Importancia de la vitamina D para el equilibrio hormonal

vitamina D para el equilibrio hormonal

Importancia de la vitamina D para el equilibrio hormonal

¿Eres consciente de la importancia de la vitamina D para el equilibrio hormonal? Muchas mujeres con las que empiezo a trabajar desconocen por completo la manera en la que la vitamina D puede estar influyendo en su bienestar.

Es más. La mayoría no saben muy bien de qué se trata esta vitamina y lo máximo que saben es que proviene del sol.

Hoy quiero que descubras la importancia que tiene tu nivel de vitamina D, cómo influye en tu día a día y cómo mantener el nivel que favorezca tu equilibrio hormonal.

¿Cómo y en qué influye la vitamina D?

La vitamina D tiene un papel protagonista en muchísimos procesos de nuestro cuerpo ya que su receptor está presente en la mayoría de las células y tejidos, ayudando a regular múltiples sistemas: hormonal, esquelético, gastrointestinal, nervioso y el de la piel, entre otros muchos.

La vitamina D, o mejor dicho, el déficit de vitamina D, puede verse reflejado también en problemas del sueño, de adaptación al estrés, en el rendimiento intelectual, en la concentración y la memoria.

De hecho, un estudio realizado en la universidad británica de Manchester demostró, tras analizar a 3000 personas adultas, que los niveles altos de atención y de velocidad de pensamiento estaban asociados a las personas con un correcto nivel de vitamina D.

Mientras que nuestros antepasados se pasaban la mayor parte del día al aire libre, ahora las personas nos pasamos los días en interiores con luces artificiales. Es por ello que el déficit de vitamina D no es difícil de encontrar.

Un correcto nivel de vitamina D puede ayudarte a prevenir algunas de estas enfermedades:

  • Resfriados (ten en cuenta que al afectar al nivel de tus defensas, serás más proclive a resfriarte).
  • Dolores de huesos y articulaciones (incluyendo dolores como los de espalda o cuello).
  • Enfermedades cardiovasculares, como hipertensión.
  • Depresión y enfermedades neurológicas.

Pero además de todo esto, los beneficios de mantener el nivel de vitamina D son esenciales cuando hablamos de equilibrio hormonal, ya que se ha demostrado que es capaz de reducir los anticuerpos que atacan la tiroides (anticuerpos de Hanshimoto).

En este estudio se pudo ver como después de tomar vitamina D3 durante 4 meses,  los anticuerpos disminuyeron, en el 83% de las personas del estudio, un 20,8%.

La vitamina D contribuye también en la reducción de la inflamación. Según mi experiencia, las mujeres con desequilibrios hormonales experimentan algún tipo de inflamación, por lo que un aumento de vitamina D es, además de beneficioso, una herramienta fácil y sencilla que puedes incorporar de inmediato.

Otro beneficio es el de revertir el dominio del estrógeno en nuestro organismo. Ya sabes que detrás de este desequilibrio está el síndrome premenstrual, la infertilidad, senos fibroquísticos, períodos irregulares y nódulos tiroideos, entre otros.

Test: evalúa tu nivel de vitamina D

Lee cada una de estas afirmaciones y anota con cuántas de ellas te identificas con un “sí”:

– Rara vez salgo al sol.
– Me puse protector solar antes de salir de casa.
– Mi ropa cubre la mayor parte de mi cuerpo.
– Vivo a más de 35 grados de latitud en el hemisferio norte o sur (en otras palabras, al norte de Madrid al sur de Buenos Aires)
– No tomo un suplemento de vitamina D.
– No como pescado salvaje azul (salmón, caballa, arenque, sardinas) dos o tres veces por semana.
– No como setas.
– Soy de piel oscura.
– Tengo más de 60 años.
– Tengo menos de 20 años.
– Tengo sobrepeso y tengo grasa significativa.
– Cuando presiono firmemente sobre mi esternón, duele.
– Cuando presiono firmemente en mis espinillas, duele.
– Siento menos energía y fuerza muscular de la que debería.
– Estoy deprimida.
– Tengo un trastorno autoinmune, como el de Hashimoto, Graves, Celiaco, etc.

Si has respondido a más de 3 con un sí, existe la posibilidad de que tengas un déficit de vitamina D. La mejor forma de salir de dudas es hacerte un análisis de sangre.

Cómo mantener el nivel de vitamina D para el equilibrio hormonal

vitamina D para el equilibrio hormonal

Para mantener el nivel de vitamina D tienes tres caminos: a través del sol, a través de la alimentación y a través de la suplementación.

Vitamina D a través del sol

Quiero empezar hablando del sol. Hay algo que muy pocas personas tienen en cuenta a la hora de cuidar de su salud: los químicos que entran a través de nuestra piel.

En concreto y en este caso, me estoy refiriendo a los productos químicos que incluyen los protectores solares. Estos químicos entran directamente a nuestra sangre, afectando así al nivel de estrógenos.

Diariamente nos vemos expuestos a muchos tóxicos que son disruptores endocrinos (que alteran nuestras hormonas) y xenoestrógenos (el cuerpo los percibe como estrógenos y los asimila como tales).

¿Cuál es el problema cuando hablamos de la vitamina D? Que no sabemos exponernos correctamente al sol. Los rayos de sol son la mayor fuente de vitamina D que existe, pero bloqueamos su poder con las cremas solares, movidas por ideas como el cáncer de piel o en envejecimiento.

Y efectivamente es así. Ir a la piscina y exponerte a las 2 de la tarde sin protección solar es una locura. Dañino para tu piel hoy y en el futuro.

Lo ideal sería poder exponernos una media de 15 minutos, con una exposición progresiva, en las horas más beneficiosas y todos los días… incluyendo en los días de invierno.

Todas sabemos que eso es muy complicado. Incluyendo para personas que como yo viven en una ciudad mayormente soleada. Y es que si vives en un lugar que se encuentre situado al norte del paralelo 40, durante los meses que van de octubre a marzo no generamos suficiente suministro de vitamina D. Por ejemplo, si sales un día de noviembre en Madrid a pasear con tu piel descubierta, no conseguirás ningún efecto.

En esta página web puedes calcular el tiempo de exposición que necesitarías en tu ciudad, dependiendo del día y la hora a la que salgas al sol.

Vitamina D a través de la suplementación

Durante los meses de otoño e invierno, lo recomendable es optar por un suplemento de vitamina D. Te recomiendo que entre todas las opciones, escojas la D3 ya que es mucho más efectiva para elevar los niveles en nuestra sangre.

Puedes encontrarlo en forma de gotas, comprimidos, cápsulas o perlas. Si dudas sobre qué opción escoger, déjate asesorar por un profesional.

Vitamina D y dieta prohormonal

Además del sol y de los suplementos, la alimentación es otro factor que puede ayudarte a mantener tu equilibrio hormonal.

La mala noticia es que no hay muchos alimentos que te ayuden a aumentarla de manera considerable. Aun así, los más recomendables son el salmón rojo, el aceite de hígado de bacalao y la yema de huevo.

Sin embargo, la importancia de la alimentación no es tanto aumentar y mantener tu nivel de vitamina D, sino apoyar en el proceso de eliminar el exceso de hormonas y hacer que tu sistema endocrino trabaje de forma más eficiente.

De hecho, esto es lo que me decía Ángela en nuestra última sesión del programa de coaching nutricional que hizo conmigo:

“Llegué a la primera sesión que tuvimos con unos análisis recién hechos, con un déficit de vitamina D que no veas y el ánimo por los suelos. Iba todo el día como una zombie viviente, con un desajuste hormonal que me estaba causando estragos.

Después de estas semanas con las pautas que me has dado, he conseguido recuperar la alegría, me levanto con energía, me veo súper guapa además y me siento genial al cocinar, como me has enseñado tú, como muestra de amor (hacia mí misma y hacia los demás). Solo me queda decirte: ojalá te hubiera encontrado antes…”

Ella fue una de las mujeres con las que trabajamos en el programa de coaching nutricional con una pauta prohormonal que además de alimentación incluye otros hábitos que promueven el bienestar.

Ya sabes de sobra que leer los comentarios de las personas que han trabajado conmigo es algo que me llena de amor el corazón.

Si tú también quieres apostar por tu bienestar, descubre todas las posibilidades que tienes a tu alcance. Me encantará ser la persona que camine a tu lado en este proceso de crecimiento y autoconocimiento.

¿Sabías la verdadera importancia que tiene la vitamina D para el equilibrio hormonal?

Soy Eva Bargues, te ayudo a recuperar tu energía y tu vitalidad, a mejorar tu aspecto y tu salud a través del Coaching Nutricional y de Salud. Pon FIN a tus problemas de ansiedad con la comida, a tu lucha con tu peso y a tu cansancio crónico. Me encantará ayudarte.

More Posts - Website

No hay comentarios

Escribe un comentario

*He leído y acepto la Política de privacidad: * Muchas gracias por querer comentar en mi blog :) Todos los datos de carácter personal (email, nombre y otros datos que añadas) que me proporciones rellenando este formulario serán tratados por mí, Eva Bargues Giménez, como responsable de esta web. La finalidad de recoger estos datos es para responder responder a los comentarios del blog. Si no incluyeras los datos solicitados no podré responderte ni ayudarte. Para tu información los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de ONE (proveedor de hosting) dentro de la UE. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en eva@begreenchica.com. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies