho mejor
  • Bebida perfecta para antes y después del ejercicio: Olvida las bebidas energéticas. Los zumos verdes reponen la pérdida de electrolitos de forma natural. No lo dudes. Y si pones remolacha tu rendimiento aumentará.

 

Si quieres de verdad tomar el control de tu salud, deshacerte de las toxinas, la hinchazón, la grasa, y recuperar tu energía y tu entusiasmo por la vida, considera una limpieza con zumos verdes correctamente guiada. Cuidado con las curas/detox que circulan por Internet, realizadas por gente sin la formación adecuada. Pueden llegara ser nocivas para tu salud. Los zumos verdes hacen que liberes toxinas almacenadas en tus células de grasa y es necesario seguir el protocolo correcto para eliminarlas. Sin el protocolo adecuado puedes hacer más mal que bien a tu organismo.

Te dejo algunas recetas por si quieres empezar a incorporarlos a tu día a día:

Anticelulítico

1 Pomelo

3 naranjas

1 limón

1 trozo de raíz de Jengibre

 

Sencillo Relax (para mitigar la ansiedad)

2 manzanas

8 ramas de apio

 

Pro Potasio (para deportistas)

5 zanahorias

1 remolacha cruda

un puñado de perejil

5 ramas de apio

 

Anti-inflamatorio (para aliviar el síndrome premestrual, anti flatulento y pro equilibrio hormonal)

1 hinojo

1 pepino

1/4 de piña

3 ramas de apio

 

Con Amor,

Eva

 

 

Existen alimentos que provocan inflamación y existen alimentos que la reducen. La inflamación es una reacción del organismo que tiene lugar para eliminar toxinas que se encuentran alojadas en las células y tejidos entorpeciendo el funcionamiento del metabolismo. Una dieta antiinflamatoria favorece los mecanismos normales a los que el cuerpo humano recurre en momentos de crisis inflamatoria. Si la dieta no favorece estos mecanismos cualquier otro remedio que utilicemos va a resultar mucho menos eficaz.

Alimentos que provocan inflamación: Grasas trans (en bollería industrial y alimentos procesados), azúcar, pan blanco y pastas de harina refinada, grasas saturadas de origen animal en lácteos, quesos y carne, alcohol, alimentos ricos en omega 6 y gluten.

Las verduras solanáceas pueden provocar inflamación a ciertas personas. Evita comer solanáceas si tienes dolor de articulaciones o padeces alguna enfermedad autoinmune. Intenta estar un mes sin probarlas en absoluto y observa cómo te encuentras, después introdúcelas de nuevo en tu dieta y podrás decidir si eres o no sensible a las solanáceas. Son los tomates, pimientos, berenjenas, patatas, bayas goji, ashwagandha, y especias como el curry, la cayena y el pimentón.

Alimentos que reducen la inflamación: las verduras de hoja verde ligeramente cocinadas o licuadas, las semillas de lino, el aceite de lino, salmón salvaje y otros pescados azules pequeños que no sean de piscifactoría, cereales integrales, frutos secos, soja no transgénica, remolachas, jengibre, ajo, cebolla, frutos rojos, cerezas y piña.

El licuado de hoy tiene piña y jengibre. Comer o licuar piña es muy beneficioso para mitigar dolores de articulaciones por su contenido en bromelaína. Pruébalo en ayunas y experimenta sus beneficios:

ingredientes antiinflamatorio

1/2 piña

4 tallos de apio

1/4 de un bulbo de hinojo

1/4 de limón

1 trozo de raíz de jengibre

 

Licuar todo y disfrutar.

Love

Eva

 

 

Estos son los maravillosos ingredientes del licuado que me he tomado esta mañana para desayunar. Qué rico! Qué chute de vida y energía! Me he tomado casi un litro 😉

Tomar licuados así en ayunas es una bendición para el cuerpo. Es una forma perfecta de des-ayunar, o sea de romper el ayuno nocturno, aportando un montón de nutrientes alcalinizantes que no necesitan digestión, con lo que el organismo sigue descansando durante unas horitas más.

Hoy os cuento cosas muy interesantes de dos de los ingredientes del licuado: el pomelo y la granada.

El pomelo: La composición nutricional del pomelo destaca por su contenido en vitamina C y ácido fólico, en carotenoides antioxidantes y en minerales de potasio y magnesio, además de sus abundantes ácidos málico, oxálico, tartárico y cítrico. El pomelo actúa como diurético, de manera que ayuda mucho a la eliminación de toxinas, también activa las funciones renales, las digestivas y las hepáticas. Otra acción del pomelo es la de activar las glándulas suprarrenales (esto resulta imprescindible a la hora de obtener niveles de energía durante el día funcionales). Es antihemorrágico  y además mejora la evolución de las inflamaciones de la próstata. Por su acción digestiva, ayuda a la eliminación de muchos de los parásitos intestinales y estimula la génesis de los glóbulos blancos. Es refrescante, y además el pomelo tiene un efecto positivo sobre la hipertensión, ya que disminuye este rango cuando se encuentra alta. ATENCIÓN: si estás tomando algún medicamento no deberías tomar zumo de pomelo sin consultarlo antes con tu médico ya que puede darse una interacción que lleve a un estado de toxicidad.

La granada: La granada hace honor a la frase de Hipócrates “que el alimento sea tu medicina”. Ayuda a neutralizar los radicales libres previniendo la oxidación, purifica la sangre, evita la formación de placas, alivia la acidez estomacal, ayuda a hacer la digestión, regula la presión sanguínea, tonifica el organismo, refuerza el sistema inmune y ayuda a prevenir numerosas enfermedades. Contiene vitaminas A, B1, B2, B3, B9, C y E, fósforo, zinc, manganeso, cloro, silicio, calcio, magnesio, cobre y hierro. Sus abundantes flavonoides, taninos y vitaminas la convierten en una de las frutas con mayores propiedades antioxidantes de la naturaleza. Es muy buena para el hígado ya que la depura y la fortalece… Antiinflamatoria, antiséptica, cardioprotectora…Vamos que por lo menos una al día! Y en licuado mejor!

Y el licuado de hoy llevaba

Bombazo antioxidante

Bombazo antioxidante

1 Pomelo

5 zanahorias

2 granadas

2 remolachas

1 trozo de raíz de jengibre

Licuar todo en la licuadora y ¡A disfrutar!

 

Love

Eva

 

IMG_20150524_125556

Hoy os presento a uno de los alimentos perfectos de la naturaleza: la espirulina. Esta microalga de agua dulce contiene una sorprendente variedad de nutrientes: proteínas fácilmente digeribles, 8 aminoácidos esenciales, vitaminas A, B, C, D, E, F y K, minerales como el yodo, magnesio, potasio, calcio,  hierro, fósforo, selenio y azufre, ácidos nucleicos, clorofila, encimas, antioxidantes y una amplia gama de fitoquímicos.

espirulina

Algunas de sus propiedades son:

Ayuda a recuperar la energía y es adecuada en casos de anemia, desmineralización y agotamiento.

Regenerador de la flora intestinal y poderoso activador de los mecanismos celulares de desintoxicación

Nutre y protege el hígado y los riñones

Ayuda a regular los niveles de azúcar y colesterol en la sangre

Aporte vegetal de vitamina B12

Aumenta nuestras defensas

Es saciante, ayuda a perder peso

Mejora la diabetes al regular la actividad pancreática

Es ideal para añadir a tus batidos y licuados verdes. Y eso es lo que he hecho yo hoy. He hecho un licuado y luego lo he batido con espirulina, 1/4 de aguacate y 4 cubitos de hielo. Y el resultado estaba delicioso.

IMG_20150524_123516

La receta es:

1/4 piña natural pelado

1 manzana

1 calabacín

1/4 limón con piel (ecológico)

1/4 aguacate

1 cucharadita de espirulina en polvo

4 cubitos de hielo

Licuar la piña, la manzana, el calabacín y el limón. Añadir el zumo obtenido a la batidora junto con la espirulina, el aguacate y el hielo. Batir durante 50 segundos. Servir y disfrutar porque está riquísimo y además tu cuerpo te lo agradecerá.

Love

Eva

 

 

 

Limón depurativo

Hay muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestra calidad de vida: tener un buen nivel de energía, retardar el envejecimiento y conseguir la ausencia de los desequilibrios que llamamos enfermedades. Sin embargo la mayoría nos resignamos a convivir con enfermedades crónicas y degenerativas o esperamos a un diagnóstico grave para modificar los hábitos nocivos.

La calidad de vida depende únicamente de nosotros y podemos mejorarla a través de cosas sencillas que podemos incorporar en nuestra rutina diaria.

Los modernos problemas de salud son síntomas del ensuciamiento corporal, problema generado en las últimas décadas a causa de una alimentación antinatural y el total olvido del mantenimiento depurativo. El problema empieza cuando ingerimos alimentos nocivos que no se digieren bien, desequilibran nuestra flora intestinal, generan putrefacción inflamación y estreñimiento. Esto genera un peligroso incremento de la permeabilidad intestinal y entonces, lo que en condiciones normales , lo tóxico no digerido, se eliminaría, es absorbido en el flujo sanguíneo generando problemas como la hipertensión y un colapso de la función hepática. El hígado controla la vitalidad, el estado emocional y la claridad mental de una persona. Un hígado sobrecargado y colapsado generará depresión, cólera, irritabilidad, mal humor, violencia, estrés…Las personas estamos generalmente intoxicadas, no estresadas.

Lo que habitualmente llamamos enfermedades es un intento del cuerpo de sobreponerse al agobio tóxico que nosotros mismos generamos cotidianamente y nunca aliviamos. Reduciendo la toxemia remitirán la síntomas que llamamos enfermedades. Cuando el organismo ve sobrepasada su capacidad de eliminación, almacena la escoria tóxica remanente a la espera de que llegue una pausa para evacuar los deshechos. Entendemos como pausa un ayuno o una crisis depurativa (gripe), pero como los ayunos no se hacen y las crisis se reprimen con fármacos, los remanentes tóxicos se incrustan cada vez más en los tejidos encapsulados en líquidos o grasa para evitar que generen daño. Mientras el cuerpo espera, los tóxicos se acumulan aislados en la grasa corporal o en depósitos cristalizados que pueden generar distintos tipos de cálculos.

¿Qué podemos hacer para eliminar tanto tóxico acumulado? Como decía el Dr. Carlos Kozel: “CURAR ES LIMPIAR”. Podemos limpiar, depurar  y minimizar las nuevas entradas de tóxicos, sin dejar de cubrir nuestras necesidades, consumiendo alimentos ecológicos, frescos y de cercanía. Un ayuno supervisado por un profesional es una práctica muy recomendable. Mucha gente duda en iniciar esta práctica depurativa por miedo a los efectos secundarios. Es habitual que en los primeros días del ayuno aparezcan sudores, dolores de cabeza, nauseas, mucosidad… Esto es debido a que el cuerpo por fín despierta y empieza a liberar toxinas. No hay que reprimir estos síntomas. Lo mejor es retirarse de la actividad diaria y realizar un ayuno y un reposo reparadores.

Si quieres probar los beneficios del ayuno  de licuados no dudes en contactarme para seguir el protocolo adecuado. Los beneficios son innumerables, el más importante… TÚ SALUD.

Love

Eva

 

Esto puede sonar algo extraño al principio pero ¡beber verduras crudas es delicioso y extremadamente saludable! Es un moda que está aquí para quedarse y que sólo tienen beneficios para nuestra salud. El color puede asustarnos al principio pero una vez los has probado ya no puedes dejar de hacerlos.

Además de ser  una bebida cremosa, deliciosa e ideal para el desayuno tanto para adultos como para niños, los batidos verdes están llenos de fibra, lo que disminuye los niveles de colesterol y glucosa, te hacen tener la sensación de saciedad durante más tiempo y regulan los procesos de limpieza de tu cuerpo. Además, es una manera sabrosa de obtener una fuerte dosis de frutas y verduras, que aportan nutrientes esenciales como la vitamina A, vitamina C, ácido fólico y potasio.

Los batidos verdes se elaboran mezclando hojas verdes crudas (espinacas, acelgas, lechuga romana, hojas de remolacha, col rizada…) que son las verduras más nutritivas y ricas en clorofila, frutas frescas, líquido (agua, zumo de frutas, leche vegetal o agua de coco) y, según gustos, grasas saludables (semillas de cáñamo, mantequilla de almendras, semillas chía o semillas de lino molidas), y suplementos como la lecitina de soja, el cacao crudo, el polen de abeja…

Es importante masticar el batido para aportar los enzimas de la saliva que facilitarán la digestión.

Si eres principiante pon más cantidad de fruta que de verdura para evitar sorpresas digestivas 😉 y haz mezclas sencillas con pocos ingredientes. Las combinaciones son infinitas y probar es muy divertido. Poco a poco conseguirás el batido perfecto.

Una de las recetas más habituales en mi desayuno (o comida) es:

preparar batido

3 o 4 hojas de acelgas 

1 plátano

6 o 7 uvas negras 

1/2 vaso de zumo de naranja

1 cucharada de semillas de cáñamo

1 cucharada de maca (opcional)

1 cucharada de cacao nibs

Batido verde 2

 

Batir todos los ingredientes menos los cacao nibs en la batidora. Añadir los cacao nibs y ¡disfrutar! (siempre masticando)

Love

Eva

 

Licuado naranja

Este es mi licuado favorito. Está lleno de energía de color naranja. ¿Y qué significa ese color desde el punto de vista nutricional? El naranja responde  a la presencia de betacaroteno, una sustancia precursora de la vitamina A, que retrasa el envejecimiento, previene el cáncer y beneficia al sistema respiratorio e inmune. Está en zanahorias, calabazas, naranjas, mandarinas y en el protagonista de hoy: la sweet potato 🙂

boniato

Los boniatos son una de las mayores fuentes de betacaroteno , superior incluso a las zanahorias. Una pequeña batata contiene el 369% de la necesidad diaria de vitamina A. También contienen vitamina C, vitamina E, potasio, calcio, ácido fólico y carbohidratos, y son una buena fuente de fibra.

1. Los boniatos son ricos en vitamina B6, que ayuda a reducir la homocisteína en el cuerpo y reducir el riesgo de ataques al corazón.

2. Son una buena fuente de vitamina C, importante para el funcionamiento adecuado del sistema inmunológico , la producción de colágeno, la digestión y para poder lidiar con el estrés.

3. Los boniatos también contienen hierro, importante para la producción de glóbulos rojos y blancos, la resistencia al estrés y la metabolización de las proteínas.

4. Los boniatos  son una buena fuente de magnesio, que es el  mineral pro relajación por excelencia.

Y si además lo acompañamos con el resto de ingredientes de hoy, ¡esto es un bomba! 😉

Ingredientes

La receta es:

1 boniato naranja pelado

3 naranjas peladas

5 zanahorias eco

1 trozo de raíz de jengibre

1 trozo de raíz de cúrcuma

Pelar todos los ingredientes (menos las zanahorias), trocear y !a la licuadora!.

Un placer luminoso.

 

Love

 

Eva

 

Licuado de remolacha

Este licuado ¡Me enamora! Todos los ingredientes de este licuado son alimentos fantásticos. Puro Red Love 🙂

Ingredientes licuado

Las zanahorias: potencian el flujo sanguíneo a los ojos mejorando así la visión. Son una de las fuentes más ricas de betacaroteno, puede proteger contra algunos cánceres, ayuda a disolver acumulaciones como piedras y tumores, ayuda a mitigar las infecciones y los dolores de los oídos. Alcaliniza, limpia el organismo y nutre. Rica en vitaminas, minerales enzimas y fibra.

La remolacha: limpian el aparato digestivo y los riñones. Ricas en cobre, magnesio, potasio, hierro y manganeso. También ayudan a eliminar estrógenos facilitando así el equilibrio hormonal. Las hojas son muy nutritivas, ¡no las tires!

Las naranjas: Ricas en vitamina C, un antioxidante que es muy útil para desintoxicar la sangre, con lo que ayuda a prevenir la formación de placa en las paredes de las arterias y protege así contra enfermedades cardiovasculares. Contienen un carotenoide que protege contra el cáncer de pulmón. También son ricas en pectina que potencia la salud intestinal.

La curcuma fresca: El polifenol que contiene, llamado curcumina, reduce la inflamación, la depresión y ayuda a prevenir ciertos cánceres (como el de próstata e intestino) y el Alzheimer. Alivia los dolores de cabeza,  reduce los niveles de cortisol, facilitando la pérdida de peso ocasionado por el estrés, puede ayudar a bajar la presión arterial. Sus beneficios son incontables y ¡no tiene efectos secundarios!

Así que disfruta de este licuado y se consciente de todo lo positivo que le estás aportando a tu cuerpo cuando lo bebes. Aquí tienes la receta:

 

1 remolacha eco, con las hojas 

3/4 zanahorias eco

1 trozo de raíz de curcuma fresca eco

2/3 naranjas eco

 

Licuar todos los ingredientes y ¡a disfrutar!

 

Love

Eva

 

Licuado verde

Los licuados verdes, sobre todos los cold pressed juices (licuados de presión en frío), son una alimento muy potente desde el punto de vista nutricional. Al no tener fibra nuestro cuerpo no necesita hacer la digestión tras beberlos y toda esa energía que se ahorra la aprovechan nuestras células para regenerarse y repararse. Hacer ayunos de licuados verdes regularmente, siguiendo el protocolo adecuado, puede mejorar mucho nuestra salud, remitir enfermedades crónicas, reducir la hipertensión y los niveles de colesterol, y aumentar de forma considerable los niveles de energía y vitalidad.

Os dejo la receta base del que fue mi primer licuado verde

1 manzana granny

3 ramas de apio

1 lima

1 pepino

1 trozo (2 cm) de raíz de gengibre

Licuar con una licuadora (no una batidora porque en ese caso sería un batido con fibra y sus propiedades serían diferentes).

Está delicioso como desayuno. Es mejor beberlos con una pagita para que el ácido no dañe el esmalte de los dientes y en ayunas para que lleguen rápidamente a la sangre y a las células.

Bébelo con calma, visualizando como los nutrientes naturales te llenan de vitalidad.

Love

Eva

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies