Salud

¿Sabes cuál es el órgano más grande de tu cuerpo? La piel.

¿Eres consciente de cómo la exponemos a tóxicos diariamente que nos desequilibran y nos terminan haciendo daño a largo plazo? Hoy te traigo un post muy especial y es que tenemos visita en el blog.

Las chicas de Maminat han escrito este artículo para nosotras en el que nos cuentan cómo los tóxicos en la cosmética que usamos a diario nos afectan y qué podemos hacer para eliminarlos. Antes de dejarte con ellas, te cuento que nos han dado un código de descuento para sus productos naturales. Puedes entrar en Maminat.com y usar el código evabargues.

Y ahora sí, desliza hacia abajo para leer este maravilloso artículo.


Estamos tan expuestos a tantas sustancias tóxicas diferentes en nuestro día a día, que pueden llegar generar a largo plazo un efecto cóctel e incluso, alterar el equilibrio hormonal.

Hoy en día, y de mil formas diferentes, llegan a nuestro cuerpo cantidades de sustancias tóxicas que son muy aconsejables evitar. Estas sustancias, que no suelen estar presentes en grandes concentraciones, pueden producir efectos nocivos si nos exponemos a ellos de forma prolongada o durante periodos sensibles de la vida, como por ejemplo la infancia o durante el embarazo.

Estas sustancias las encontramos en contaminantes industriales y metales pesados, los cuales son emitidos al aire, vertidos a ríos y mares y acaban formando parte de las cadenas alimenticias. Un dato muy preocupante es que los españoles tenemos 10 veces más mercurio en nuestro cuerpo que los alemanes.

A esto se añaden los residuos de los numerosos pesticidas usados en el cultivo de frutas y verduras, y los aditivos sintéticos añadidos para conservar alimentos y mejorar su aspecto, olor y sabor.

Ni los envases ni los utensilios de cocina se salvan. Algunos de ellos son fabricados con materiales que podrían pasar sustancias tóxicas a la comida: antiadherentes de las sartenes, papel de aluminio, el barniz del interior de las latas, etc.

Incluso productos que usamos día a día, como los cosméticos.  Parece paradójico, un cacao labial o una crema corporal que están diseñados para nutrir y cuidar nuestro cuerpo, pueden acabar dañándolo a la larga.

Tóxicos en la cosmética

En los cosméticos se pueden llegar a encontrar más de 8 000 sustancias químicas diferentes que pueden entrar al torrente sanguíneo a través de la piel y acumularse en nuestro organismo.

Estos tóxicos producen trastornos que afectan tanto a hombres como a mujeres, pero  más a las mujeres. Pero, ¿por qué? Las mujeres están biológicamente preparadas para la maternidad y por ello tienen más grasas que los hombres. Muchas de estas sustancias tóxicas se acumulan en el tejido adiposo, por eso las mujeres tienen más facilidad para acumularlas.

Como dato, una mujer que se maquilla habitualmente da entrada a su cuerpo a 2 kilos de tóxicos. Actualmente, en un cosmético, podemos encontrar, por ejemplo, metales pesados como el mercurio, detergentes, disolventes, aceites minerales y derivados del petróleo. Estas sustancias afectan negativamente a las células, a la fertilidad, causan problemas hormonales, alergias, cáncer, problemas dermatológicos y propician la aparición del síndrome de hipersensibilidad química.

Sin embargo, a pesar de que ‘solo la dosis hace el veneno’ y que todas las sustancias hasta que alcanzan una determinada dosis no son peligrosas, hay que tener mucho cuidado y reducir la exposición tóxicos.

Existen varios remedios naturales que eliminan toxinas de nuestro cuerpo: consumir alimentos depurativos, cuidar tu mundo emocional o hacer ejercicio. Y respecto a la cosmética, hay que comprar productos ecológicos con ingredientes naturales y sin tóxicos.

Maminat: cosmética sin tóxicos

Una marca de cosmética natural y 100% libre de tóxicos es Maminat. Nosotros entendemos la belleza desde un punto de vista holístico y que está muy relacionado con la salud y el equilibrio entre las emociones, el cuerpo y la mente. Defendemos la idea de que para que te sientas estupenda por fuera, es importante que uses productos que sean respetuosos con el medio ambiente. La piel es un reflejo de cómo nos sentimos por dentro; el estrés o el cansancio hacen que nuestra piel adquiera otro estado. Usar la cosmética natural y libre de tóxicos ayuda a mantener el equilibrio.

Nuestra historia comienza cuando a Natalia, la fundadora, le diagnostican acné cosmético, afección que nace por el uso continuado de cosméticos convencionales. De esta forma, Natalia se adentra en el mundo de la cosmética natural, la aromaterapia y empieza a conocer las propiedades tan beneficiosas que tienen las plantas para la piel. Poco a poco comenzó a crear sus propias cremas y lociones en la cocina de su casa.

Tras un tiempo usando esas cremas, su acné desapareció y decidió compartir su estudio e investigaciones laboratorio a través de Maminat.

En Maminat creamos cosméticos para todos y que pueden ser usados por niños y mayores, a través de procesos artesanales conscientes y con mucha dedicación. Además, los envases son reciclables y no testeamos con animales. También, cada vez que alguien compra un producto de Maminat, se ayuda a personas que lo necesitan. Trabajamos con Mil.una Sagunt, un proyecto social en el que se ayuda a mujeres en situación de vulnerabilidad a desarrollarse psicológicamente y facilitarles la consecución de un empleo.

Todos los productos están testeados dermatológicamente y  son veganos, exceptuando la crema facial siempre joven. Podemos encontrar desde cremas faciales y corporales, hasta champús y geles de ducha o toallitas ecológicas lavables.

cosmetica natural

Cremas faciales Maminat

En Maminat puedes encontrar dos tipos de crema facial: la hidratante y la siempre joven. Para ambas, puedes escoger la que más adapte a tu tipo de piel, según si es seca, grasa o mixta.

Dentro de las cremas hidratantes deben ser usadas todas las mañanas y hay que extenderla por todo el rostro y el cuello. La crema facial para piel mixta controla que la zona T  (frente, nariz y barbilla) no se engrase demasiado. Está hecha de ricino, sésamo, almendras y aloe vera y consigue que la piel esté fresca, hidratada y sana.

La crema facial para piel seca consigue, nada más empezar a usarla, que la piel está mucho más elástica y nutrida, gracias a aceites naturales y al aloe vera.

Para pieles con tendencia al acné o a piel con exceso de sebo, la crema facial para piel grasa es perfecta. Da frescor y equilibra gracias al aloe vera, la vitamina E y la lavanda.

Las cremas faciales Siempre Joven son las cremas que debes usar cuando te empiezan a aparecer arrugas, y recomendamos empezar a usarla a partir de los 40 años. Es una crema con colágeno y elastina que da una hidratación extra y deja la piel muy tersa. Hay que usarla de día y nada más aplicarla, notarás como la piel se hidrata durante 24 horas.

Esto es solo una muestra de lo que puedes encontrar en nuestra web Maminat.com Te recordamos que puedes utilizar tu código de descuento evabargues hasta marzo de 2019 para probar nuestros productos. Tanto Eva como nosotras estamos seguras que te van a encantar.

¿Conocías ya la cosmética natural? 

¿Cuánto sabes de los tóxicos cotidianos que te rodean? ¿Y de su influencia en las enfermedades autoinmunes?

Muchas veces nos quedamos ancladas en la creencia que las enfermedades autoinmunes son genéticas y que son incurables. Incluso que tienes que tomar inmunodepresores y un montón más de medicamentos el resto de tu vida para reducir los síntomas hasta que se hagan tolerables. Y aunque es una opción muy respetable, te aseguro que no es la mejor solución.

Hoy quiero compartir contigo otra opción. Y no, no se trata de una opción basada en suplementos mágicos que van a revertir todos tus síntomas inmediatamente.

Se trata de honrar a tu cuerpo y crear de manera consciente un entorno que apoye tu mejoría. Al igual que un jardinero que prepara la tierra donde florecerán sus plantas, tú puedes hacer exactamente lo mismo con tu cuerpo y tu salud.

¿Qué es una enfermedad autoinmune?

Quiero empezar aclarando qué es una enfermedad autoinmune, porque sé que algunas de vosotras podéis tener alguna duda.

Una enfermedad autoinmune es aquella en la que nuestro sistema inmunológico empieza a atacar los tejidos de nuestro cuerpo y te sientes como si una presencia alienígena hubiera tomado el mando de tu cuerpo, una fuerza misteriosa que te hace tener temblores, dolores, pánico, debilidad, fatiga, neblina mental, debilidad muscular…

Algunas enfermedades autoinmunes son: el hipertiroidismo o enfermedad de Grave, la tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, la celiaquía, el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia, la psoriasis, el lupus, la colitis ulcerosa, la esclerosis múltiple, la diabetes, la esclerodermia…

¿Os suenan raras? Ahora quizá no sean muy comunes, pero cada vez lo son más. De hecho, son las enfermedades del mañana.

Puede que te hayan diagnosticado una de estas enfermedades o puede que tengas un montón de síntomas que indiquen que tu sistema inmunológico está inflamado, aunque aún no hayas desarrollado completamente la enfermedad. Síntomas como:

  • Alergias
  • Ansiedad
  • Asma
  • Deficiencia de B12
  • Reflujo ácido
  • Artritis
  • Depresión
  • Desórdenes digestivos (gases, retención de líquidos, hinchazón, indigestiones,
  • estreñimiento, diarrea, acidez)
  • Neblina y dificultad de concentración
  • Colon irritable
  • Ojos secos
  • Eccema
  • Fatiga crónica
  • Piedras en la vesícula
  • Caída del cabello
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Dolor en las articulaciones
  • Obesidad o exceso de peso alrededor de la cintura
  • Pancreatitis
  • Fibromas en los pechos y en el útero

 

La medicina convencional busca un diagnóstico y medica los síntomas.  El problema es que las medicinas tienen efectos secundarios muy perjudiciales, y es posible que llegue un momento que dejen de funcionar.

Con los cambios que te quiero proponer es posible aliviar los síntomas y volver a vivir una vida sin dolor con mucha menos medicación.

Los 4 jinetes del Apocalipsis de tu enfermedad autoinmune

 

Ahora que ya sabes qué son las enfermedades autoinmunes, quiero enseñarte los 4 factores que a los que he llamado los jinetes de la Apocalipsis de tu enfermedad autoinmune, que son:

  1. Una flora intestinal desequilibrada.
  2. Los alimentos inflamatorios.
  3. El estrés.
  4. Los tóxicos que consiguen entrar en tu cuerpo.

Por eso, para cuidar de tu entorno, tienes que actuar en 4 pilares básicos:

  • Sanar el aparato digestivo.
  • Hacer los cambios necesarios en la alimentación (eliminando alimentos inflamatorios y proteínas reactivas).
  • Eliminar infecciones y reducir el estrés.
  • Reducir la carga tóxica.

En este artículo quiero hablarte de los 3 primeros, pero antes de empezar, quiero hacer una pequeña puntualización: esto se trata de un estilo de vida y no de un plan pasajero. Eso significa que se tiene que hacer poco a poco y no de un día para otro. Y siempre desde el amor por ti misma y desde el compromiso con tu salud.

Si estos cambios no los incorporas como un nuevo estilo de vida, seguramente te cueste mucho ver reflejados los resultados en tu bienestar.

Primer pilar: sanar el aparato digestivo

Graba esto en tu mente: si tu aparato digestivo no está sano, tu sistema inmunológico tampoco lo estará. El 80% del sistema inmunológico está en tus tripas.

La misión de tu aparato digestivo es protegerte 24 horas al día 7 días a la semana. Es el encargado de ocuparse de los virus, bacterias y otros tóxicos que amenazan nuestra salud al conseguir entrar en nuestro cuerpo.

Dentro del aparato digestivo encontramos anticuerpos y linfocitos: las células T asesinas, las T reguladoras, las T colaboradoras y las células B. Cuando se ponen en alerta momentánea se genera una inflamación aguda (su arma favorita para protegernos).

Esta inflamación desaparece cuando la causa desaparece. Sin embargo, la inflamación puede hacerse crónica y esto inflama y agota al sistema inmune. Cuando esta situación dura mucho tiempo pueden empezar a confundirse y empezar a atacar a nuestros propios tejidos, generándose así la autoinmunidad.

¿Y cómo saber si tienes una buena salud en tus tripas? Observando si:

  • Te encuentras bien después de comer.
  • Vas al baño de 1 a 3 veces al día.
  • No tienes gases ni hinchazón ni dolores después de comer.
  • No necesitas medicamentos para la acidez del tipo omeoprazol.
  • No tienes reflujo ácido.

Una dieta tóxica cargada de procesados y refinados, alcohol, gluten, lácteos, omeoprazol y similares, anticonceptivos, antibióticos y moho contribuyen a desarrollar lo que se llama intestino permeable.

Cuando se tiene el intestino permeable se tiene todas las papeletas para desarrollar muchas enfermedades, entre ellas las enfermedades autoinmunes. ¿Qué es exactamente esta permeabilidad? Para que lo entiendas, son una especie de grietas que se abren entre las células de las paredes intestinales por las que empiezan a pasar tóxicos y comida parcialmente digerida.

Entonces el sistema inmunológico (que se encuentra tras las paredes intestinales) no reconoce estas partículas que le resultan tan amenazadoras y se vuelve completamente loco, provocando una tercera guerra mundial en tu barriga.

¿Cómo se cura la permeabilidad?

Paso 1: eliminar alimentos inflamatorios, el alcohol, la cafeína y todos los medicamentos que puedas eliminar. Eliminando la posible candidiasis o desequilibrios en la flora y parásitos.

Paso 2: restaurar enzimas digestivas y otros suplementos que ayudan a eliminar el reflujo y la acidez.

Paso 3: reintroducir bacterias saludables con probióticos.

Paso 4: reparar las paredes del aparato digestivo con aminoácidos esenciales.

Te recomiendo escuchar este episodio del podcast de Fitness Revolucionario sobre permeabilidad intestinal.

Segundo pilar: cambiar la alimentación

Si sufres inflamación crónica o una enfermedad autoinmune tendrás intestino permeable. En ese caso, el enemigo público número uno es el gluten, un grupo de proteínas que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno.

El gluten es pegajoso, como el pegamento, y se usa habitualmente en muchos alimentos procesados como aglutinante. Causa permeabilidad intestinal, incluso si no eres celíaco puedes tener sensibilidad. Si tienes una enfermedad autoinmune y sólo puedes hacer un cambio, el retirar el gluten de tu alimentación debería ser ese cambio.

Por supuesto también que hay que eliminar procesados, alcohol, café y salsas. Hay personas que tienen que eliminar también los cereales y las legumbres, porque estas proteínas pueden producir la misma reacción que el gluten y generar inflamación.

Tercer pilar: disminuir el estrés y curar las infecciones

La mayoría de gente que tiene enfermedad autoinmune ha tenido o tiene durante su vida inflamaciones recurrentes que ponen en alerta el sistema inmunológico (sinusitis crónica, infecciones de orina…)

Y algo muy importante que nos pasa a prácticamente todas y a lo que no damos la importancia que tiene es el estrés.

El estrés también pone en alerta nuestro sistema inmunológico, que se siente amenazado. Si nuestro cuerpo se siente constantemente en alerta vuelven los problemas de colon irritable, malas digestiones, hinchazón, gases…

Por eso es recomendable prestarle atención a este factor y trabajar para reducirlo. Practica actividades que te ayuden, como el yoga, la meditación, pintar o bailar. Permanecer activa tanto física como mentalmente te ayudarán a mantener a raya el estrés.

Del cuarto pilar, de los tóxicos a los que nos exponemos, te hablaré la semana que viene con un artículo muy especial. Pero hasta entonces, aquí tienes la base para empezar a mejorar los síntomas de tu enfermedad autoinmune.

Cuéntame, ¿eras consciente de cómo afectaba todo esto en tu bienestar? ¿Le pones atención a los pilares de los que hemos hablado hoy?

 

¿Eres consciente de la importancia de la vitamina D para el equilibrio hormonal? Muchas mujeres con las que empiezo a trabajar desconocen por completo la manera en la que la vitamina D puede estar influyendo en su bienestar.

Es más. La mayoría no saben muy bien de qué se trata esta vitamina y lo máximo que saben es que proviene del sol.

Hoy quiero que descubras la importancia que tiene tu nivel de vitamina D, cómo influye en tu día a día y cómo mantener el nivel que favorezca tu equilibrio hormonal.

¿Cómo y en qué influye la vitamina D?

La vitamina D tiene un papel protagonista en muchísimos procesos de nuestro cuerpo ya que su receptor está presente en la mayoría de las células y tejidos, ayudando a regular múltiples sistemas: hormonal, esquelético, gastrointestinal, nervioso y el de la piel, entre otros muchos.

La vitamina D, o mejor dicho, el déficit de vitamina D, puede verse reflejado también en problemas del sueño, de adaptación al estrés, en el rendimiento intelectual, en la concentración y la memoria.

De hecho, un estudio realizado en la universidad británica de Manchester demostró, tras analizar a 3000 personas adultas, que los niveles altos de atención y de velocidad de pensamiento estaban asociados a las personas con un correcto nivel de vitamina D.

Mientras que nuestros antepasados se pasaban la mayor parte del día al aire libre, ahora las personas nos pasamos los días en interiores con luces artificiales. Es por ello que el déficit de vitamina D no es difícil de encontrar.

Un correcto nivel de vitamina D puede ayudarte a prevenir algunas de estas enfermedades:

  • Resfriados (ten en cuenta que al afectar al nivel de tus defensas, serás más proclive a resfriarte).
  • Dolores de huesos y articulaciones (incluyendo dolores como los de espalda o cuello).
  • Enfermedades cardiovasculares, como hipertensión.
  • Depresión y enfermedades neurológicas.

Pero además de todo esto, los beneficios de mantener el nivel de vitamina D son esenciales cuando hablamos de equilibrio hormonal, ya que se ha demostrado que es capaz de reducir los anticuerpos que atacan la tiroides (anticuerpos de Hanshimoto).

En este estudio se pudo ver como después de tomar vitamina D3 durante 4 meses,  los anticuerpos disminuyeron, en el 83% de las personas del estudio, un 20,8%.

La vitamina D contribuye también en la reducción de la inflamación. Según mi experiencia, las mujeres con desequilibrios hormonales experimentan algún tipo de inflamación, por lo que un aumento de vitamina D es, además de beneficioso, una herramienta fácil y sencilla que puedes incorporar de inmediato.

Otro beneficio es el de revertir el dominio del estrógeno en nuestro organismo. Ya sabes que detrás de este desequilibrio está el síndrome premenstrual, la infertilidad, senos fibroquísticos, períodos irregulares y nódulos tiroideos, entre otros.

Test: evalúa tu nivel de vitamina D

Lee cada una de estas afirmaciones y anota con cuántas de ellas te identificas con un “sí”:

– Rara vez salgo al sol.
– Me puse protector solar antes de salir de casa.
– Mi ropa cubre la mayor parte de mi cuerpo.
– Vivo a más de 35 grados de latitud en el hemisferio norte o sur (en otras palabras, al norte de Madrid al sur de Buenos Aires)
– No tomo un suplemento de vitamina D.
– No como pescado salvaje azul (salmón, caballa, arenque, sardinas) dos o tres veces por semana.
– No como setas.
– Soy de piel oscura.
– Tengo más de 60 años.
– Tengo menos de 20 años.
– Tengo sobrepeso y tengo grasa significativa.
– Cuando presiono firmemente sobre mi esternón, duele.
– Cuando presiono firmemente en mis espinillas, duele.
– Siento menos energía y fuerza muscular de la que debería.
– Estoy deprimida.
– Tengo un trastorno autoinmune, como el de Hashimoto, Graves, Celiaco, etc.

Si has respondido a más de 3 con un sí, existe la posibilidad de que tengas un déficit de vitamina D. La mejor forma de salir de dudas es hacerte un análisis de sangre.

Cómo mantener el nivel de vitamina D para el equilibrio hormonal

vitamina D para el equilibrio hormonal

Para mantener el nivel de vitamina D tienes tres caminos: a través del sol, a través de la alimentación y a través de la suplementación.

Vitamina D a través del sol

Quiero empezar hablando del sol. Hay algo que muy pocas personas tienen en cuenta a la hora de cuidar de su salud: los químicos que entran a través de nuestra piel.

En concreto y en este caso, me estoy refiriendo a los productos químicos que incluyen los protectores solares. Estos químicos entran directamente a nuestra sangre, afectando así al nivel de estrógenos.

Diariamente nos vemos expuestos a muchos tóxicos que son disruptores endocrinos (que alteran nuestras hormonas) y xenoestrógenos (el cuerpo los percibe como estrógenos y los asimila como tales).

¿Cuál es el problema cuando hablamos de la vitamina D? Que no sabemos exponernos correctamente al sol. Los rayos de sol son la mayor fuente de vitamina D que existe, pero bloqueamos su poder con las cremas solares, movidas por ideas como el cáncer de piel o en envejecimiento.

Y efectivamente es así. Ir a la piscina y exponerte a las 2 de la tarde sin protección solar es una locura. Dañino para tu piel hoy y en el futuro.

Lo ideal sería poder exponernos una media de 15 minutos, con una exposición progresiva, en las horas más beneficiosas y todos los días… incluyendo en los días de invierno.

Todas sabemos que eso es muy complicado. Incluyendo para personas que como yo viven en una ciudad mayormente soleada. Y es que si vives en un lugar que se encuentre situado al norte del paralelo 40, durante los meses que van de octubre a marzo no generamos suficiente suministro de vitamina D. Por ejemplo, si sales un día de noviembre en Madrid a pasear con tu piel descubierta, no conseguirás ningún efecto.

En esta página web puedes calcular el tiempo de exposición que necesitarías en tu ciudad, dependiendo del día y la hora a la que salgas al sol.

Vitamina D a través de la suplementación

Durante los meses de otoño e invierno, lo recomendable es optar por un suplemento de vitamina D. Te recomiendo que entre todas las opciones, escojas la D3 ya que es mucho más efectiva para elevar los niveles en nuestra sangre.

Puedes encontrarlo en forma de gotas, comprimidos, cápsulas o perlas. Si dudas sobre qué opción escoger, déjate asesorar por un profesional.

Vitamina D y dieta prohormonal

Además del sol y de los suplementos, la alimentación es otro factor que puede ayudarte a mantener tu equilibrio hormonal.

La mala noticia es que no hay muchos alimentos que te ayuden a aumentarla de manera considerable. Aun así, los más recomendables son el salmón rojo, el aceite de hígado de bacalao y la yema de huevo.

Sin embargo, la importancia de la alimentación no es tanto aumentar y mantener tu nivel de vitamina D, sino apoyar en el proceso de eliminar el exceso de hormonas y hacer que tu sistema endocrino trabaje de forma más eficiente.

De hecho, esto es lo que me decía Ángela en nuestra última sesión del programa de coaching nutricional que hizo conmigo:

“Llegué a la primera sesión que tuvimos con unos análisis recién hechos, con un déficit de vitamina D que no veas y el ánimo por los suelos. Iba todo el día como una zombie viviente, con un desajuste hormonal que me estaba causando estragos.

Después de estas semanas con las pautas que me has dado, he conseguido recuperar la alegría, me levanto con energía, me veo súper guapa además y me siento genial al cocinar, como me has enseñado tú, como muestra de amor (hacia mí misma y hacia los demás). Solo me queda decirte: ojalá te hubiera encontrado antes…”

Ella fue una de las mujeres con las que trabajamos en el programa de coaching nutricional con una pauta prohormonal que además de alimentación incluye otros hábitos que promueven el bienestar.

Ya sabes de sobra que leer los comentarios de las personas que han trabajado conmigo es algo que me llena de amor el corazón.

Si tú también quieres apostar por tu bienestar, descubre todas las posibilidades que tienes a tu alcance. Me encantará ser la persona que camine a tu lado en este proceso de crecimiento y autoconocimiento.

¿Sabías la verdadera importancia que tiene la vitamina D para el equilibrio hormonal?

Depresión, agotamiento, dolor de cabeza, gases o sensación de hinchazón… Estos síntomas puede ser tan solo la punta del iceberg de todo lo que guardas en tu interior.

Tu cuerpo es tan maravillosamente sabio que aprender a escucharlo es una de las mejores herramientas que tienes en tu mano a la hora de cuidar de tu salud. Y puede que los síntomas que reflejan la candidiasis sean la forma que tiene tu cuerpo de comunicarte que algo no anda bien.

A la hora de hablar de candidiasis solemos asociarlo con personas que la padecen con unos síntomas muy claros, como irritación o molestias (muy molestas, por cierto) en las mucosas. Lo que muchas desconocen es que hay personas que sufren candidiasis de manera crónica, con síntomas “menos claros” que han terminado normalizando en su día a día.

Por eso mismo, hoy quiero hablarte de lo que realmente es la candidiasis, qué es lo que te está tratando de decir y cómo puedes empezar a incorporar en tu rutina hábitos que te devuelvan el equilibrio.

¿Cómo descubrir si tienes candidiasis?

Empecemos por la teoría. La candidiasis es una infección que afecta al intestino delgado y que es causada por un hongo llamado Cándida. Este hongo está repartido por muchas partes del cuerpo y aunque por lo general nuestro organismo está diseñado para mantenerlo en equilibrio, la cándida puede alterarse y provocar la infección.

Pues bien. Una de las primeras dudas que nos surgen a la hora de hablar de candidiasis como origen de un problema más profundo es saber si la tenemos o no.

Aunque la candidiasis comienza en primer lugar en los intestinos, las toxinas que libera en el torrente sanguíneo hace que pueda llegar a cualquier otro órgano o parte del cuerpo.

Lo normal es que se manifieste en lo que conocemos como la cavidad oral, en el tracto intestinal y en nosotras también aparece en la zona vaginal.

Como te decía, en muchos casos hay evidencias claras de que tenemos candidiasis. Pero hay personas que, sin embargo, sufren de candidiasis crónica y no lo saben.

Así se manifiesta la candidiasis

 

    • Depresión, ansiedad y fatiga. Te sientes cansada aunque duermas lo suficiente.
    • Mente confusa o lenta, incluso tienes mucha dificultad para tomar decisiones.
    • Ansiedad por dulces y carbohidratos, con impulsos incontrolables por comerlos.
    • Dolor de cabeza, apatía y malestar general.
    • Problemas intestinales como gases, flatulencias, diarreas o estreñimiento.
    • Problemas estomacales como ardor o reflujos ácidos.
    • Retención de líquidos.
    • Lengua blanca, seca y/o pastosa.
    • También infecciones frecuentes o crónicas como cistitis u otitis.
    • Olor corporal fuerte y desagradable, necesidad de ducharse continuamente

 

Puede ser que lleves tiempo padeciendo alguno o muchos de estos síntomas y los hayas normalizado y “hecho tuyos”: te has resignado con que tu cuerpo es así y ya está.

Lo que no sabes es que detrás de esos síntomas hay un mensaje que no estás sabiendo descifrar. Simplemente, tu sistema inmune está debilitado y necesita de tu ayuda.

Para que puedas confirmar el diagnóstico de la candidiasis, puedes optar por varias opciones. Una de ellas es hacerte un análisis de sangre para ver tu nivel de eosinófilos. También puedes escoger hacerte un test de orina para ver el nivel de arabinosa, o cultivos microbiológicos para ver la presencia de levaduras.

Más allá de estas pruebas, también puedes observar e identificar los síntomas que te describía antes o probar con el test del vaso y la saliva que Andreas Moritz explica en su libro “Los secretos de la Salud”. 

Estás a tiempo de recuperar el equilibrio: 5 consejos para empezar a acabar con la candidiasis

La candidiasis no tiene por qué ser un problema difícil de solucionar. Hay muchas cosas que puedes hacer para recuperar el equilibrio y sanar tu sistema inmunológico. Puedes empezar probando estos 5 consejos para empezar a acabar con la candidiasis:

  1. Elimina de tu alimentación el azúcar refinado, las bebidas alcohólicas, las levaduras y el gluten. Además de aumentar los niveles de glucosa en sangre, la cándida se alimenta directamente de estos alimentos.
  2. Evita consumir peces de piscifactoría y carne no ecológica: los peces están llenos de mercurio y la carne llena de hormonas y medicamentos, lo que no favorece nada a tu sistema inmunológico.
  3. Evita usar antibióticos, ya que son los encargados de destruir tu flora intestinal (pero no la candidiasis). Tampoco son recomendables los anticonceptivos orales, ya que no son compatibles con un sistema inmune saludable.  
  4. Prueba a sustituir el agua del grifo por agua filtrada. El agua del grifo contiene cloro y flúor (entre otras muchísimas sustancias tóxicas), grandes enemigos de de la flora intestinal. 
  5. Incorpora antifúngicos naturales (como el ajo y el jengibre), probióticos que te ayuden a repoblar tu flora intestinal y refuerza tu sistema inmune con descanso y ejercicio moderado.

 

Sé perfectamente que hacer todo esto sola puede parecerte muy complicado. De hecho, estoy casi segura que al leer estos consejos no sepas escoger por cuál empezar.

Y es que si tu cuerpo está comunicándote que necesita ayuda es porque necesitas hacer algunos cambios en tu estilo de vida, especialmente en la alimentación. Pequeños cambios como incorporar licuados en tu rutina o hacer las combinaciones de alimentos correctas.

En mis sesiones de coaching individual acompaño a mujeres que como tú se sienten totalmente perdidas a la hora de empezar este nuevo estilo de vida que les ayude a recuperar el equilibrio y la vitalidad.

Por eso gran parte de estos programas está enfocado a aprender a identificar los síntomas, por pequeños que parezcan, de desequilibrios físicos pero también mentales y emocionales. Desajustes que nos hacen adquirir malos hábitos que nos terminan pasando factura.

Si te gustaría tener un plan definido, sencillo y diseñado exclusivamente para ti y lo que necesitas en este justo momento, las sesiones de coaching individual son para ti. Muchas de mis clientas ya han conseguido librarse de la candidiasis para siempre y cambiar totalmente su vida.

Te acompaño de la mano para que no camines sola en este proceso. Haz clic y mira todos los detalles de este programa de coaching individual.

Espero que este artículo te haya ayudado a entender que detrás de la candidiasis puede que se esconda un desajuste causado por hábitos que tu cuerpo no puede seguir tolerando. Ahora, está en tu mano cambiarlo 🙂

Me encantará conocer tu caso: ¿has sufrido alguna vez candidiasis? ¿Te identificas con alguno de los síntomas?

 

Si te sientes más cansada de lo normal, tu piel está apagada, cada día aparece una nueva imperfección o incluso te sientes súper hinchada, tu cuerpo te está mandando una señal de auxilio: necesitas una limpieza primaveral.

Con la llegada de la primavera, aparece la oportunidad perfecta para depurarnos con un detox primaveral. Y es que nos movemos por entornos demasiado tóxicos y estilos de vida poco saludables que ocasionan que nuestro sistema de limpieza se sature por el exceso de trabajo.

Después de los meses de invierno, es normal que hayamos acumulado más toxinas de la cuenta. Con el frío solemos estar menos activas, comemos alimentos más pesados y nuestro estado de ánimo puede llevarnos a la pasividad.

¡Pero el frío tiene los días contados! Por fin tenemos más horas de sol, las temperaturas son más suaves y con ello nuestro cuerpo se prepara para salir de su propia hibernación. Y ahí estamos nosotras para ayudarle a prepararse para este proceso de renacimiento

Si quieres comprobar si tu cuerpo te está lanzando las señales de SOS, tienes disponible el test que he preparado con mimo y que te ayudará a saber si necesitas empezar la primavera haciendo una limpieza.

HACER EL TEST AQUÍ

 

Hoy quiero hablarte de los beneficios de hacer un detox primaveral y por qué esta época del año es perfecta para depurarte.

10 beneficios de una limpieza primaveral

Si tras hacer el test el resultado te dice que tu cuerpo necesita un detox, aquí tienes 10 de los beneficios que notarás cuando lo hagas:

  1. Bajarás de peso. Las toxinas se acumulan en tu cuerpo en forma de grasa. Eliminando toxinas, eliminarás las células de grasa.
  2. Tu piel estará preciosa. Las toxinas hacen que tu piel esté más apagada, áspera y con espinillas. Una de las primeras cosas que notarás haciendo un detox será cómo tu piel empieza a estar increíblemente mejor.
  3. Tu digestión funcionará perfecta. Si tu sistema digestivo se encuentra obstruido, te sentirás como ralentizada. En cuanto empezamos a depurar, tu sistema digestivo se pone en marcha correctamente para poder hacer un trabajo fluido.
  4. Tendrás la energía al máximo. Cuanto más desechos tóxicos eliminas de tu cuerpo, más enérgica te sentirás. ¡Está comprobado!
  5. Tu respiración será mejor, ya que el sistema respiratorio también se beneficia de la limpieza que estás haciendo. Se desatascará y funcionará de maravilla.
  6. Tus defensas se activarán y podrán hacer mejor su trabajo. De esta manera, podrás prevenir muchas enfermedades que están siempre al acecho.
  7. Sentirás claridad mental y podrás concentrarte mejor en lo que haces, ayudándote a ser más productiva. Tu enfoque estará potenciado gracias a la limpieza.
  8. Tus articulaciones estarán más flexibles, olvidándote de muchas molestias que estas nos ocasionan.
  9. A medida que tu cuerpo se renueva, te sentirás más rejuvenecida.
  10. Te llenarás de motivación y creatividad, sintiéndote más ligera y libre.

Estos son solo 10 de los beneficios de hacer una limpieza. Pero hay muchos más. Cada persona puede experimentar los suyos propios, e incluso muchos que no se pueden expresar con palabras.

Cuando mis clientas terminan su programa de limpieza, muchas de ellas me dicen que se sienten realizadas, orgullosas por estar amando su cuerpo, con ganas de hacer cosas nuevas, más motivadas para cumplir sus objetivos… ¡y eso es porque se han desecho de lo que no les servía para quedarse con lo que sí les hace bien!

Por eso, aunque estos beneficios puedan inspirarte o ayudarte a hacerte una idea, no hay nada como experimentarlo en tu propio cuerpo para sentir lo que una limpieza puede hacer por ti, tanto por dentro como por fuera.

¿Por qué un detox en primavera?

Durante los meses fríos del invierno, la nieve se acumula en las montañas. Cuando las temperaturas suben y la nieve se derrite, aparecen en la superficie la suciedad y el polen que se escondía debajo ese precioso manto blanco.

Pues ocurre exactamente lo mismo con nuestro cuerpo en primavera. El calor hace que nuestro cuerpo, por decirlo de alguna manera, se derrita. De esta manera las toxinas empiezan a salir a flote y comienzan a causarnos algunas molestias.

Cuando esto pasa, es un indicador clave de que es el mejor momento para eliminarlas y depurar nuestro cuerpo. Puedes apoyar este proceso conscientemente, desde el amor hacia ti misma. Mimando tu cuerpo y mente conseguirás comenzar este nuevo ciclo totalmente renovada.

Para ello, es muy importante que prestemos atención a nuestro hígado. Este es uno de los órganos más importantes para las mujeres, ya que es el que se encarga de:

  • Equilibrar nuestras hormonas.
  • Almacenar energía para ser utilizada cuando la necesitamos.
  • Producir y filtrar nuestra sangre.
  • Producir bilis para degradar y metabolizar las grasas.
  • Regular el azúcar en sangre.
  • Transformar sustancias tóxicas en otras eliminables.

Además de unas 500 funciones diferentes más. Es por esto que cuidar nuestro hígado es cuidar de nosotras mismas.

Si quieres empezar a cuidar de él, depurándolo para que tu cuerpo elimine las toxinas que tienes acumuladas, te invito a apuntarte a reto Florece en Primavera.

En este reto estaremos juntas para conseguir sentirte mejor que nunca. Conseguirás sentirte llena de energía, con una piel más lisa, perder volumen, tener más claridad mental y equilibrio emocional, entre otros muchos beneficios. Recuerda que experimentarás los tuyos propios y que será una sensación casi mágica.

Con el Programa Florece en Primavera prepararás durante 15 días a tu cuerpo para renacer, florecer y brillar.

El año pasado disfrutamos muchísimo de esta experiencia y por eso, este he querido que sea mucho mejor. Además de las recetas, los audios con visualizaciones guiadas, los menús semanales y el acceso durante un trimestre al grupo “Come Sano y Quiérete”, he preparado dos bonus exclusivos.

Un ebook llamado “Belleza Natural” de la asesora de imagen María José Becerra y un programa paralelo con prácticas mindfulness preparado por la experta Olaya Acebal.

¿Te unes al reto?

Sí, esta primavera quiero florecer.

Limpiar tu cuerpo de todos los excesos acumulados te ayudará a sentirte mucho mejor y a conseguir disfrutar de los meses más cálidos al máximo. ¿Ya has hecho alguna limpieza primaveral? Cuéntanos qué tal te fue aquí abajo, en los comentarios.

Regula tus estrógenos con este delicioso batido natural

 

Hoy en día un gran número de mujeres tienen exceso de estrógenos y, a menudo, esta condición empieza temprano en su ciclo de vida.

Cada vez es más frecuente ver que las mujeres comienzan con su ciclo menstrual muy jóvenes e incluso algunas empiezan a tomar anticonceptivos para “regular” la frecuencia y para disminuir la severidad de sus períodos.

¿Hasta cuando vamos a ver esto como algo normal?

Desafortunadamente, esto no es más que el principio de un viaje muy largo y desalentador en el camino del desequilibrio hormonal.

Hoy te quiero hablar de los efectos que un exceso de estrógenos tiene en nuestro cuerpo y cómo ayudar a su equilibrio con un batido que además está delicioso.

¿Tienes un exceso de estrógenos?

El exceso de estrógenos es una de las consecuencias de tomar anticonceptivos hormonales. Como te decía, cada vez es más frecuente que las chicas jóvenes empiecen a tomarlos como solución a sus transtornos menstruales.

Pero el desarrollo de estrógenos en exceso puede aparecer más tarde. Muchas mujeres lo desarrollan años después, como resultado de sus malos hábitos: exceso de proteína animal en sus dietas, elevado consumo de productos hiperprocesados, un mal funcionamiento del hígado e incluso factores medioambientales. E incluso puede ser resultado de ciclos sin ovulación.

Si no hay ovulación durante el ciclo, la cantidad de progesterona producida es mucho menor que si la hubiera, generando de esta manera un desequilibrio en el estrógeno.

Con todo esto, un exceso de estrógenos puede causar:

  • Sobrepeso
  • Pecho fibroquístico
  • Síndrome Premestrual
  • Migrañas
  • Sangrado abundante e irregular
  • Endometriosis
  • Ovario poliquístico
  • Cáncer de mama

 

Otro factor determinante que conduce directamente al exceso de estrógenos es el sobrepeso. Los estrógenos se producen en los ovarios, pero también en el tejido adiposo (las células grasas). Esto puede hacerte entrar en un círculo vicioso: cuanto más estrógenos tengas, más grasa en las caderas y en los muslos se acumulará, que a su vez producirán más estrógenos.

Y ojo con el agua que bebes! No me cansaré de aconsejarte que dejes de beber agua embotellada en botellas de plástico. El plástico de las botellas está recubierto de BPA (Bisfenol A) un xenoestrógeno que metemos constantemente en nuestro cuerpo y que nuestro organismo no puede diferenciar del estrógeno natural. Considera muy seriamente invertir en un buen filtro de agua para tu grifo.

¿Cómo puedes reducir el exceso de estrógenos?

Mantener una correcta salud hormonal es más sencillo de lo que puede parecer, aunque se tienen que tener en cuenta factores que puedes pasar por alto muchas veces.

En primer lugar, es necesario que tomes responsabilidad con tu cuerpo y lo que ocurre en él. Es probable que lo que te esté pidiendo casi a gritos es que le prestes atención, lo cuides y lo mimes como se merece. Al fin y al cabo, es el vehículo que te permite experimentar los milagros de la vida.

Para cuidarlo, comienza por unos buenos hábitos: descansar las horas suficientes, mantenerte activa haciendo un poco de ejercicio y cuidar de tu alimentación.

Para reducir el exceso de estrógenos de forma natural, es necesario estimular la limpieza y el trabajo del hígado. Para esto es muy importante hacer algunas modificaciones en tu dieta, empezando con eliminar los lácteos, aumentar la fibra y priorizar las verduras y las legumbres.

Por otra parte, puedes incluir alimentos que te ayuden con la esta tarea, como por ejemplo los arándanos. Esta fruta contiene la fibra perfecta para envolver todos los estrógenos que se encuentran de más en tu cuerpo y eliminarlos a través de las heces.

Los higos, al igual que los arándanos, tienen efectos antiestrogénicos en el cuerpo gracias a su contenido de fibra y además, si los juntas, te enamorarás de su sabor. Hacen una combinación perfecta.

Otro ingrediente que es interesante a la hora de equilibrar el nivel de estrógenos en tu cuerpo es la maca. Esta es una raíz que actúa como reguladora endocrina y que contiene además propiedades antioxidantes.

La maca proviene de los Andes y los estudios demuestran que es capaz de regular los niveles hormonales, ya que actúa en el hipotálamo y las glándulas suprarrenales. Además, incluyéndola en nuestra dieta, estaremos aportando una gran cantidad de vitaminas (sobre todo las del grupo B), minerales, proteínas y aminoácidos.

Si quieres empezar a tomarla, puedes incluir 1 cucharadita de maca diariamente, mezclada en batidos, licuados, con la fruta o incluso en ensaladas.

El té verde también es considerado como un reductor eficiente de los estrógenos, gracias a los fitoquímicos que ayudan a reducir su producción.

Y ahora, ¿qué te parece si mezclamos todos estos poderosos ingredientes para hacer un batido delicioso?

Batido pro-equilibrio hormonal de arándanos, higos y té verde

Este batido, además de ayudarte en el proceso de eliminación, está riquísimo.

Ingredientes

1 vaso de arándanos frescos o congelados

1 vaso de zumo de naranja

1 cucharadita de maca

3 higos frescos o secos

1/2 vaso de té verde

1/2 vaso de cubitos de hielo

 

Para prepararlo, solo tienes que batir bien y servir. Puedes tomártelo para el desayuno, la comida o la merienda 🙂 Pruébalo y verás como te encanta.

Los desajustes hormonales son el día a día de muchas de nosotras. Nos encontramos fatal cuando nos baja la regla, sufrimos cambios de humor y nos cuesta disfrutar de nuestro cuerpo y de nuestra relación con él.

Pero eso puede cambiar. Te quiero invitar a una escapada en la que poder regalarte un respiro y conectar con tus ciclos para poder regularlos.

En este retiro podrás volver a casa con tu conciencia menstrual activa, sabiendo todo el potencial que vivir conectadas de nuestros ciclos tiene.

Además, hablaremos de la alimentación que mejor cuida de nosotras y de los secretos para mejorar nuestras menstruaciones.

¿Te vienes? Solo tienes que hacer clic aquí abajo para ver toda la información.

 

Cuida de ti misma, desde el interior hacia el exterior, sabiendo cuidar de la diosa que habita dentro de ti.

 

Espero que disfrutes del batido y que me cuentes en los comentarios si te ha enamorado tu sabor tanto como a mí.

 

Las mujeres tenemos un cuerpo maravillosamente cíclico en el que albergamos una diosa interior.  Para que nuestra diosa florezca y brille, debemos cuidar especialmente del templo en el que vive: nuestro cuerpo.

Durante las etapas del ciclo, las necesidades de nuestro cuerpo cambian, desajustando nuestro equilibrio si no las tenemos en cuenta.

Para lograr vivir en perfecta armonía con el ciclo femenino, es necesario que prestemos atención a los alimentos que necesitas para antes, durante y después del período.

 

Antes de tu período: alimentación ligera

Los días anteriores a nuestra menstruación, nuestro cuerpo puede generar una cantidad excesiva de estrógeno. Esto hará que nos sintamos con más tensión, fatiga, irritabilidad, insomnio… es decir, lo que conocemos como síndrome premenstrual

Durante este tiempo, existen alimentos que pueden ayudar a tu cuerpo a procesar mejor los estrógenos y a reducir los síntomas del síndrome premenstrual.
Para conseguirlo, durante aproximadamente los 10 días anteriores a tu período:.

1. Toma alimentos muy ligeros, que sean fáciles de digerir, nutritivos y equilibrados. No te olvides de incluir legumbres, verduras de hojas verdes y frutas frescas.

2. Bebe mucha agua. Mantenerte hidratada conseguirá que el estancamiento intestinal se reduzca, ayudándote a reducir la sensación de hinchazón en tu abdomen.

3. Evita los alimentos picantes y estimulantes,como pimienta de cayena, jengibre, ajo, etc. Si no te es posible eliminarlos, úsalos con moderación.

4. Reduce el consumo de grasa para así evitar la acumulación de toxinas en tu sistema digestivo. Esto será lo que te ayude a mantener la regularidad de tus ciclos menstruales. Lo creas o no, nuestra salud digestiva tiene mucho que ver con nuestra salud menstrual.

5. Reduce la cantidad de sal. La sal de mesa afecta el funcionamiento de los vasos sanguíneos y los riñones, lo que puede causar dolor de cabeza, irritabilidad y una acumulación de líquidos en el cuerpo. Siempre utiliza sal de mar, y durante estos días hazlo lo mínimo posible.

 

Durante tu período: mantenlo cálido y equilibrado

Comienza la menstruación y con ella los cambios en nuestro cuerpo. Durante estos días, lo más importante es mantener la calidez de tu cuerpo, intentando no destemplarse. Los alimentos fríos son más difíciles de digerir y consumen la energía yang cálida de nuestro cuerpo. Esta temperatura fría puede estancar el flujo sanguíneo normal y afectar la circulación.

Para mantener tu cuerpo cálido, los días que estés con el período:


1. Evita los alimentos fríos.Consume alimentos y bebidas calientes (o a temperatura ambiente) como un caldo remineralizante y reconfortante con miso.

2. Continúa con la alimentación ligera, al igual que haces en los días anteriores de tu período.

3. Cuida de tu hierro. Normalmente las mujeres pierden alrededor de 30-80 ml de sangre y 15-25 ml de hierro durante cada menstruación. Es por esto que es importante que repongamos nuestra sangre y hierro durante este tiempo.

Los alimentos ricos en hierro como las espinacas, acelgas, ciruelas pasas, pasas, frijoles, lentejas, garbanzos y alcachofas son opciones que debes incluir durante estos días.

También puedes considerar tomar un suplemento de hierro orgánico que sea suave y respetuoso con tu cuerpo.

4. Evita beber té fuerte. El ácido tánico contenido en el té puede afectar la correcta absorción de proteínas y hierro en los alimentos. Sustitúyelo por té de hierbas o infusiones relajantes, que te ayudarán a encontrarte mejor estos días.

 

Después de tu período: nutre tu sangre


El momento perfecto para nutrir tu sangre es desde el día 1 al 5 después de que dejes de sangrar.

Para poder reponer tu cuerpo después de estos días:

1.Consume alimentos con alto contenido de fibra, como verduras, frutas y granos enteros. La fibra puede ayudar a eliminar el exceso de estrógeno de tu cuerpo, por lo tanto, regula tus períodos, reduce el síndrome premenstrual y calma tu estado de ánimo.

2. Incluye alimentos ricos en vitamina B, como las nueces y anacardos. Puedes hacerlo por la tarde en tu merienda o incluirla en tus comidas principales en ensaladas, por ejemplo.

3. Asegúrate de obtener suficientes proteínas en tus comidas, ya que será esencial para la recuperación de tu cuerpo. Legumbres, frutos secos y cereales o alimentos como el temphe tienen una buena proporción de proteínas.

4. No te olvides de consumir alimentos ricos en calcio: sardinas, vegetales de hoja verde como espinacas, col rizada, nabos, col rizada o soja orgánica, por ejemplo.

 

Aprender a llevar una alimentación acorde al momento del ciclo en el que se encuentra nuestro cuerpo no solo te ayudará a reconciliarte con tu ciclo menstrual, si no que te ayudará a conocer tus necesidades de cada momento, entendiéndote y queriéndote más.

Por ello, es necesario conocer cuál es el ritmo de tu cuerpo, el tipo de ciclo menstrual que tiene y con eso, encontrar los alimentos que consigan armonía y equilibrio.

Si te gustaría descubrir el potencial de vivir conectada a tus ciclos, despertando tu capacidad creativa y satisfacción interior, te invito a regalarte un respiro esta primavera y venir a descubrir la importancia de la alimentación para conectarte con tu diosa interior.

En Abril, Natalie Idoeta y yo organizaremos el retiro: “Mi ciclo y mi alimentación”. Si quieres que te informe en primicia, solo tienes que hacer clic aquí.

 

Porque ser una mujer cíclica es un privilegio que muchas veces pasamos por alto. Activar tu conciencia menstrual y adaptar nuestra alimentación serán un paso definitivo hacia el redescubrimiento de la auténtica mujer que eres.

Has cogido algo de peso y te planteas hacer una dieta para perder los kilos que has cogido. Buscas en internet, preguntas a una amiga y tras valorar todas las opiniones, tomas una decisión: harás una dieta proteínica.

Y es que esta dieta es capaz de hacerte perder peso en poco tiempo y sin mucho esfuerzo. O eso promete. O eso es lo que parece porque ¡Ojo! las dietas proteínicas y restrictivas tienen consecuencias catastróficas para tu cuerpo y tu salud.

Para ayudarte a tomar la mejor decisión en cuanto al camino más efectivo para perder peso, quiero que aprendas las consecuencias de este tipo de dietas para que puedas tomar la mejor decisión para ti misma.

5 Consecuencias de la dieta proteínica y restrictiva

La dieta proteínica es aquella en las que se priorizan las proteínas cada día (osea carne de todo tipo, pescado y huevos. y en el peor de los casos polvos proteínicos en sobre de diferentes marcas), dejando como secundarios, e incluso eliminando, el resto de nutrientes necesarios en nuestra dieta (frutas e hidratos de carbono).

Este tipo de alimentación se aleja, y mucho, del tipo de alimentación equilibrada que necesitas. Además, si en el plan que te propongas seguir tienes que reducir al máximo (o incluso eliminar) algún tipo de alimento natural, lo único que estarás consiguiendo es alterar a tu cuerpo y lo que necesita.

Si aún así sigues planteándote la posibilidad de seguir una de estas dietas, aquí tienes los riesgos y consecuencias a los que te estarás exponiendo.

1. Falta de nutrientes

Si no le das a tu cuerpo lo que necesita, este dejará de funcionar correctamente. Es así de sencillo.

El principal problema de las dietas restrictivas es que pueden llegar a modificar el funcionamiento de nuestro cuerpo. Y esto, se manifiesta con síntomas que muestran que existe una enfermedad o dolencia, que a veces llega para quedarse.

La escasez de frutas, verduras o legumbres ocasionará una deficiencia de nutrientes.

Te lo digo yo que estuve a punto de perder todo el cabello (se me cayó la mitad) por desnutrición después de una de estas dietas)

2. Pérdida de masa muscular

Con este tipo de dietas, aunque creas lo contrario, terminarás perdiendo masa muscular. ¿Por qué ocurre esto? Sencillo: si restringimos los hidratos de carbono, nuestro cuerpo no podrá contar con ellos para obtener energía. Entonces, activará un mecanismo por el cual el cuerpo destruirá parte de la masa muscular para obtenerla.

Es por esto que, en cuanto dejes la dieta, además de volver a coger los kilos que has perdido rápidamente en forma de grasa, tendrás menos fuerza y te sentirás más fatigada.

3. Cambios en el metabolismo

Unido con la anterior consecuencia, este tipo de dietas lo único que conseguirá es que tu metabolismo se ralentice.

Si desequilibramos nuestro cuerpo con subidas y bajadas bruscas de determinados nutrientes, restringiendo calorías y aumentando el esfuerzo que tu cuerpo tiene que realizar, lo primero que hará es descolocarse.

Tu cuerpo no está preparado para este tipo de “sorpresas”, por lo que intentará protegerse de todos estos altercados ralentizando tu metabolismo.

De esta manera, se asegurará que tiene la suficiente grasa para sobrevivir a lo que pueda estar ocurriendo en el exterior.

Lo peor de esto es que los cambios en el metabolismo pueden mantenerse incluso mucho después de terminar tu dieta, por lo que en cuanto vuelvas a tu alimentación normal, comenzarás a coger mucho más peso que antes.

4. Sobreesfuerzo orgánico

Un excesivo consumo de proteína hará que tu cuerpo entre en un estado de sobreesfuerzo alimentario. Tu organismo no será capaz de asimilar toda la proteína que pretendes consumir, por lo que optará por deshacerse de todo lo que pueda. Y esto, tiene unos efectos secundarios para ti: aumento de ardor y reflujo en tu estómago y sobrecarga de tu hígado y riñones al tener que eliminar una cantidad elevada de metabolitos.

Si el aumento de proteínas es prolongado en el tiempo, conseguirá que tu cuerpo se acidifique y comience a afectar en tu bienestar global.

5. Malestar emocional

Las consecuencias físicas de las dietas proteínicas y restrictivas no son las únicas que conocerás al seguir este tipo de alimentación.

Las consecuencias mentales y emocionales se harán evidente a los pocos días de comenzar. A las carencias y demás desequilibrios físicos que te afectarán a tu control mental, hay que sumarle la ansiedad.

Ya conoces la importancia de una mentalidad adecuada cuando queremos adoptar un estilo de vida saludable. Y si dentro de esta mentalidad, nos prohibimos por completo alimentos que, en muchas ocasiones, son necesarios para ti (como los carbohidratos), tu ansiedad será incontrolable.

Eso es absolutamente normal. Tu cerebro te está enviando señales para ayudarte a elegir lo que necesitas, y no lo que tú quieres elegir por él.

Además, si categorizamos algunos alimentos como “prohibidos”, solo un pequeño pensamiento que pase fugaz por tu mente puede desencadenar un desequilibrio emocional que te dure días.

Si cambias tu idea de “dieta restrictiva” por la de “elecciones saludables”, sabrás que lo que eliges para ti es lo que tú quieres, no lo que tú tienes que hacer por obligación.

En esta vida todo son decisiones. Elige lo que es mejor para ti.

Todas estas razones son más que suficientes para que cambies de una vez por todas tu enfoque: que tu objetivo sea el de cambiar de estilo de vida, no el de bajar X kilos.

Si aprendes más sobre ti misma y lo que tú necesitas, podrás empezar un proceso de aprendizaje que es fascinante. Y es que alimentándote desde el amor conseguirás, además de estar en tu peso ideal, sentirte llena de energía para comerte el mundo.

Recuerda que tu cuerpo no funciona en relación a las calorías que recibe, si no de los nutrientes que tú le das. Si le brindas alimentos llenos de vitaminas, minerales y otros nutrientes, te responderá funcionando perfecto para ti.

¿Cuál es la mejor opción para conseguir perder peso?

dieta

Si quieres adelgazar y quitarte esos kilos de más, te voy a dar el secreto que nunca falla. Es tan sencillo que te sorprenderá. La mejor opción es alimentarte desde el amor.

Cuando consigues amarte a ti misma, cambia por completo tu relación con todo lo que te rodea. Y por supuesto, tu concepto de la comida. Este proceso de aprendizaje y de autoamor es un camino seguro para sentirte bien con tu cuerpo y con tu alma.

Si te has propuesto comenzar este nuevo año sintiéndote bien, tengo algo que te puede ayudar. Mi programa estrella “Come Sano y Quiérete”, conseguirá que que en 4 semanas hagas la transición a una alimentación saludable para dejar de sobrevivir y empezar a vivir plenamente desde el amor hacia ti misma.

Si crees que esto es para ti, estate atenta. En breve te enviaré más información.

 

 

Si me sigues habitualmente te habrás dado cuenta de que últimamente hablo mucho del agua, en concreto del agua PURA. Como profesional de la nutrición y el estilo de vida saludable, siempre he hecho mucho hincapié en los alimentos saludables que han de ser el pilar de nuestra alimentación. PERO me olvidaba del nutriente más vital: EL AGUA PURA

Hoy he reunido la opinión de varias profesionales muy influyentes en el mundo del bienestar, para que reflexiones sobre la importancia de beber AGUA PURA a diario, sin tóxicos y te cuestiones si estás bebiendo la mejor agua para tu salud y la de tus seres queridos.

Las 3 preguntas que les he hecho a estas profesionales son:

  1. ¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

  2. ¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

  3. ¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

 

Te dejo aquí sus respuestas. Espero que te sirvan de orientación.

Venu Sanz. 

Formada como chef de cocina macrobiótica y cocina crudivegana, se dedica completamente al mundo de la alimentación natural y la cocina sana, natural y energética. www.venusanzchef.com

 

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

Antes no le daba mucha importancia, pero ahora le doy muchísima. Nuestro organismo está formado por un 70% de agua, nuestras células, tejidos y órganos se nutren de ella por lo que me parece esencial para la salud que ese agua sea lo más pura posible y de la mejor calidad, libre de tóxicos, de productos químicos, de pesticidas y fármacos. 

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

Realmente no es tan sana en absoluto como muchas personas piensan.Hay numerosos análisis hoy en día que encuentran contaminantes hormonales en TODAS las botellas analizadas.

El agua embotellada supone  una gran fuente de disruptores endocrinos y de contaminantes hormonales, que pueden afectar gravemente a nuestro sistema hormonal, sin contar todos los compuestos químicos y tóxicos que contiene el plástico de la botella y que, inevitablemente, pasan poco a poco al agua.

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

Actualmente uso el sistema de tratamiento de agua espring, un sistema que filtra el agua del grifo eliminando más de 150 tóxicos y el 99,9% de virus y bacterias. De todos los sistemas que hay en el mercado, me parece el más efectivo, ya que gracias al carbono vegetal proveniente del coco de 0,2 micras elimina más de 150 tóxicos y la luz ultravioleta elimina virus, parásitos y bacterias patógenas.  Además mantiene tambien la vitalidad del agua, a diferencia de la osmosis y la destilación.

Séfora Bermúdez

Hace 10 años conseguí liberarme del secuestro de mis migrañas. Ahora me dedico a ayudar a otros a lograr lo que yo conseguí gracias a mi experiencia y que comparto en www.seforabermudez.com

 

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

He de confesar que el agua fue una de mis últimas prioridades en mi búsqueda personal de una vida más saludable y equilibrada que me permitiera eliminar mis migrañas total y definitivamente hace una década.

Inicialmente comencé a preocuparme por mi cuerpo acercándome a disciplinas como el yoga y la meditación. Casi de forma natural comencé a cuidar mi alimentación y a incluir cada vez más comida ecológica. Finalmente, me preocupé de los químicos de mi hogar, junto con los productos de limpieza y de higiene personal. Pero un día mi marido apareció con una destiladora de agua. Al principio me produjo rechazo, ¡pero si yo ya bebía el agua de grifo tranquilamente! Entonces mi marido me explicó la materia orgánica, microcontaminantes y productos químicos que contiene el agua de mi ciudad. No sé porque nunca había investigado sobre ello, sobre todo cuando es el producto que en más cantidad ingerimos cada día.

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

Me parece un agua extremadamente cara y que genera muchos residuos.

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

Hasta aquel día no encontraba ningún sistema que me convenciera. Hasta que encontré mi destiladora. Es un sistema en el cual hay un destilador de acero inoxidable en donde el agua de grifo se calienta y se evapora, luego se condensa y precipita gota a gota en un depósito de cristal. Imitando al proceso natural de las nubes, ya que el agua se evapora y condensa hasta que llueve. Estoy muy contenta cada vez que veo los residuos que se quedan en el depósito inicial y que no entran a mi organismo cada día. Así puedo hidratar cada día a mi cerebro con agua pura destilada y aumentar mi bienestar personal mejorando integralmente mi salud.

CRIS, del Universo de Cris

Vivo cada día enfocada en crear cambio, evolucionar, conectar con personas, construir un mundo más saludable, sostenible y ético, y trabajar para el bien común. Creo que la única manera de vivir hoy en el mundo es con consciencia, y en colaboración. www.eluniversodecris.com

 

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

El agua debería ser prioridad 1 en nuestra vida. Cada día nuestro organismo en la actividad diaria, pierde entre uno y tres litros en agua solo a través del sudor, orina, vapor de agua de nuestra exhalación, por lo que necesitamos reponer con lo que bebemos y comemos. Al igual que una planta se marchita y se seca con la falta de agua, el hombre también pierde su fuerza y se enferma debido a la escasez de agua. El agua para que sea saludable y óptima, y por lo tanto pueda cumplir sus funciones correctamente, debe estar libre de sustancias químicas y tóxicos, (es decir correctamente filtrada) y por otro lado conservar su vitalidad o estructura.

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

El agua embotellada se encuentra estancada en las botellas durante tanto tiempo que pierde toda la vitalidad. El agua que bebemos, tanto del grifo como embotellada es totalmente venenosa y perjudicial para nuestra salud. Como siempre, la legislación y los gobiernos, toman medidas cuando se producen los daños, y por otro no les interesa que esta información salga a la luz.

Las botellas de plástico liberan disruptores endocrinos y sustancias cancerígenas en el agua cuando las temperaturas a las que están expuestas supera los 18 grados, una temperatura que se supera en los almacenes y en los hogares. Los disruptores endocrinos, BPAs y otros imitadores y bloqueadores de nuestras hormonas  afectan negativamente al desarrollo del sistema nervioso central y alteran el funcionamiento de nuestro sistema nervioso. El resultado pueden ser todo un espectro de enfermedades como el cáncer, la diabetes, obesidad y trastornos de fertilidad.

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

Tanto yo como el equipo de profesionales de la salud de The People Up, formados por médicos (de familia, nefrólogos, geriatras, radiólogos, cardiólogos…) , nutricionistas ortomoleculares, clínicos, terapeutas holísticos, naturopatas, chefs, centros médicos… hemos investigado mucho y creado el Instituto del Agua.

Estudiamos la relación entre el agua y la salud, la toxicidad y la enfermedad . También hemos validado, comparado y estudiado diferentes opciones en cuanto a los mejores sistemas de tratamientos que hay en el mercado.

Sin duda el mejor sistema es el filtro de carbón vegetal (cascara de coco). La clave es la porosidad del carbón, que es lo que marca la diferencia a la hora de dejar pasar las partículas nocivas. Cuanto más pequeño mejor. El más pequeño que hay es de 0,2 micras. De ahí los hay hasta 1. Con 0,2 micras elimina prácticamente todos los contaminantes, sin eliminar los minerales buenos.

Catalina Dash

Psicóloga, coach y shamana moderna que ayuda a las mujeres a despertar su auténtico poder femenino, re-conectar consigo mismas y el disfrute y así crear la vida y relaciones deliciosas que anhelan vivir. www.catalinadash.com

 

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

Cada vez que tengo la oportunidad de beber agua pura es un momento especial, sagrado. Siento completamente cómo mi cuerpo se alegra y regocija por la sensación en la boca y sistema digestivo. Es una celebración total!!!! Se siente tan liviana y fluida! y esa sensación sensorial se transforma también en una sensación corporal general e incluso psico-emocional. Es bienestar puro.

 

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

La verdad que trato de evitar comprar agua en botella de plástico completamente aunque sea “el agua más pura” del mundo ( que además, poco de pura creo va a ser, ya que el plástico libera un montón de químicos y la mayoría de esas agua son filtradas! como lo harías en tu casa), ya que el plástico para mi es uno de esos materiales “que sólo en caso de emergencia” utilizo. Comer o beber de un pote de plástico versus de uno de vidrio para mi está totalmente relacionado con cómo me trato a mi misma (de la mano de cómo trato al mundo).

Claro que hay situaciones puntuales en donde el plástico puede ser muy útil (o necesario quizás cuando viajamos a otro país con agua no potable), sin embrago creo que hemos abusado de su uso. Además el vidrio, visualmente al menos para mi, me hace sentir mucho más conectada al disfrute, placer y abundancia! al sentirme Diosa! Es un “detalle” muy poderoso de autocuidado.

 

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

Primero, lo que hago es re-utilizar botellas de vidrio. Hay de todos los tamaños! Y segundo, depende de las facilidades que tenga a mi alrededor, bebo agua purificada o filtrada o simplemente agua del grifo (dependiendo el lugar en el que esté, porque algunas son imbebibles).
La botella en si es un elemento importante para yo sentir el agua pura, asi como también muchas veces los mensajes que pueda escribirle a contenedor, como por ejemplo: salud, amor, gracias. Lo cual, según algún estudio que aunque fue cuestionado a mi me gusta mucho y le creo, el agua como ser vivo, también se ve influenciado por nuestras intensiones (como si fuera una persona!). Resumen: la trato en lo posible como si fuera una persona muy importante (aunque provenga del grifo), es decir, le entrego la “casa o silla” (botella) más linda que tenga. La trato bien. Porque sé que ella se auto-trasforma y se merece lo mejor.

Emmanuela Gornati

Empresaria, health Coach & vegan Chef, creadora del método Essenza. Trabajo con mujeres que tienen problemas con su alimentación y su bienestar, y  que quieren conseguir salud, la imagen que desean y la energía para lograrlo. www.emanuelagornati.es

 

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura¿Por qué?

Para mi es vital beber  agua durante el día, de distintas maneras, bien puede ser mediante infusiones, zumos, caldos o de manera pura y natural.Porque sin agua no hay vida y con poca hay baja calidad de vida.

La cantidad y calidad de agua que ingerimos afecta directamente a la eficiencia de la actividad celular de nuestro cuerpo, como a nuestra memoria, nuestro humor y energía en el cuerpo. Después del aire, el agua es el ingrediente más importante para la vida. Podemos sobrevivir mucho tiempo sin comida, pero solamente unos cuantos días sin agua, solo esto es suficiente para pensar cuánto es importante esto alimento para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Todos sabemos que nuestro organismo está formado principalmente por agua, alcanzando un proporción del 75 %. Pero lo que más me fascina es ver cómo está distribuida el agua en el cuerpo por ejemplo El cerebro está hecho alrededor de 85 por ciento de agua y la sangre de 82 por ciento, pero también los huesos contienen agua al rededor de un 22 por ciento así como los músculos que llegan a un 75 por ciento.  Es fácil entender que Sin agua el organismo se deterioraría rápidamente.

Recuerda que el simple hecho de tener sed ya es un aviso de nuestro organismo de un principio de deshidratación, que tienes que resolver rápidamente.

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

No me gusta imaginar un alimento vivo, como es el agua, encerrada y estancada en una botella de plástico que además está hecha con petróleo.  Las botellas de plástico pueden desprender agentes tóxicos tanto si se reutilizan como si se les expone al sol. 

Si tengo que elegir prefiero las aguas embotelladas en vidrio o mejor aún el agua filtrada.

Además todas las botellas de plásticos que se quedan después de su utilizo suponen un impacto muy negativo para el medio ambiente. Otro factor por los que no me gustan mucho las botelllas de agua en plástico es que, en su mayoría, están elaboradas con un compuesto denominado tereftalato de polietileno (PET), un elemento químico que, según varios estudios, puede transmitir al agua determinados elementos, químicos tóxicos como como los antimonio, formaldehído etc…

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

En estos últimos años he investigado mucho el tema del agua buscando soluciones no sólo para mi casa sino también para mí restaurante, lo que me llevó a probar diferentes tipos de filtros. Finalmente he encontrado lo que responde a todas mis necesidades, un agua limpia pero a la vez rica en minerales y sobretodo estructurada o sea un agua viva

Tanto en mi restaurante como en mi casa dispongo de un dispositivo de filtración del agua que me garantiza agua pura tanto para beber como para y cocinar.

 

MARÍA MIKHAILOVA

Experta en coaching estratégico y mentoring para emprendedores digitales. Autora de varios cursos online de éxito como Autoestima y Confianza, MailCoaching y SelfCoaching. Mi misión es ayudar a profesionales del desarrollo personal a emprender a través de su pasión, de manera simple, enfocada y sin perder su esencia. www.mariamikhailova.com

 

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

El agua es esencial para mí para vivir y estar sana. De hecho no me imagino la vida sin tomar agua. Suelo tomar un mínimo de litro y medio al día, aunque normalmente llego a más de 2 litros al día. De hecho siempre me verás con mi vaso grande de agua en las sesiones (tengo esparcidos esos vasos en cada habitación), mientras trabajo con mi portátil o mi botella ecológica que compré en Holanda que llevo a todas partes conmigo.

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

La verdad no tengo mucha opinión acerca de ello. Sé que el plástico no es bueno, pero bueno, como usamos el plástico para tantas cosas, si hace falta comprar agua en botellas, lo hago. Especialmente cuando me encuentro en sitios de playa, donde el agua no es potable.

 

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

Mi método preferido es un filtro que tiene mi frigorífico para tomar agua potable. Al vivir en la Sierra de Madrid, el agua está bastante buena. Cuando vivía en Munich, utilizaba una jarra con filtro, porque el agua tenía demasiada cal. Otra cosa que me funcionó fue una jarra de cristal muy bonita con la forma de pera y símbolo de flor de la vida en el fondo. No sé cómo funcionaba realmente pero el agua sabía mucho más dulce. Por desgracia perdí esa jarra en algunas de mis muchas mudanzas.

Paqui Hernádez

Nutricionista y Coach, te ayuda a eliminar la ansiedad en tu vida para que puedas recuperar tu peso y tu salud de forma definitiva.www.paquihernandez.com

 

 ¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

 Como profesional de la nutrición he estado equivocada durante muchos años poniendo foco únicamente en la alimentación y olvidando o más bien no dándole la importancia que merece al nutriente más esencial, el agua.
Si pensamos que somos un 70% agua la importancia que adquiere el beber agua pura y de calidad, pero sobre todo libre de tóxicos es vital. Necesitamos tomar agua no solamente sin los contaminantes que se pueden encontrar en el agua del grifo sino además con una composición óptima

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

Tanto a nivel salud como por el impacto medioambiental, no puedo aconsejar el consumo de agua embotellada en plástico. Recordemos que el plástico es un derivado del petróleo y que las sustancias tóxicos contenidas en él van a parar al agua cuando supera los 17 grados, estas sustancias denominadas disruptores endocrinos que tienen la capacidad de alterar nuestro sistema hormonal. Por otro lado, todo el plástico que generamos se acumula en diferentes lugares del planeta como la isla que hay en el pacífico que es tres veces España, no podemos seguir alimentando esa industria por salud y por conciencia

 

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

El mejor sistema natural de tratamiento de agua que instalé en el grifo de casa y permite quitar los 160 contaminantes del agua del grifo pero mantiene, a diferencia de la ósmosis, la calidad y composición de minerales en perfecto estado, además no desperdicia agua

 

Moira Galo

Licenciada en Ciencias Biológicas, Licenciada en Ciencias Bioquímicas, Consultora Macrobiótica, Acupuntora y Especialista en Bioneuroemoción.

¿Qué importancia tiene para ti beber agua pura? ¿Porqué?

Cuando en el agua aparecen sustancias residuales como el Cloro,que actúa como bactericida, generando efectos destructivos en el microbioma, el del agua y el nuestro propio,estas mezclas químicas son tóxicas para la flora intestinal.Además estos elementos residuales(Cl y demás) ingeridos pueden reaccionar con compuestos orgánicos y generar subproductos tóxicos ,que generan mayores estragos.Tenemos que tener en cuenta que la flora intestinal controla la producción de sustancias químicas inflamatorias que intervienen en la salud mental y en muchos otros procesos,así como en la absorción de ciertos nutrientes como ácidos grasos, y en la producción de vitaminas esenciales.

¿Qué opinas del agua embotellada en botellas de plástico?

Las botellas de plástico (derivado del petróleo) liberan disruptores endocrinos que una vez incorporada en el organismo interfieren en el funcionamiento del sistema hormonal mediante la suplantación de las hormonas naturales, el bloqueo de su acción, o el aumento o disminución de sus niveles. Los efectos de los disruptores endocrinos pueden ser distintos sobre el embrión, el feto o el adulto.

Así como otras sustancias residuales liberadas por intercambio. Para ello debemos estar plenamente seguros que la cadena de temperatura no se rompe en alguna etapa del proceso, desde el embotellado hasta nuestro hogar.

¿Qué método utilizas tú para beber la mejor agua posible?

Actualmente uso el sistema de tratamiento de agua espring, tras el filtraje la dejo al sol cuatro horas.

 

Eva Bargues, Holistic Health Coach

 

Y ahora me toca a mí. Voy a ser escueta y clara como el agua.
  • El agua es vida. Necesitamos beber agua PURA. Si no lo hacemos nuestro organismo se vuelve tóxico y enfermamos.

 

  • El agua embotellada es portadora de disruptores endocrinos que afectan muy negativamente a nuestra salud. El agua del grifo, aunque sepa bien, no debería ser bebida sin filtrar porque en ella hay disueltos más de 150 tóxicos, en toda el agua de la geografía española. 

 

  • El agua de ósmosis inversa no es una solución saludable (te desmineraliza) ni sostenible (desperdicia hasta 5 litros por cada litro de agua filtrado). El mejor sistema de agua que conozco y recomiendo es el mismo que recomiendan VenuSanz, Cris, Emmanuela y Paqui, es el que te presento en éste enlace, haz clic aquí. Puedes descargarte toda la información técnica en el enlace. Sin duda es una inversión en la salud de todos tus seres queridos. Si quieres más información o posibilidad de formas de pago escríbeme a eva@begreenchica.com

 

 

Hoy tengo el placer de tener como invitado en mi blog al Dr. Luis Cueva, médico gastroenterólogo y blogger, y que en doctorcueva.com ayuda a resolver las intolerancias alimentarias y problemas digestivos. Promueve además los hábitos saludables para comer y sentirse mejor, pero sin dietas rígidas y dándose gustitos de vez en cuando.

Para mí es una satisfacción el conocer a profesionales de la medicina como Luis que comparten un mensaje muy similar al mío. Os dejo con su artículo que estoy segura de que os va a encantar.


“Pocas cosas se sienten tan bien como saber que has encontrado el equilibrio perfecto entre comer bien, hacer ejercicio y cuidar de tí mismo.

Yo mismo soy de los que prefieren la indulgencia a la moderación, es decir que me gusta darme gustitos de vez en cuando. Aún sí tengo que admitir que entrar en una rutina saludable es bastante satisfactorio.

Lo malo es cuando te das cuenta de que algunas de esos “hábitos de alimentación saludable” que has escuchado toda la vida en realidad no lo son.

La verdad que me sentí un poco indignado e incluso levanté y sacudí mi puño en alto (al menos mentalmente) cuando descubrí que esos batidos pre-hechos no son tan buenos, o que comer todas esas tortillas de huevo blanco era básicamente por nada.

Por eso en este artículo quiero contarte 13 hábitos “saludables” que deberías enterrar.

1. Pensar que todas las calorías son creadas iguales

Todas las calorías tienen la misma cantidad de energía, pero las calorías de diferentes alimentos tienen efectos muy diferentes sobre el hambre, hormonas y tu salud metabólica.

El cuerpo utiliza calorías de los carbohidratos como una fuente importante de energía.

Las proteínas ayudan a mantener y reparar los músculos, órganos y tejidos.

Y las grasas ayudan a proteger los órganos y a la absorción de vitaminas importantes.

Estos tres nutrientes son esenciales, pero el cuerpo los metaboliza de manera diferente.

Por ejemplo, 100 calorías de un plátano, que contiene varios nutrientes esenciales, antioxidantes y una cantidad justa de fibra, se metabolizan de manera muy diferente a 100 calorías de una barra de caramelo, que está cargada con azúcares simples.

2. Adoptar una dieta súper baja en carbohidratos

Los carbohidratos son una fuente de combustible importante para tu cuerpo.

La gente a menudo cree que un consumo bajo en carbohidratos les ayudará a perder peso, pero una dieta baja en carbohidratos puede conducir a un ciclo de hábitos poco saludables y a comer de forma compulsiva.

 

Eliminar los carbohidratos sólo te hará deficiente en nutrientes importantes como las vitaminas B, folato y fibra dietética.

3. Seguir una dieta sin gluten si no la necesitas

Seguir una dieta sin gluten se ha convertido en una tendencia de moda.

Pero las únicas personas que necesitan adherirse a una dieta libre de gluten son aquellas con una condición médica seria, como por ejemplo la enfermedad celíaca.

Muchos productos sin gluten en realidad tienen más calorías, por lo que no necesariamente igualan beneficios de salud o pérdida de peso.

4. Evitar las frutas debido a su alto contenido de azúcar

Aunque la fruta contiene el azúcar llamado fructosa, es difícil comer tanta fruta para que cause aumento de peso.

Además, la fruta contiene fibra, agua, vitaminas, minerales y antioxidantes que combaten enfermedades.

La elección de no comer fruta significa que puede que estés reemplazando la fruta con otro alimento de más calorías, que es mucho más probable que cause aumento de peso.

5. Creer que todos los batidos son automáticamente saludables

¡Un batido con sólo frutas y zumo de fruta es esencialmente un postre!

Para tener un batido saludable, hazlo en tu casa para que sepas qué es lo que contiene.

Asegúrate de que por cada taza de fruta tenga 2 tazas de verduras.

Opta por yogures griegos sencillos en lugar de los que tienen sabores.

Y agrega leche vegetal, agua de coco o incluso agua en lugar de zumo de fruta.

No tengas miedo de experimentar; los aguacates pueden reemplazar a los plátanos para agregar una textura cremosa, y las remolachas y zanahorias le pueden dar un dulzor natural.

6. Consumir alimentos envasados bajos en grasa y bajos en calorías

Estos artículos no te dejan satisfecho o te mantienen la sensación de estar lleno por mucho tiempo. Es mejor comer un bocadillo basado en alimentos integrales y que incluya proteínas o grasas. Un ejemplo sería emparejar una manzana con un poco de mantequilla de nuez o comer un pequeño puñado de almendras. La proteína y la grasa te mantienen lleno durante más tiempo y son más satisfactorios que los carbohidratos simples.

7. Evitar cada ingrediente que no puedes pronunciar

Aunque entiendo la lógica de esta regla, creo que es un poco engañosa.

Por ejemplo, la metilcobalamina es un ingrediente que puede ser difícil de pronunciar para algunas personas, pero es sólo la forma activa de la vitamina B12.

El aceite vegetal bromado, que se encuentra comúnmente en las bebidas con sabor a cítricos, es fácil de decir, pero eso no significa que lo debas comer.

El bromo desplaza al yodo, lo que puede causar problemas de tiroides y otros problemas cuando se consume en exceso.

Realmente yo defiendo comer alimentos mínimamente procesados, pero esta regla así de estricta creo que es un poco tonta.

8. No comer snacks

Unos bocadillos o snacks sanos pueden hacer que te sea más fácil alcanzar tus metas. Cuando esperas demasiado tiempo pasando hambre entre una comida y la siguiente, es difícil empezar tu próxima comida con tranquilidad y evitar comer en exceso.

 

9. Ser vegetariano o vegano sólo para fines de pérdida de peso

Muchas personas asumen que cambiarse a una dieta vegana o vegetariana significa que perderán automáticamente peso.

Pero hay un montón de comida “chatarra” vegana (Oreos y patatas fritas para nombrar unos pocos).

Además, muchos alimentos y dietas veganas o vegetarianas pueden ser muy ricos en calorías, gracias a que contienen ingredientes con alto contenido de calorías como nueces y semillas.

10. No comer después de una hora determinada

Se trata de las calorías consumidas durante todo el día, no a qué hora las comes.

El bocadillo tarde por la noche típicamente implica patatas fritas, galletas, y otros alimentos “chatarra” que agregan toneladas de calorías.

Si decides comer tarde por la noche, piensa en qué alimentos saludables no has comido lo suficiente durante todo el día e inclúyelos.

11. Rechazar las frutas y verduras congeladas y enlatadas

Las frutas y verduras congeladas pueden ser una gran alternativa.

Están congeladas justo en su pico nutricional, por lo que en realidad pueden ser una opción más saludable cuando la fruta o verdura está fuera de temporada.

Del mismo modo, las verduras o frutas enlatadas en su propio jugo pueden ser una opción saludable a considerar cuando te falta tiempo – sólo asegúrate de enjuagar las verduras primero para reducir su contenido de sal.

12. Nunca dejar que una yema de huevo pase por tus labios

Estoy un poco harto de escuchar que las claras de huevo son “la mejor opción”.

El huevo entero es una excelente opción saludable para comer, y siempre lo ha sido.

Cuando separamos la yema de huevo, te deshaces de la mitad de la proteína y de las grasas saciantes.

Y también te pierdes nutrientes asombrosos como la colina, el hierro y las vitaminas A y D.

13. Tratar de seguir todas las reglas saludables, incluso si no son adecuadas para ti

Toma como ejemplo la famosa frase “todo con moderación”.

Tal vez tienes alimentos gatillo que te “encantan” y que constantemente te vuelven a enviar a una larga espiral de semanas o meses de mala alimentación.

No se trata de vivir privado totalmente de brownies, chips o galletas.

Se trata de hacer una autoevaluación honesta de tu salud, hábitos e historia de peso, para tomar una decisión objetiva en cuanto a si la moderación está funcionando para ti.

Algunas personas se dan cuenta que quitando los alimentos con azúcares añadidos, refrescos o comidas rápidas, les ha cosechado enormes beneficios para la salud a largo plazo.

 

Y tú, ¿en cuáles de estos “hábitos saludables” sueles caer con frecuencia?¿Nos lo cuentas a Eva y a mi en los comentarios? ¡Gracias!

Dr. Luis Cueva, médico gastroenterólogo y blogger, y que en doctorcueva.com ayuda a resolver las intolerancias alimentarias y problemas digestivos. Promueve además los hábitos saludables para comer y sentirse mejor, pero sin dietas rígidas y dándose gustitos de vez en cuando.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies